Por:  20 febrero, 2016
 Estas son las razones por las que Uber puede coexistir
Estas son las razones por las que Uber puede coexistir

Se ha dicho mucho de Uber desde que entró a Costa Rica y, por qué no, desde que entró a otros países. Creo firmemente que para aceptar una empresa disruptiva como Uber es necesario mirarla a través de los ojos de la competitividad y las estrategias de negocios y no, como se está haciendo, dentro de un marco de legalidad que fue previsto para modelos de negocios tradicionales.

La competencia hoy en día es mucho más dinámica que hace mas de cinco años. Las empresas pueden hoy en día mitigar muchos de sus costos, ya sea mediante contrataciones remotas o plataformas tecnológicas como ha sucedido en casos como Airbnb, Uber, etc., brindando no solo un precio menor sino y, más importante aún, un agregado diferenciable. Esto es importante: entre más competencia, más oportunidades.

Lo que se ha dejado de entender, quizá por parte del Gobierno y también por el transporte público, es que la competencia no implica destruirse uno al otro, sino más bien, significa cooperación. Roger Enrico, retirado CEO de Pepsi, dijo alguna vez: “Entre más exitosos son ellos (Coca Cola), más listos debemos ser nosotros. Si la Coca Cola no existiera, rezaríamos para que alguien la inventara”.

 Estas son las razones por las que Uber puede coexistir
Estas son las razones por las que Uber puede coexistir

La rivalidad entre dos empresas debe entenderse como una batalla continua sin sangre. La productividad de las empresas descansa en como compiten y en si esta competencia es altamente motivante.

La presión social amplifica esta competencia porque obliga a los empresarios a hacer cosas mejores que sus rivales, presión que viene usualmente de consumidores sofisticados y mejor educados en sus gustos y lo que quieren recibir de un producto o servicio. Michael Blanding dijo con mucho acierto que “(las compañías) disruptivas venden lo que los consumidores quieren y dejan que los competidores vendan lo que los consumidores no quieren”.

Veamos esto de forma práctica: desde la llegada de Uber, el sector transporte en Costa Rica ha buscado nuevas maneras de ser más competitivo, de atraer más clientes, de mejorar su servicio. Hoy en día vemos varias aplicaciones móviles que permiten pagos por tarjeta, que brindan información del taxi, el tiempo de llegada, la tarifa esperada por trayecto deseado, etc. Aún mejor para ese sector, es que toda esa información permitirá incluso conocer con más certeza donde está su mercado meta y ahí, en ese nicho, están las ganancias.

¿Qué papel juega el Gobierno?

Ellos tienen un nuevo rol que jugar. Deben crear una serie de reglas de competencia, permitiendo que la productividad y la innovación conduzcan el éxito de la economía en Costa Rica. Esto va más allá de las “políticas industriales”. La políticas industriales escogen una industria “deseable” e intervienen, ya sea mediante subsidios o restricciones para, por ejemplo, favorecer a empresas locales.

Líderes de empresas, gobierno, instituciones y universidades deben jugar un papel en estas nuevas economías competitivas. Existe una dependencia mutua y una responsabilidad colectiva de crear las condiciones para una competencia productiva. Esto necesitará, especialmente del sector más tradicional, un pensamiento fresco y la voluntad de abandonar categorías tradicionales que llevan el pensamiento sobre quién debe hacer qué en la economía.

Cinco razones

¿Por que Uber debe existir? Hay cinco razones por las que la competencia es importante para cualquier negocio y sus consumidores:

1. Innovación: si una empresa es el único jugador en un campo, nunca llegará a mejorar. La competencia empuja el cambio que hará que su empresa se distinga del resto.

2. Servicio al cliente: cuando la competencia ofrece un producto o servicio similar, es necesario prestar atención a la calidad del servicio para generar clientes leales.

3. Mercado: la competencia hará que se identifique mejor el grupo meta, así logrará proveer mejor a sus consumidores.

4. Educación: mirar lo que la competencia hace enseña mucho acerca de cómo manejar el negocio. Sus prácticas le dará información valiosa sobre el estado del mercado, lo que funciona y no funciona.

5. Colaboración: Se han visto startups que han trabajado con la competencia y les ha ido increíblemente bien a ambos.