EDUCACIÓN ASISTIDA CON ANIMALES

Aula-Pet impulsa relación de niños y perros con fines educativos

Emprendimiento fue galardonado en la categoría social de la competencia de negocios Yo Emprendedor.


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Un accidente sucedido hace alrededor de tres años llevó a que –sin proponérselo inicialmente– la emprendedora Xinia Jiménez Cascante fundara la empresa Aula-Pet, que promueve la interrelación entre perros y niños con fines educativos.

Mientras bajaba las gradas para ir a una reunión de trabajo, Jiménez sufrió una caída que afectó su columna, lo que le causa dolores muy fuertes.

Tuvo que realizar varias terapias que le generaban mucho malestar. Entonces ella pensó que tal vez existía alguna terapia con animales que le ayudara a mermar su dolencia.

Investigó y se encontró con una organización en el país, que no necesariamente ayuda a remediar su mal, pero que ofrece soporte a niños con autismo y parálisis cerebral, a adultos mayores y a menores con enfermedades terminales a través de la terapia con perros.

Fue así como Jiménez –quien estudió educación preescolar y administración de empresas– decidió convertirse en voluntaria de la organización, denominada Asociación Costarricense de Terapia Asistida con Mascotas (Acoteama).

LEA MÁS: Estas son las siete startups ganadoras de Yo Emprendedor

La emprendedora asegura que, si bien los dolores no han desaparecido pues son crónicos, el haberse involucrado en la organización y el trabajar con perros le ayudó mucho emocionalmente.

“Cuando uno tiene una lesión de este tipo padece de mucho dolor y el participar en las terapias y ayudar a los niños hizo que me olvidara de mi dolor para ayudar a los demás", aseguró.

Jiménez contó que cuando está con el perro en la terapia con los niños inmediatamente baja la tensión. "Uno respira mejor, el cuerpo se oxigena, pensás más claro, uno empieza a sentirse menos tenso”, aseguró.

Tras ser certificada para dar terapia con animales, Jiménez debía realizar un proyecto de investigación. Inspirada en el trabajo que realizan en Acoteama, decidió fundar este año su propio emprendimiento social.

Sin embargo, este va a tener un enfoque diferente: se trabajará con todo tipo de niños (entre seis y 12 años) y su plan es ofrecer el servicio de forma gratuita a las escuelas públicas del país.

¿Qué es lo que se hace exactamente? Se realizan dinámicas entre los niños y perros entrenados, en las que los menores juegan y comparten con el perro. El emprendimiento ya ha trabajado con un centro educativo situado en Pérez Zeledón.

“Siempre se trabaja con un perro entrenado que ha sido totalmente evaluado para trabajar con un niño. Tiene que tener un temperamento estable, ser un perro muy confiable, un perro muy predecible”, detalló.

De acuerdo con Jiménez, con esta metodología de educación asistida con animales, los niños aprenden de liderazgo, compasión, trabajo en equipo y, al interactuar con los canes, ello les permite concentrarse, así como relajarse.

El proyecto –que iniciará plenamente el próximo año- se financiará con el otorgamiento del servicio a empresas y a escuelas privadas, a las que se les cobraría un monto por la sesión en la que los participantes pueden interactuar con los perros.

Con el dinero que se perciba, se podrá brindar el servicio gratuitamente a las escuelas públicas.

Además, se sostendría con donaciones de empresarios –especialmente aquellos interesados en temas de responsabilidad social– y con la realización de talleres.

Aula-Pet participó recientemente en la competencia de negocios Yo Emprendedor y fue galardonado con el premio en la categoría social.

La educadora espera que este reconocimiento impulse el negocio, a través del apoyo de inversionistas, de forma tal que pueda cumplirse más prontamente su función social.

EF 20 aniversario