Historias: “El producto debe ser innovador, tener algo diferente a lo que hay”

Magaly Tabash, fundadora de Alinte y creadora de las líneas naturales de helados Mr. Fito y aderezos Vittoría, resalta cuál es la clave del crecimiento de su empresa y que se debe seguir en todo negocio.

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Vídeos
  • Imágenes

Hace casi un año, cuando llegó al Walmart de Curridabatprograma de ayuda a la microempresaAlimentos Integrales (Alinte)

 

Magaly Tabash Espinach es tecnóloga de alimentos, graduada de la Universidad de Costa Rica. Ya cuando estudiaba pensaba en tener una empresa propia y siempre se mostraba inquieta por nuevas posibilidades para hacer las cosas, en particular para innovar, para ofrecer productos realmente diferentes a lo existente

 

La idea de empezar algo nuevo era claraFive at Day

 

Magaly fue a la charla introductoriaAlinte

 

Sus planes no se detienen. En dos meses estará entrando con cinco sabores en más supermercados y con paletas individuales, siempre en la línea de sabores naturales. En la página web tiene anunciada la próxima línea de productos naturales, que se agregarán a los helados Mr. Fito y a los aderezos VittoríaEl producto debe ser innovador, tiene que tener algo diferente a lo que hay. No puedo ofrecer algo igual a las tres o cuatro marcas que ya hay. Se debe darle un valor agregado, algo llamativo, algo diferente. Tiene que ser algo innovador la presentación, el precio y lo diferente son las claves para tener un producto competitivoEl cambio y la adaptación al mercado son fundamentalesTambién hay que escuchar a los demásHay bastante mercado. Lo que hay que hacer es oír. A veces le dicen a uno y como a uno no le gusta que se le metan en sus asuntos y se cierra. ¡Te lo están diciendo! Vendía ensalada y la gente me preguntaba si no vendía aderezos. Respondía que no, que yo vendía solo ensaladas. ¡Por Dios, te lo están diciendo! ¡Te están diciendo qué necesitan, qué quieren comprar! Hay que oír a la gente”.

 

Las diez puertas de las cámaras de productos congelados de Walmart de Curridabat están ahí, en su recuerdo, junto al lugar que le asignaron y la determinación con que ocupó su espacio. La misma determinación con que sigue empujando el negocio y sus nuevos proyectos, siempre pensando en ofrecer algo distinto.