EXPORTACIONES

¿Quiere exportar a China? Aspectos que debe conocer su pyme

Los chinos cada vez más buscan productos de calidad, saludables, seguros, orgánicos y con individualidad, sumado a que crece la influencia occidental, especialmente sobre los jóvenes.


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

El Tratado de Libre Comercio entre Costa Rica y China abrió las puertas para que las empresas –incluidas las pymes- puedan exportar una amplia gama de productos sin pagar aranceles a esta nación asiática. El acuerdo comercial entró en vigencia en el 2011.

Productos como el jugo de naranja congelado, camarones, flores, cacao, chocolates, palmito, ron, bolsos y valijas de cuero, carne de res, cerdo y pollo, melón, sandía, entre otros, pueden entrar libremente.

Pero, ¿qué es importante hacer y tomar en cuenta antes de decidir introducirse a este mercado?

Juan Carlos Martínez, exdirector de la Promotora del Comercio Exterior en China, explicó que –aunque es un solo país– esa nación tiene dimensiones continentales.

¿Qué significa esto?  Que es muy diverso: hay 56 etnias reconocidas, diferentes climas, distintos niveles de desarrollo y, en consecuencia, posee un mercado dinámico muy grande.

Por ello, se debe planear toda una estrategia a largo plazo para ingresar, donde se debe tener claro en qué nichos y ciudades enfocarse, así como contar con toda la logística necesaria.

No es algo que podrá hacerse de la noche a la mañana, sino que tomará tiempo y un amplio análisis.

Martínez recomendó incluso visitar China y empaparse de su cultura y ver cómo se hacen las cosas allá.

Cambios en el consumo

¿Qué características generales tiene los consumidores chinos?

Según Martínez, cada vez más está aumentando el consumo de productos de lujo, gourmet y diferenciados.

Ha habido un incremento en el consumo de carne y, a su vez, la búsqueda de productos de calidad, saludables, seguros, orgánicos y con individualidad.

La influencia de la cultura occidental hace que los chinos compartan muchos gustos y costumbres de esa región, especialmente las personas más jóvenes.

Por otra parte, la política de un solo hijo en el país asiático hace que los padres quieran satisfacer todas las necesidades de ese hijo único, a quien Martínez se refirió como “pequeños emperadores”.

A raíz de esta misma política, se proyecta que en el 2020 aproximadamente un 40% de la población china tendrá más de 50 años, por lo que se pueden explorar mercados para satisfacer las necesidades de este sector de la población.

Martínez recomendó investigar mucho y preguntarse: ¿qué puedo hacer por China?

Además, hay que focalizarse geográficamente, por cliente y canal, e identificar a potenciales socios que facilitarán el comercio hacia este país.

Algunos productos con potencial son la carne de res, pollo y cerdo, el pescado y los crustáceos, la leche, la madera, la cerveza y los licores, los cables y materiales eléctricos, los jugos y las preparaciones de frutas, entre otros.

El consultor concluyó diciendo que, al pensar entrar a China a llevar un producto o servicio, se debe ser creativo, pensar ‘fuera de la caja’, ser innovador y flexible, pues hay otros países de la región latinoamericana –como Chile y Perú– que también tienen tratados con China, lo cual hace que la competencia sea mayor.