TECNOLOGÍA

Advanced, un emprendimiento social que busca alternativas de comunicación para sordos

Un grupo de jóvenes universitarios desarrollaron la idea de un servicio de videollamadas que conecta a las personas sordas con oyentes



  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

En un aula universitaria,  Ana Ruth Villarreal, Natalia Salas, Olga Álvarez y Daniel Gorem se encontraron por casualidad.

Todos ellos habían estudiado otra carrera o estaban especializándose en otra disciplina, aparte de estar ahora matriculados en Administración de Empresas en la Universidad de Costa Rica (UCR).

Hicieron un grupo y el profesor les pidió que crearan una empresa que resolviera un problema de la sociedad o generara dinero. ¿Qué harían?

“Nos llamó mucho la atención que una de nuestras compañeras de grupo era sorda, y asistía a clases acompañada de un intérprete de Lesco que le daba la universidad”, comentó Ana Ruth Villareal, una de las integrantes.

Fue así como nació la idea de Advanced, un servicio de videollamadas, a través de Internet, para que las personas sordas se comuniquen con oyentes.

“La persona sorda entra a una plataforma similar a Skype, registra sus datos y luego hace una videollamada que será atendida por un intérprete de señas”, explica Villareal sobre el emprendimiento que está en fase de desarrollo.

Facilitar la comunicación.

“Queremos brindar opciones para que las personas sordas accedan realmente al derecho de comunicación”, afirma Villareal.

Con esta iniciativa, las personas sordas se comunicarían con un intérprete de Lesco (que trabajaría para el emprendimiento) y podrían pedirle, por ejemplo, que se comunique con una oficina pública, el servicio express de un restaurante, cualquier centro de servicio o algún familiar, agrega la joven.

Luego, el intérprete llamaría al destinatario por teléfono, mientras la persona sorda aguarda en la videollamada, y ejercería la función de intermediario en la llamada entre la persona sorda y el oyente.

“Así la comunicación se haría en tiempo real, la persona sorda podrá estar totalmente segura que el mensaje que envió, está siendo recibida por el receptor, con la tonalidad que quiere”, asevera Villareal.

Este esquema de trabajo fue inspirado en un servicio que existe en Estados Unidos pero adecuado a las necesidades y características tecnológicas de Costa Rica.

El proyecto le da una gran importancia a la fidelidad del mensaje, pues se desea asegurar que los receptores reciban el mensaje de las personas sordas con la misma tonalidad, ya sea felices o enojados, con que fue confeccionado.

Un inicio poco alentador.

La primera vez que presentaron la idea a una gran audiencia, durante una feria de emprendimiento en la UCR, el grupo fue calificado bien, pero los jueces les dijeron que no generaría réditos por lo que les dieron una mención honorífica, recuerda Villareal.

“Estábamos un poco desmotivados, pero una de las juezas nos recomendó que nos metiéramos al concurso Yo Emprendedor. Después de pasar una serie de etapas, nos dimos cuenta que otras personas también estaban haciendo emprendimientos sociales. Eso nos alentó mucho”, cuenta la joven.

Participando en la competencia Yo Emprendedor, los jóvenes dicen que ‘aterrizaron’ mejor la idea. Corrigieron el análisis financiero, de modo que la idea fuera factible y sostenible económicamente.

Por el potencial aporte a mejorar la calidad de vida de las personas sordas, los jueces de Yo Emprendedor nombraron a Advanced ganador en las categorías “Emprendimiento social” y “Mujeres Emprendedoras”.

El proyecto fue galardonado con $2.000, una afiliación por un año a la Asociación Empresarial para el Desarrollo (AED), además de asesorías legales, en comunicación y negocios.

“Nos encantaría ver la idea concretarse. Este año queremos cerrar con una propuesta precisa, con la planificación y estructura listas para ponerlo en marcha”, concluye Villareal.