Por: Víctor Morales* 12 junio, 2016
 La ciberseguridad exige crear nuevas capacidades en Costa Rica
La ciberseguridad exige crear nuevas capacidades en Costa Rica

El reporte Emerging Cyber Threats 2016, elaborado por el Instituto de Tecnologia de Georgia (Georgia Tech), alerta a los países sobre la urgencia de implementar acciones para garantizar la seguridad y la privacidad de la información en el ámbito público y privado.

Precisamente, tres tendencias –que destacan en la nueva edición del informe– están impulsando a los países más avanzados en tecnologías digitales a desarrollar políticas públicas, estimular la colaboración academia-industria e invertir en investigación en este campo.

La primera es que los consumidores continúan perdiendo privacidad con el uso smartphones , tablets , wearables y la misma web, que facilitan rastrear sus comportamientos y hábitos de consumo de manera más exacta, en tiempo real y durante lapsos importantes de tiempo.

Las huellas que van dejando los usuarios de esos dispositivos en Internet se han convertido en lingotes de oro para las compañías.

El uso de técnicas sofisticadas de recolección y análisis de big data transforma esos datos en insumos para mejorar los procesos de negocios y la atención al cliente, diseñar nuevos productos e identificar potenciales clientes y mercados.

El estudio de Georgia Tech advierte que los consumidores desafortunadamente tienen pocas opciones para limitar esa exposición y además desconocen qué información se está recopilando y el uso que se hace de ella.

Este panorama hace necesario avanzar en un debate equilibrado que permita el desarrollo de políticas para asegurar la privacidad de los usuarios, sin detener el desarrollo y aprovechamiento de las tecnologías digitales por parte de las empresas.

Una segunda tendencia es el crecimiento exponencial del Internet de las cosas (IoT) que aumenta las posibilidades de ciberataques hacia personas, empresas e instituciones.

Se trata de entre 25 y 50 billones de aparatos que hablarán entre sí para el 2020 y que incluirán desde objetos de uso personal (como máquinas para hacer ejercicio y electrodomésticos) hasta plantas industriales y eléctricas, sistemas de seguridad y servicios de salud, transporte y comunicaciones.

A esto se une que los servicios en la nube se han convertido en una práctica de negocios estándar, al igual que el uso de dispositivos móviles de uso personal dentro de los sistemas de las empresas.

Es así que este vertiginoso e irreversible desarrollo de la economía digital viene acompañado también de grandes amenazas para los sistemas de información públicos y privados, los usuarios y los mismos datos.

Es un escenario que exige capital humano con capacidad para responder al acelerado avance de la tecnología y las nuevas tendencias. Profesionales que hoy son escasos.

Falta personal

Empresas y gobiernos de grandes economías líderes en innovación y desarrollo, como Estados Unidos y el Reino Unido, ya reportan déficit importantes de especialistas en ciberseguridad.

El International Information Systems Security Certification Consortium proyecta que habrá un faltante de 1,5 millones de trabajadores a nivel global en el campo de la seguridad informática para el 2020.

Esta demanda de talento humano abre grandes oportunidades para Costa Rica, pero a su vez exige que las autoridades de gobierno y la académica actúen de manera rápida y eficiente para aprovechar el escenario.

De hecho, el artículo titulado “Innovación transforma los centros de servicios”, publicado por EF en mayo pasado, ya evidencia que la ciberseguridad es una veta para la atracción de inversión extranjera directa en el sector de servicios.

Ejemplo de ello es la Unidad de Ciberseguridad que IBM estableció en el país y que es la segunda más grande de la operación global de la compañía tecnológica.

Precisamente, con el objetivo de responder a esta demanda de talento humano, el Centro para la Productividad del Georgia Tech- Costa Rica y la Coalición Costarricense de Desarrollo (Cinde) trabajan en la creación de un centro para la formación y especialización en ciberseguridad.

El proyecto –que está en etapa temprana de desarrollo– será un espacio para la transferencia de conocimiento de vanguardia. Conectará al país con los profesores e investigadores de Georgia Tech involucrados en el desarrollo de las nuevas tecnologías para la prevención de ciberataques, códigos seguros y automatización de servicios.

Con este programa, esperamos contribuir con la competitividad de Costa Rica al brindar conocimiento, herramientas y tecnologías de punta a las empresas e instituciones que requieran formar talento humano en las mejores prácticas mundiales de ciberseguridad.

*Gerente general / Centro para la Productividad de Georgia Tech - Costa Rica