Conpymes mostró a empresarios siete pasos para acelerar presencia en redes sociales

Con siete pasos simples, el experto de Unimer Digital, Mauricio Fallas, mostró a los presentes en el congreso internacional Conpymes, la manera en que una pyme debe ingresar o mejorar su presencia en las redes sociales.

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Desde el paso inicial de investigar el mercado meta, hasta el final que es estar preparados para una eventual crisis, el experto de la firma Unimer Digital, Mauricio Fallas, se ganó a los asistentes al congreso internacional Conpymes, al explicar pasos claros y sencillos que contribuirán a que una pyme ingrese al mundo de las redes sociales o mejore su presencia en ella, como una herramienta para acelerar su crecimiento.

En una presentación dinámica y con mucha información, Fallas detalló cada paso:

-Investigar: que es básicamente conocer el mercado meta de nuestra empresa. Unimer Digital decidió hacerlo antes de ingresar a las redes sociales y encontró que la mayoría del público que querían como objetivo estaba en Facebook, y que además se conectaban sobre todo de noche y dedicaban al menos 78 minutos cada día a esa red.

“Creamos una forma de investigar en las redes sociales”, resaltó Fallas, para destacar que la importancia de estos nuevos medios radica en que “estas redes sociales se están interponiendo en el espacio que dedicamos a otros medios, como la televisión”.

Los estudios de Unimer Digital han encontrado que del 2011 al 2012, los únicos medios que reportaron crecimiento fueron internet y la telefonía móvil, y que las personas que se conectan a las redes, además realizan 3,73 acciones más de forma simultánea, una de las más comunes es ver televisión al mismo tiempo que se utiliza la computadora o el celular.

-Elegir la red social: en el caso de Costa Rica parece tarea simple. Las investigaciones demuestran que Facebook es la red por excelencia. Incluso Fallas preguntó a los empresarios presentes en el Conpymes cuántos tienen página en esa red, y fueron la mayoría.

Otra de las características a tomar en consideración, es conocer a quiénes voy a apuntar  en Facebook. Para esto, el experto comentó que tienen tres segmentos diferenciados, uno de los 12 a 34 años de edad que están digitalizados, otro que está entre 25 a 44 años pero que están en una etapa temprana para digitalizarse y, el que está en un periodo tardío, de los 35 a 75 años.

Para Fallas, al escoger una red social, una pyme también debe definir adónde orientará sus esfuerzos. “En el país tenemos 875.000 usuarios en redes, de esos, un 23% pasa más de seis horas al día en las redes; unos 689.000 dicen accesar entre la tarde y la noche. Eso nos da pistas sobre cómo administrarlas”, dijo, para luego explicar que hay diferentes maneras a anunciarse en Facebook y que una de las cosas a tomar en cuenta es que no todas permiten que ese contenido se vea también en los teléfonos celulares, como sucede con un banner tradicional.

-Segmentar: este paso es vital para la toma de decisiones y se puede realizar de mil maneras, ya que se puede agrupar a las personas por edades, por geográficas e incluso por afinidades. Para ilustrarlo, Fallas recurrió a un ejemplo como lo sería la pyme Presto Mensajería, participante en el Conpymes.

“Si Presto quiere aumentar su número de seguidores, no se va a dirigir a todos los miles que hay en el país, sino que puede definir que solo buscará pymes en el área metropolitana, que son su mercado meta. Y, de los que encuentre con esas características, incluso puede segmentar más entre los que han dado like a las páginas de El Financiero y de Pymes de Costa Rica, que son muy populares entre las pequeñas y medianas empresas. Con eso, el resultado serían 24.000 personas, y es ahí donde debo anunciarme”, explicó.

-Creatividad: ¿qué es un meme?, cuestionó Fallas. Pocos en el público de Conpymes lograron responder. Un meme es una palabra que se usa para definir conceptos que se difunden por internet. Para comprenderlo mejor, recurra a alguno de los adolescentes de su familia, que sabrá mostrarle de qué se trata, pues los jóvenes son los más asiduos usuarios de memes.

