PROYECTO UNIVERSITARIO COMPOSTICO

Emprendedores crearán abono orgánico a partir de residuos recolectados de viviendas

Idea de negocio ganó el primer lugar de Generación E, una feria para emprendedores que organiza la UCR.


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Si le propusieran instalar en su casa un recipiente en el que usted coloca residuos orgánicos y lombrices, y que a cambio le paguen un porcentaje de las ventas del abono creado a partir de ellos, ¿se apuntaría?

Tres estudiantes de primer año de la carrera de Dirección de Empresas de la Universidad de Costa Rica plantearon esta propuesta de negocio y piensan ejecutarla.

El proyecto fue galardonado este mes en la feria de negocios Generación E.

La idea nació de Giovanni Cubillo Solano, un músico de 33 años y ahora estudiante de negocios, a quien le preocupan los temas ambientales y considera que se puede generar dinero a partir de los desechos.

Desde hace varios años tenía interés en desarrollar el proyecto, pero no contaba con el espacio suficiente, ni con los recursos.

Este año se unió con sus compañeros Daniel Bonilla Arana, de 25 años, y Esteban Chacón Gómez, de 21 años, para desarrollar el proyecto, al que denominaron Compostico.

LEA: Emprendimiento que aprovecha coronas de piñas para elaborar platos desechables gana Expoinnova

Giovanni Cubillo y Esteban Chacón durante la presentación de su proyecto, en la feria Generación E de la UCR. Como ganadores, recibieron $1.200. (Compostico para EF)

Aliados desde las casas

Para poner en práctica la iniciativa, se requeriría que propietarios de viviendas estén dispuestos a tener composteras.

Se les daría el recipiente requerido y recibirían capacitación sobre su buen uso.

Las composteras funcionan por medio de la recolección de desechos orgánicos, como cáscaras de frutas y vegetales, cáscaras de huevo, papel, plantas marchitas, entre otros, que con la ayuda de lombrices rojas californianas generarían el humus que servirá de abono.

También se propone contar con una finca en la que se tengan grandes composteras de las cuales provendría otra parte del abono.

La idea es vendérselo a propietarios de jardines, viveros y a negocios que requieren abono para mejorar la calidad de sus suelos.

De lo generado de las ventas, y según la cantidad de composteras que tengan las familias, se les pagaría un monto.

Los emprendedores iniciarán con el proceso de inscripción y formalización de su empresa y Cubillo solicitará un crédito para arrancar. 

Además, buscarán a los propietarios de las viviendas que formarán parte de su programa de afiliados.

La idea es vender el abono a empresas que lo requieran para sus labores. (Compostico para EF)