CONVERSATORIO EN SAN CARLOS

Siete situaciones que frenan a los emprendedores de la Zona Norte

El sector agroexportador, que tiene la mayor influencia en la región, urge de personal que maneje un segundo idioma


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Pensar en ofrecer productos con valor agregado y tratar de abrir espacios entre instituciones que les permitan acelerar o disminuir los trámites para formalizar un negocio o solicitar un crédito son parte de los retos que enfrentan las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) de la Zona Huetar Norte. 

A esas conclusiones se llegó en el conversatorio Desarrollo Económico y gobiernos locales: "El papel de las mipymes en el desarrollo de la Zona Huetar Norte", organizado por el Programa Diálogos sobre el Bienestar con el apoyo de la Agencia para el Desarrollo de la Región Huetar Norte, la Unión Nacional de Gobiernos Locales y la Municipalidad de San Carlos.

La mayoría de empresas en la zona son de agroindustria, agroexpoertación, turismo y servicios.

"Queda claro que actualmente los encadenamientos son muy pocos porque la agroindustria existente por sus cualidades y de exportación –ya sea de piña o yuca– no trascienden para ofrecer valor agregado que permita generar relaciones entre pymes y con industrias grandes", señaló Otto Corrales, de la Agencia para el Desarrollo de la Zona Norte.

LEA TAMBIÉN: Proyecto de ley propone exonerar a microempresas de pagos al IMAS y Fodesaf por cuatro años

A pesar de eso hay esfuerzos locales por ir más allá.

Por ejemplo, pequeños productores que se plantean la diversificación como en el caso de los productores de yuca, quienes ahora –aparte de comercializarla fresca o parafinada– incursionan en nuevos empaques y ofrecerla lista para la tradicional "olla de carne".

Recientemente también están trabajando en subproductos como harina de yuca, harina de almidón y harina de ayote con el objetivo de tener mayor rentabilidad. 

Actualmente en la Región Huetar Norte (que incluye a Sarpiquí, San Carlos, Upala, Guatuso y Los Chiles) el 78% del parque empresarial son microempresas, el 17% son pequeñas empresas, el 3% son medianas empresas y finalmente un 2% son grandes empresas.

A esto hay que adicionar que la mayor presencia de empresas en la región está en el cantón de San Carlos, que a su vez acoge al sector piñero, de raíces y tubérculos y, más recientemente, de exportación de frutas congeladas.

Trámites sin fin

Aunque para Johyner Murillo, de la oficina de Creapyme  de la Región Huetar Norte, del Ministerio de Economía, Industria y Comercio, los empresarios siguen repitiendo el esquema de crear negocios según la tendencia, es importante que sigan produciendo pero con mayor visión.

"Las personas insisten en poner un mismo negocio, incluso cerca de su competencia y luego se desatan las guerras de precios y comercialización, para finalmente convertirse en proyectos que mueren rápidamente", comentó. 

Por eso la diversificación es importante, pero la tramitología sigue siendo un reto en la zona.

Corrales enumeró, entre las dificultades, el costo de crear una microempresa, la falta de incentivos y el tiempo que tarda cumplir un trámite, lo que involucra a los gobiernos locales y otras entidades presentes en la región.

Por esa razón la Unión Nacional de Gobiernos Locales, el Departamento de Desarrollo Económico Local de la Municipalidad de San Carlos y la Federación de Gobiernos Locales Costarricenses Fronterizos con Nicaragua plantearon la necesidad de incluir el tema de la tramitología en la agenda de las municipalidades.

Asimismo se mencionó la necesidad de mejoras en el idioma inglés en regiones, un tema de interés para empresas de exportación y turismo.

VEA TAMBIÉN: Conozca proveedores mundiales a través de la web

También se mencionó la urgencia de mejorar y obtener recursos humanos calificados técnicamente, un espacio donde el sector académico puede hacer sus aportes.