IDEAS

Consolide un negocio a través de una idea que beneficia a muchos

Un emprendimiento social puede convertirse en un negocio exitoso si cumple con tres requisitos fundamentales: innovación, sostenibilidad y por supuesto un objetivo que ayude a un determinado grupo.


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Muchas veces algunas ideas que tienen como objetivo ayudar a un sector específico de una comunidad o a un sector específico de personas como niños o ancianos, pueden convertirse en algo que va mucho más allá de ser una idea solidaria, pueden transformarse también en un negocio.

Los emprendimientos sociales son una forma novedosa de consolidar una empresa, abriendo el lente y ayudando a más personas que a los colaboradores cercanos, según explica Jerico Camino, Director de Emprendedurismo Joven de la Universidad Latinoamericana de Ciencia y Tecnología (ULACIT).

"Muchas veces las personas que se interesan o buscan crear un negocio no toman en cuenta que el valor social incluye valor económico pero también incluye otras características importantes como el empoderamiento social, el acercamiento con la comunidad y el crecimiento simultáneo de la sociedad y la empresa. Pero también este tipo de emprendimientos genera las condiciones para construir espacios de innovación social que sin dudan traen consigo la satisfacción de necesidades humanas", señaló Camino.

Un buen ejemplo de un emprendimiento social es la historia de María del Mar Gómez y su grupo Las Bordadoras. Gómez ideo la idea de negocio, pensando en cómo un producto bordado y con estilo podría comercializarse. Tras capacitar a más de 60 mujeres de la zona de Naranjo y Sarchí, todas ellas con la característica de ser mujeres de escasos recursos que requerían de una posiblidad laboral que pudieran ejecutar desde sus casas para poderse hacer cargo de sus hijos. Actualmente han logrado comercializar su primera colección y se encuentran preparando la segunda, mas productos especiales para Navidad.

"Los tres elementos que dan vida a un emprendimiento social son: objetivo social, innovación transformadora y que sea un negocio sostenible. Si la idea que se ponga en práctica carece de alguno de ellos, entonces no se convierte en un emprendimiento de este tipo", afirmó Camino.

Si ud. se cuestiona el hecho de si al pasar de la idea a la acción puede convertirse en un emprendedor social, hay que recordar que no cualquier persona puede serlo y deben desarrollarse ciertas cualidades. 

"Hay que quitarse la indiferencia para ser un emprendedor social. De forma mental se obtienen muchas más satisfacciones. Un líder social es una persona que se sensibiiza y que sabe que no basta con echar moneda en alcancía, sino obtener seguidores. Esto es algo que saben muy bien las marcas como Apple. Ellos ya no venden la marca ni las características especiales de sus productos, sino que venden la experiencia", agregó.

Este tipo de empresas tienen también un impacto social que genera réditos. "Es un concepto que se adapta bien a nuestros tiempos: no vivimos en una sociedad carente de necesidades hay más necesidades que manos para cubrirlas", dice el Director de Emprendimiento Juvenil.

Estos negocios ayudan a disminuir la brecha del desempleo en el país, al tiempo que esas personas que ahora son asalariadas se convierten en consumidores potenciales de la demanda de bienes y servicios. Y, si se requiere la demanda de bienes, es necesario producir más y ello podrá generar nuevos empleos directos o indirectos.

Además, tampoco debe dejarse de lado el hecho de que si aumenta la producción, los precios de los bienes tenderán a bajar, disminuyendo la inflación. Y con menos inflación más posibilidades de consumo para la gente que menos capacidad adquisitiva tiene. Los emprendimientos sociales no solo son una forma de obtener ingresos sino que también son una manera de mejorar la calidad de vida de una comunidad.