En la Asamblea Legislativa se promueve un proyecto para disminuir la carga fiscal sobre los vehículos eléctricos

 Hace 5 días

Costa Rica tiene las mejores condiciones del planeta para la movilidad eléctrica, un cambio como este contribuirá para abolir el principal ejército de contaminantes del país y nos pondrá a la cabeza de las naciones carbono neutrales.

Estos son argumentos relevantes:

En países donde se impulsa el uso de vehículos eléctricos (VE), las personas deben viajar grandes distancias para trabajar. Lo anterior pierde relevancia en nuestro pequeño territorio, donde el recorrido promedio diario es de 40 kilómetros y el 54 % de su población está concentrada en la Gran Área Metropolitana (GAM). La mayoría de VE supera 135 kilómetros con carga completa de batería, pero algunos ya recorren 380 kilómetros con una carga.

Los detractores de los VE dicen que estos no son limpios, porque la energía eléctrica para cargar baterías se genera en alto grado con combustibles fósiles. Esto es cierto para el resto del mundo, pero no para Costa Rica, que desde hace años supera el 98% de su producción eléctrica con métodos limpios y renovables.

Se dice en contra de la movilidad eléctrica que hay pocos lugares para cargar. Esto tampoco aplicaría para Costa Rica, donde la penetración eléctrica es del 99%. Esto significa que los VE pueden ser cargados en cualquier sitio donde existan terminales de 110 voltios, como los tomacorrientes de nuestras casas.

Otros aducen que no hay infraestructura pública para atender las necesidades de recarga. Esto es impreciso, porque ¡no hay mejor lugar para cargar un auto eléctrico que nuestra propia casa! Por dos grandes razones: comodidad y facilidad, pero también porque la energía eléctrica en la noche favorece nuestros bolsillos. El 70% de los dueños de vehículos tiene cochera propia.

"En embotellamientos con vehículos de combustión interna, el consumo y las emisiones aumentan. La situación cambia con los vehículos eléctricos, ya que en condiciones de embotellamiento, estos no consumen energía, por estar el motor eléctrico sin uso".

Las temperaturas extremas influyen en el rendimiento de las baterías de VE. El frío extremo como alta temperatura, disminuye la capacidad de las baterías. Además los requerimientos de energía en condiciones extremas son mayores, calefacción o aire acondicionado roban energía a la batería. Esto no aplica para el país, que goza de temperatura estable durante todo el año.

Al incrementar la velocidad del motor eléctrico, merma su eficiencia, porque en altas revoluciones enfrenta mayor resistencia. Pero el motor eléctrico a bajas revoluciones tiene máximo rendimiento y torque, porque en estas condiciones carece de resistencia contraria. Como en Costa Rica la mayoría de conducción se realiza en la GAM, con una velocidad promedio de 20 km por hora, el motor eléctrico es ideal.

Topografía ideal

En embotellamientos con vehículos de combustión interna, el consumo y las emisiones aumentan. La situación cambia con los VE, ya que en condiciones de embotellamiento, estos no consumen energía, por estar el motor eléctrico sin uso. La movilidad eléctrica se vería beneficiada de las condiciones de tránsito lento y embotellamientos como los que hay que resolver en el país.

Los VE, como aquellos con motor de combustión, consumen mucha energía o combustible al subir pendientes. Pero solo los VE recuperan gran parte de esa energía en el descenso. El motor eléctrico se transforma en generador que produce electricidad en el descenso. La energía eléctrica producida en descenso, se almacena en la batería para su posterior uso. La topografía nacional es ideal para el VE ya que permite la recarga de baterías.

Los VE aumentarán la demanda de energía, pero al corto y mediano plazo esto es favorable, ya que con la actual capacidad de generación, es posible alimentar las baterías sin necesidad de cambio. La carga nocturna favorece la industria eléctrica, porque permitirá vender energía en momentos de poca demanda. Al vender más, mejora la capacidad de amortización de las generadoras, lo que podría significar rebajas en tarifas. Para el largo plazo habrá tiempo para que la industria eléctrica responda como lo ha hecho históricamente: con modelo energético ejemplar.

En la Asamblea Legislativa se promueve un proyecto para disminuir la carga fiscal sobre los VE. El aval a esta ley traerá fortalecimiento y desarrollo para la industria energética, dinamizará el mercado interno, creará fuentes de trabajo y evitará salida de divisas.

Además, este proyecto disminuirá considerablemente los gases de efecto invernadero y nos pondrá en el sendero para alcanzar una meta verdaderamente importante, tan importante como la abolición del ejército o la declaratoria de zonas protegidas nacionales: la carbono neutralidad.