29 septiembre, 2013

E l más reciente estudio RED 506, de EF, muestra que mientras el número de usuarios costarricenses de Internet y de redes sociales creció durante el último año, el uso de las redes sociales se ha empezado a moderar. Facebook tiene ahora cerca de 1 millón de usuarios, entre 12 y 75 años, en la GAM; el año anterior eran 875.000.

Sin embargo, la variación más importante se dio en el número de minutos que cada usuario dice dedicar a las redes sociales. Este número pasó de 227 minutos diarios a solo 105 minutos.

Se nota también en el estudio de este año una baja en el multitasking asociado al uso de las redes sociales. Este año, la mayoría usa las redes sociales mientras ve televisión (más que el año pasado) y mientras desayunan, almuerzan o cenan.

Esta práctica de multitasking lleva implícita un deterioro de la atención que el usuario presta a las actividades que se practican al mismo tiempo; así, al ver televisión y utilizar las redes sociales al mismo tiempo, podría asumirse que el usuario considera que la televisión no amerita su total atención durante el tiempo que dedica a esto.

A la hora de comer, este hábito puede suponer un deterioro en las relaciones personales con la gente con quien se comparten los alimentos. Dado que los compañeros durante las comidas suelen ser familiares o compañeros de trabajo, la medida en que se practique el multitasking a estas horas está socavando las relaciones familiares y laborales, lo cual no puede traer ningún resultado positivo.

Este año decreció –según este estudio realizado por Unimer para EF– el número de usuarios que ingresan a las redes sociales desde el hogar y creció el número que lo hace desde el teléfono celular.

Esta tendencia es obvia y marcada en el acceso a Internet y especialmente en el acceso a las redes.

Esto podría deberse a que las redes sociales están especialmente bien diseñadas para su utilización desde dispositivos móviles y a la necesidad de los usuarios de aprovechar los tiempos ‘muertos” de traslado desde y hacia su lugar de trabajo y estudio.

Seguramente el reciente empeoramiento del caos vial producirá un aumento en el uso de las redes desde los celulares.

Facebook ahora tiene cerca de 1 millón de usuarios en la GAM. Obviamente, el uso es inversamente proporcional a la edad. Pero el promedio de 105 minutos diarios, una reducción de más de dos horas diarias por usuario, evidencia que los usuarios están empezando a reducir la cantidad exorbitante de tiempo que estaban invirtiendo en las redes (casi cuatro horas diarias, en promedio, el año anterior) y moderando dicha inversión para evitar la sobreexposición y aprovechar mejor el tiempo.

Es de esperar que la campaña electoral de este año se desarrolle de manera significativa en las redes sociales, los usuarios son muchos y tienen muchas opiniones.

Los candidatos a la presidencia de la República y sus asesores deberán estudiar cuidadosamente la demografía de los usuarios y escuchar atentamente sus reclamos, problemas y aspiraciones, para responder en las mismas redes de manera eficaz y oportuna. En las redes, las contradicciones, las omisiones y las “pifias” se aumentarán y transmitirán más rápido que ligero. El terreno de batalla está bien demarcado.