CASO DE ÉXITO

La Maquila Lama consolida su enfoque en productos de canasta básica tras 20 años de operaciones

Esta empresa, con especialización en granos, está a punto de certificarse con la norma HACC 


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

La Maquila Lama es una empresa cuyos inicios estuvieron marcados por unos enormes deseos de crecer. Hoy, en medio de la celebración de su 20 aniversario, su enfoque dirigido hacia la comercialización de productos de la canasta básica, resultó exitoso.

Cuando el proyecto comenzó a andar, eran solo seis personas que habían contratado a 50 señoras para que limpiaran frijoles, según cuenta su gerente general y fundador, Juan Carlos Sandoval.

LEA TAMBIÉN: Regalos personalizados Liamor: una nueva forma de regalar a la medida

La limpieza de los frijoles era un servicio que les contrató en ese momento la Corporación de Supermercados Unidos para sus supermercados Palí y Más x Menos.

"Fue la época en que el Consejo Nacional de Producción dejó de ser el comprador y vendedor de granos en el país. Y fue en esos tiempos donde nació la nueva tendencia de vender frijoles limpios", dice Sandoval.

La creación de una marca propia de frijoles fue el proyecto siguiente y con el cual estuvieron alrededor de 9 años, con dedicación exclusiva.

Esta marca de frijoles y su venta fueron especializándose gracias a la incorporación de la tecnología en los procesos de industrialización del grano, con maquinaria brasileña específica como bandas de selección.

Desarrollo en granos

La Maquila Lama tuvo claro su enfoque inicial y es por ello que luego de consolidar su primer producto comenzaron a evolucionar con otros productos de la canasta básica como garbanzos, lentejas, cubaces, como líneas adjuntas.

Al mismo tiempo comenzó a desarrollar su estructura administrativa conformando un departamento de ventas y mercadeo.

"Teníamos la noción de que nuestro futuro se encontraba justamente en los productos de la canasta básica y uno debe especializarse en el ámbito que conoce. Así continuamos trabajando con supermercados independientes pero ahora algunas de nuestras líneas también están en supermercados grandes", explicó Sandoval.

Para ofrecer un producto diferenciado, trataron de innovar proponiendo empaques distintos para los granos, de un plástico más rígido cuya forma final es la de un paquete cuadrado.

Así surgió la necesidad de tener una planta de frijol procesado, que hoy se comercializa a través de la marca Nuestra Tierra y que ofrece frijoles molidos, enteros, también cubaces preparados.

"La tendencia actual es la de tener los productos listos para consumir, ya los profesionales jóvenes no tienen tanto tiempo para dedicarlo a la cocina. Es lo que más ha cambiado y para nosotros ha sido un crecimiento de dos dígitos en los últimos tres años", afirmó el Gerente General de La Maquila Lama.

VEA TAMBIÉN: La Limeña: el negocio de llevar productos típicos a los nostálgicos

En el caso de los frijoles preparados, se desarrolló una receta en conjunto con la Escuela de Nutrición de la Universidad de Costa Rica y la empresa Laboratorios Griffith.

Este producto logra un sabor que es del gusto de los costarricenses y se vende en una bolsa empacada al vacío, que resiste la temperatura y puede mantenerse en buen estado durante más de un año.

Actualmente su oferta es de 112 productos, que incluyen otros granos como arroz, pero también azúcar, pastas que traen de Italia y atún que viene desde Ecuador.

Actualmente, se encuentran trabajando en el anteproyecto que les permita crear un centro de distribución acorde a sus necesidades en San Rafael de Alajuela y la inclusión en el portafolio de productos de limpieza.

"El grupo gerencia de hoy es el mismo de hace 20 años. De los que iniciamos los que no están se fueron pensionados, lo cual nos hace sentir satisfechos de tener un equipo unido que sigue trabajando para desarrollar más la empresa", concluyó Sandoval.