Fallas aseguró que, bien usados, se pueden “viralizar” (volverse sumamente populares y compartidos en las redes) y pueden contribuir a una marca, como sucedió en el caso del Patronato Nacional de la Infancia (Pani), a la que Unimer hizo una campaña orientada a menores de edad y para la cual utilizó ese recurso, promoviendo la educación, concientización y al mismo tiempo entretenimiento y derivando en un aumento de las consultas al Pani.

- Imagen Virtual: esto significa invertir en diseño. “Una imagen determina y ayuda a competir”, resaltó el especialista, al comentar que la importancia o trayectoria de una marca, de pronto puede tener poco peso en Facebook, lo que equipara el espacio entre grandes y pequeñas empresas, todas pueden competir, y lo harán aún mejor si son atractivas visualmente.

El secreto, consideró Fallas, es poder adaptarse continuamente al cambio. Lo que es hoy popular, puede que mañana no y por eso tampoco es recomendable amarrarse a un logo, o similares, con la idea de que no variarán en mucho tiempo.

-Generación de contenido: aquí se habla del “community manager”, que según Fallas, nunca, nunca debe ser el dueño de la empresa. Indicó que como carrera esta especialidad no existe en el país, pero si se ofrecen cursos, entonces una pyme podría definir quién en la empresa se dedicará a las redes y mandar a esa persona a capacitación, si es que aún no necesita una persona específica o no tiene recursos para pagar a alguien que se dedique solo a eso.

“Esa persona actuará como la voz y los oídos de la empresa en la comunidad. Y para hacerlo bien hay cinco reglas de oro: escuchar, participar, asumir, ayudar y adaptar”, puntualizó.

El escuchar y participar implica no solo estar en la página propia, sino monitorear muchas otras, con el fin de conocer qué se dice de nuestra empresa, mientras que asumir tiene que ver con aceptar las críticas, porque son parte del proceso de aprendizaje. Ayudar, porque así iremos conociendo las virtudes y defectos de nuestro producto o servicios y al final, siempre estar dispuestos a adaptar nuestros contenidos y estrategias, porque todo cambia.

-Crisis: este último punto tiene relación con el anterior, ya que se debe asumir lo negativo que pueda surgir, sobre todo las quejas y críticas y, con ellas, adaptar lo que producimos. Para Fallas, el monitoreo es vital, porque es lo que nos permitirá enterarnos de qué se dice y así prevenir una eventual crisis.

“Algo que ayuda es establecer claramente en nuestra página las políticas de convivencia, porque al tenerlas claras, si alguien viola una norma y se le borra el comentario, no tendrá razón de quejarse”, concluyó.

Fallas fue uno de los expositores del 4to Conpymes, que también presentó al mexicano Moisés Carbajal, director de la red de aceleradoras del Tecnológico de Monterrey, con quien Pymes El Financiero tuvo una entrevista y publicó una amplia nota sobre su conocimiento acerca de la aceleración empresarial.

Este viernes, Carbajal reiteró ante el auditorio que ciertamente todo empieza con el emprendimiento, que es cuando se deben estructurar las ideas y se escoge ya sea un plan, un modelo de negocios o alguna otra de las tendencias para iniciar.

Luego, sigue el proceso de incubación, al menos bajo la metodología que se aplica en el Tecnológico y al terminar, la empresa está lista para operar.

Sin embargo, cuando una pymes empieza a mostrar fuertes crecimientos, ”enfrenta retos inesperados, como la falta de capital de trabajo, falta de esquemas de delegación efectiva, falta de estrategias planeadas de crecimiento, falta de continuidad en ventas y otras”, indicó Carbajal.

En estos casos, que usualmente suceden en empresas pequeñas y medianas con ritmos de crecimiento anual del 20% o más, el Tecnológico aplica un diagnóstico profundo para determinar dónde estarían las trabas para esa compañía, dónde debe reforzar y todo con la meta de aumentar ventas en un 20% y los puestos de trabajo al menos en seis nuevos, luego de finalizado el proceso de aceleración que, en el caso de esa universidad, no es gratuito, sino que tiene un costo de $10.000, donde la mitad es asumida por el gobierno.

Conpymes se realizó este viernes en el hotel Wyndham Herradura con la asistencia de unas 500 personas, que además disfrutaron una feria comercial en la que unas 50 pymes expusieron sus productos y servicios.