Por:  9 julio, 2016
 Las perspectivas de integración en la Alianza del Pacífico
Las perspectivas de integración en la Alianza del Pacífico

El debate público sobre las oportunidades y riesgos de participar en la Alianza del Pacífico está en pañales.

A hoy, la atención se ha dirigido a la reducción de aranceles en bienes y el sentido o no para Costa Rica, de ir más allá de lo negociado en sus tratados de libre comercio con Chile, Colombia, México y Perú, los cuatro países integrantes de la Alianza. Pero hay un lado menos conocido de esta iniciativa que debe valorarse con profundidad: su propuesta de integración económica.

Costa Rica participa en la integración económica de Centroamérica desde 1963. La decisión de participar fue difícil. Había, como con la Alianza, razones y sectores en favor y en contra. Hoy es difícil imaginar a Costa Rica desintegrada de Centroamérica, pese a los enormes retos que ha representado, representa y seguirá representando el proceso.

La integración profunda, como la propone la Alianza del Pacífico, no difiere mucho de la ambición manifiesta por Centroamérica en los documentos de su integración. Sí difiere profundamente en cuanto a su forma de implementarse y los tiempos. Los 122 órganos que hoy sabemos forman el laberinto de la integración centroamericana no existen en la Alianza.

Esta última opera con “cero” burocracia, pues sustenta su gestión en órganos ad hoc , en foros público-privados donde la iniciativa y la gestión se comparte entre los participantes.

Los gobiernos de los países sufragan los costos de estudios y gestionan cooperación técnica para que el proceso opere, tanto con organismos multilaterales como con muchos de los 49 países observadores.

Una amplia integración

Las ventanillas de trámites de exportación han sido integradas en los primeros cinco años de funcionamiento de la Alianza. Recientemente, se reconoció la validez de la firma electrónica en las operaciones de comercio exterior, lo que facilitará el intercambio de documentos digitales, en tiempo real, y dando con ello enorme ventaja a los procesos de comercio de materias primas entre los países miembros de la iniciativa. Las autoridades de sanidad animal y vegetal trabajan conjuntamente y se han propuesto que, para finales de 2016, tendrán digitalizados los certificados fitosanitarios y zoosanitarios intra Alianza y analizan, además, la simplificación de los procedimientos relacionados.

Sus miembros trabajan también en la equivalencia de la reglamentación técnica aplicable a los productos, como es el caso de cosméticos y productos farmacéuticos, lo que reduce costos y trámites para las empresas. Así, exportar entre los países se reduce prácticamente a una transacción comercial similar a vender adentro del mismo país. Producir un bien en Punta Arenas (ciudad más austral de Chile) y venderlo en Tijuana (la ciudad más al norte de México), distantes a más de 12.000 kilómetros en línea recta, resultaría igual que producir un producto en Zarcero y venderlo en Naranjo, distantes a unos pocos kilómetros.

La Alianza también se ha convertido en uno de los foros de emprendimiento e innovación más importantes de América Latina. Como parte de su Agenda Público-Privada en innovación, los países alcanzaron un acuerdo para que a través de una red de incubadoras/aceleradoras de negocios se apoye a los emprendedores y con ello, se fortalezca un ecosistema de innovación competitivo.

Los cuatro socios de este bloque trabajan con los operadores de telefonía móvil de sus países, en un proyecto para disminuir al mínimo posible los cargos de llamadas de larga distancia entre los países de la Alianza y eliminar los cargos de roaming de datos, abaratando significativamente las comunicaciones para las personas y los negocios.

Con casi 10 millones de pymes en la Alianza, los países trabajan en una política para que puedan, eficazmente, disponer de su mercado común, tal como se indicó antes, pero además, homologando reglas para préstamos o para levantar capital de riesgo, todo indistintamente en los cuatro países. Abrir una empresa tarda dos horas, proceso 100% digital, no importa en cuál de los países se quiera establecer.

Las reglas se construyen conforme los problemas y las oportunidades se presentan. Es por ello que resulta importante seguir de cerca este proceso y comprender la implementación del modelo de integración que promueve este interesante mercado.