SE LLAMA FINDBOOKS

Tres hermanos emprendedores crean app para comprar y conseguir libros gratis

Los jóvenes lanzaron una campaña para que quienes tengan libros los donen y que estos puedan ser adquiridos gratuitamente por medio de la aplicación. Hoy que se celebra el Día Internacional del Libro es una oportunidad para motivarse a regalar un libro.


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

En el año 2013, Daniel Castañaza Molina, un estudiante de la carrera de Salud Ambiental de la Universidad de Costa Rica, necesitaba conseguir un libro que le pidieron para un curso.

No obstante, él no tenía el dinero para comprarlo, ya que el libro era muy caro. Pasó toda una semana viendo cómo conseguía el libro, sin éxito alguno.

Por casualidad, el joven conversó con una amiga, quien le dijo que ella tenía el libro y que se lo prestaría.

Esto fue una salvada para Daniel. Sin embargo: ¿qué pasa con otros estudiantes que no topan con la misma suerte y, finalmente, se ven obligados a hacer un esfuerzo económico muy grande para adquirir un texto?

Esto hizo reflexionar al estudiante de si podía idearse una forma de saber qué personas (por ejemplo, egresados de una carrera o de niveles más adelantados) tienen libros que eventualmente puedan donar a alguien que los necesite.

Les planteó su inquietud a sus hermanos Andrés y Gabriel y entre todos brindaron sus aportes para desarrollar una aplicación móvil.

Gabriel, quien estudia informática, se encargó de la parte técnica.

Aunque la idea surgió hace dos años, fue el 3 marzo de este año cuando oficialmente la app se lanzó en Google Play.

Se denomina Findbooks y, por ahora, funciona únicamente en dispositivos móviles que tienen el sistema operativo Android.

¿Cómo funciona?

Findbooks se descarga gratuitamente al celular, el usuario llena sus datos y funciona a través de la red social Facebook.

Dentro del software existen dos opciones: “encuentra un libro” y “ofrecer un libro”.

Cuando se da clic en la primera alternativa, se despliegan las ofertas recientes de libros. Además, se pueden hacer búsquedas por el nombre del libro o del autor, de forma tal que se verifica si está disponible.

Si la persona decide que quiere adquirir el libro, debe dar clic en “lo quiero” y se despliega una pregunta para aceptar o no compartir los datos de contacto con quien ofrece el libro, para que así se pongan de acuerdo con la entrega.

La otra opción es “ofrecer un libro”, ya sea para regalar o para vender y se debe especificar si el libro es nuevo o no y en qué estado se encuentra.

Andrés Castañaza, el hermano mayor de esta familia y uno de los creadores, expresó que están en conversaciones con una editorial universitaria y con dos librerías del país para que en la aplicación aparezcan sus libros, ya sea para que sean vendidos con descuento o que sean donados y que se les ofrezcan gratis a los usuarios.

El compartir los libros por medio de la app es gratuito, ya sea para regalarlos o para vender ocasionalmente. En el caso de librerías o empresas que quieran vender sus libros a través de esta plataforma, ahí sí se cobraría, explicó Andrés.

Los jóvenes crearon una campaña para motivar a las personas a donar un libro e ingresarlo a la aplicación, especialmente hoy que se celebra el Día Internacional del Libro.

Se denomina Regala un libro y su meta es muy ambiciosa: la idea es lograr que entre todos los ticos se donen por lo menos 50.000 libros.

"Tal vez ese libro que no estás usando en la casa es el libro que otra persona quiere leer. De hecho, ya vimos que entre las transacciones hay gente de Alajuela que está yendo a Cartago a traer los libros que están viendo compartidos allí. Hay libros regalados hasta en Argentina", dijo Andrés.