METODOLOGÍA

Aprenda a calcular el costo de su producto y garantice su ganancia

El precio de su producto depende de muchos elementos, por lo que antes de fijarlo, investigue el mercado y la competencia


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

El costo de un producto es siempre un asunto determinante. Hay quienes están por iniciar su negocio y tienen dudas acerca de cómo calcularlo, pero también hay quienes ya tienen cierto camino recorrido en él pero aun buscan como ajustarlo.

Para Roberto Mendoza, profesor de Control y Gerencia de Costos del INCAE es fundamental hacer una revisión periódica de la forma y los elementos que se incluyen en este cálculo.

Lo primero que debe tenerse en cuenta a la hora de iniciar los cálculos es que el producto o servicio que queremos colocar en el mercado contiene varios y diferentes costos agregados que, por desconocimiento, solemos no sumar. Es decir, se olvidan con facilidad.

“La elaboración de cualquier producto o servicio consume recursos y estos deben ser asignados al costo. Hay que pensar también en el tiempo de la persona que lo elabora, el sitio de trabajo si hay que construirlo o si hay que pagar un alquiler, en los materiales”, explica Mendoza.

 “Casi siempre en los procesos de producción se desarrollan una serie de actividades que a su vez consumen recursos. Hay que identificarlos y contabilizarlos también”, agregó.

Si está por iniciar su negocio, la primera recomendación es hacer una investigación de mercado relacionada con el producto que quiere vender. En ella debe observar los productos de la competencia, de lo que hacen e inclusive debe revisar productos que puedan ser sustitutivos de su producto.

“Hay que conocer cuáles son los precios, cómo distribuyen el producto si les dan crédito o no, el precio para minoristas y mayorías, saber la línea de distribución. Por más barato que sea el producto sea si lo venden en el supermercado más alejado o incómodo no se venderá. Hay que competir con claridad y precisión para garantizarse el éxito”, señaló Mendoza.

Pero no solo los empresarios novatos deben vigilar el precio de sus productos, también quienes ya tienen un negocio establecido deben hacer revisiones que les permitan asegurar no solo márgenes de ganancia y un precio que compita en el mercado.

Si el costo ya se ha establecido, el empresario no debe olvidar la revisión del margen que deben obtener para ser rentables. “Este porcentaje se fija una al tener conocimiento de que el mercado puede pagar cierto precio. Si el precio que se puede cobrar al mercado supera los costos habrá margen de ganancia pero si resulta ser más bajo que lo que se requiere habrán pérdidas”, dijo Mendoza.