Si de la teoría y las palabras no se pasa a un plan de acción concreto con fechas específicas, responsables y seguimiento, el acto y el documento no pasa ser más que un nuevo saludo a la bandera

Por:  24 febrero, 2016
Gerardo Corrales fue gerente general del BAC San José.
Gerardo Corrales fue gerente general del BAC San José.

Este martes 23 de febrero, tuve la oportunidad de estar presente en la celebración del Día Nacional de la Empresa Privada. Fui Director de Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones de Empresa Privada (Uccaep) por más de 10 años y me consta el esfuerzo, pasión y dedicación que le ponen los empresarios a esta actividad.

Aparte de empresarios, se invita al señor Presidente de la República, ministros y diputados de todas las fracciones políticas. Se estila entregarle al Presidente un Decálogo de Propuestas o iniciativas para fomentar más inversión, crecimiento y empleo.

Al margen, me llamó la atención no ver, en esta oportunidad, en la mesa principal al Ministro de Hacienda, Helio Fallas, pero espero como ciudadano que esa ausencia no tenga ningún mensaje intrínseco.

En resumen, las 10 acciones son: Reforma del Estado; dar seguridad jurídica a las inversiones; fortalecer el sistema de Seguridad Social; impulsar la construcción de infraestructura pública; modernización del mercado energético; propiciar la mejora del talento humano; promover una política de Estado sobre empleo; eliminar los trámites innecesarios y la regulación ineficiente; seguridad ciudadana, y compatibilizar crecimiento y estabilidad economica.

Como todos los años, el señor Presidente tomó nota y hubo un acto muy lindo protocolario de entrega del Decálogo. Reconozco el esfuerzo de la logística y el momento agradable que pasamos.

Sin embargo, como desempleado, me pregunto: ¿y ahora qué? Es obvio por mi experiencia que, si de la teoría y las palabras no se pasa a un plan de acción concreto con fechas específicas, responsables y seguimiento, el acto y el documento no pasa ser más que un nuevo saludo a la bandera.

Mientras tanto, el desempleo en el quintil más pobre de la población supera el 22%, la pobreza supera el 20%, el déficit fiscal sigue creciendo y seguimos perdiendo competitividad con un estado pesado e ineficiente.

En el Incae me enseñaron que el reto de la gestión administrativa moderna es la "ejecución" y eso requiere liderazgo, negociación, alineamiento, trabajo en equipo, pasión y una sola visión país.

Ruego a Dios que ilumine al señor Presidente, a los diputados, sindicatos, ministros y empresarios para que tengan la madurez y sapiencia para ceder a intereses particulares y gremiales en favor de un acuerdo nacional para salvar a este lindo país de la catástrofe económica.

O lo hacemos nosotros, o la economía se encargará de realizar sus ajustes con costos sociales y empresariales inmensos.

Caso contrario, de nuevo, el Decálogo no pasará más alla del archivo de otro Presidente de la República.

* Gerardo Corrales fue gerente general del BAC San José. También directivo de la Uccaep y expresidente de la Asociación Bancaria Costarricense.