6 abril, 2014

P or mucho tiempo, los costarricenses nos hemos acostumbrado a que, en campaña, los políticos sean prolíferos en hacer afirmaciones sin fundamento, citar datos irreales, hacer promesas incumplibles y hasta repetir mentiras flagrantes, todo sin que casi nunca rindieran cuentas de lo que decían y contribuyendo a la confusión que muchas veces reina en este tipo discusiones.

Por esa razón, en esta campaña electoral, en EF decidimos, con el apoyo de la Fundación Konrad Adenauer, dar inicio a una nueva herramienta que le facilitara a los votantes confrontar las palabras de los candidatos con los hechos de la realidad. Así nació Rete al Candidato, un espacio que le ha permitido a los ciudadanos cuestionar a quienes aspiraban a la Presidencia de la República y rebatir con fundamento en datos y cifras, lo que muchos veces se dice alegremente al calor de una campaña. Sin duda, ello abrió un invaluable canal de participación ciudadana, que fue bien aprovechado por nuestros lectores. El 75% de las afirmaciones de los dos principales candidatos fueron falsas o imprecisas y 79 retos fueron publicados.

Al mismo tiempo, los candidatos y su equipo tuvieron oportunidad de responder al reto. Muy pocas veces lo hicieron, pero estamos convencidos de que esta novedosa herramienta ha obligado a los aspirantes en esta contienda a hablar con mayor seriedad, hacer evaluaciones más precisas, corroborar los datos que se aportan, alejarse de la promesa fácil y, en fin, a hacer de la práctica política algo mejor y más fructífero.

Hacia futuro, es nuestra intención que este espacio siga abierto para dar lugar a un reto permanente de las afirmaciones de los políticos, sea este el presidente, los ministros, diputados o líderes de la oposición. EF continuará invitando a los ciudadanos a que confronten lo que los actores políticos sostengan en su discurso. Esto contribuiría a que haya una mayor transparencia, un más efectivo control ciudadano y una más adecuada rendición de cuentas en sus actuaciones cotidianas.

Al igual que con el uso de las redes sociales, estas otras herramientas tecnológicas están cambiando la forma de hacer política, aquí y en prácticamente todas las partes del mundo, al hacer posible que se dé un seguimiento más actualizado, permanente, crítico y diverso del quehacer de quienes participan en política y en la función pública. Esta revolución en la forma en que nos comunicamos masivamente solo se acentuará en los años venideros y constituye un desafío del cual no podemos abstenernos. Para ser justos, sin embargo, hay que decir que no solo los políticos, sino también quienes opinan de política, muchas veces padecen del mismo mal y tan perjudicial para una sana discusión es el político que habla sin fundamento como quien abusa o usa con descuido el poder que le da el tener acceso a una audiencia multitudinaria.

Rete al Candidato ha sido una herramienta doblemente valiosa. No solo se le exige ser serio al político objeto del cuestionamiento, sino que también aquel que reta ha debido hacerlo con razones bajo el brazo. Los retos que se seleccionaron debían ser afirmaciones que pudieran ser verificadas con datos y documentos. Ha sido este un esfuerzo con resultados muy positivos, que estaremos afinando y profundizando para que el futuro sea todavía más provechoso, para bien de los electores y de la política.