PROPIETARIOS TRABAJABAN EN UNA FÁBRICA, CUANDO LA DEJARON CREARON SU PROPIO NEGOCIO

Así nació Fussi, la pequeña empresa de artículos de cuero

La empresa espera abrir su tienda a finales de este año en el City Mall, en Alajuela.



  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Cinthia Espinoza Vargas conoció a su esposo Javier López Vega en una fábrica que hacía productos de cuero donde eran operarios. Cuando dejaron ese trabajo crearon su propia empresa que elabora bolsos y carteras de ese material con la marca Fussi y la cual se ubica en Heredia.

La senda hasta llegar a fundar su empresa y tener su propia marca fue un tanto larga.

“Salimos de trabajar de la fábrica, no conseguíamos trabajo en ningún lado y solo teníamos una máquina. Entonces, empezamos a prestar el servicio de maquila porque no teníamos trabajo ninguno de los dos y de algo teníamos que vivir”, recordó la empresaria de 34 años.

No obstante, ellos tenían claro que trabajar para otros no era algo que harían para siempre.

Primeros pasos

Después de un tiempo, vieron que era viable crear su propia empresa y sacar así sus propios diseños y bolsos. Ahora serían ellos mismos quienes distribuirían sus productos a aquellos que los requirieran.

“¿Por qué no comprar más máquinas, traer más materiales y buscar clientes que compren nuestra mercadería?”, se preguntaron.

Asumieron el reto y la empresa empezó a desarrollarse. A veces las ventas eran muy bajas y otras veces eran altas, como una montaña rusa.

Por eso, durante un tiempo, Javier tuvo que conseguir un trabajo también en la industria de cueros, mientras Cinthia continuaba haciendo bolsos y billeteras en su casa.

Esto duró aproximadamente tres años, pero la persistencia era su mejor compañera y, de un pronto a otro, las ventas de la empresa subieron y subieron: había llegado su momento.

Cinthia le pidió a Javier que renunciara a su trabajo para que la ayudara a tiempo completo. “Había algunas costuras que me costaban mucho, entonces él me ayudaba en esa parte”, dijo.

Además, su esposo se especializa más en la parte del diseño, un área en la que ella ocupaba soporte.

Estar en un mall

Javier accedió a su petición y empezaron a crear bolsos, carteras, cosmetiqueras, fajas, monederos, porta tarjetas, maletines, agendas, porta blocks: todos de cuero de diferentes colores, bajo la marca Fussi, que se encuentra registrada.

El cuero –que adquieren en ferreterías- lo trabajan tanto a máquina (de carácter industrial) como a mano y sus creaciones se venden en diferentes tiendas de todo el país.

El negocio se ha fortalecido y hoy son siete personas –incluida ella y su esposo- las que trabajan en la empresa.

Ese crecimiento los lleva a enfocarse en un nuevo reto: abrir su propia tienda.

“Nosotros siempre hemos pensado que el producto de nosotros, por la calidad que tiene, debe de estar ubicado en un mall”, recalcó Espinoza.

Parece que su idea se hará realidad, ya que se espera que a finales de año Fussi empiece a operar en el City Mall, en Alajuela.