Podrán ayudar a constituir el expediente financiero y hacer recomendaciones, aunque no aprueban créditos

Por: Joanna Nelson Ulloa 17 enero
Un agente corresponsal opera como contacto entre el banco y los posibles sujetos de crédito.
Un agente corresponsal opera como contacto entre el banco y los posibles sujetos de crédito.

El Sistema de Banca para el Desarrollo (SBD) pondrá en marcha una nueva figura para agilizar el otorgamiento de crédito a las pymes.

El 4 de enero se publicó ─en el diario oficial La Gaceta─ el Reglamento operativo sobre la actividad crediticia de primer y segundo piso de los bancos participantes en el Sistema de Banca para el Desarrollo, que estableció otro actor que entraría en el Sistema y que se denomina agente corresponsal.

Además, el documento definió más claramente las competencias de un agente colocador, figura que ya ha venido operando.

¿En qué consiste el agente corresponsal?

Miguel Aguiar, director ejecutivo del SBD, explicó que hay organizaciones o sectores que no necesariamente califican para ser un operador financiero del sistema, pues no tienen las competencias técnicas para otorgar créditos.

Sin embargo, pueden apoyar al segmento pyme para constituir el expediente financiero, así como hacer recomendaciones sobre la solvencia moral y la voluntad de pago que tienen las personas que se beneficiarían de un préstamo (aunque no aprueba el crédito).

Así, este agente corresponsal es contratado por el banco que otorga el crédito y es un medio de contacto con los posibles sujetos de crédito.

La normativa establece que puede realizar el análisis de crédito, cobrar y realizar desembolsos, entre otras funciones, según lo acuerde previamente con la entidad financiera que finalmente otorga el crédito.

Aguiar indicó que se establecerá un plan piloto para que durante el primer semestre de este año opere esta figura y la idea es que una de las instituciones que funja como tal sea la Promotora del Comercio Exterior (Procomer).

Otro ejemplo en el que podría aplicar el agente corresponsal es en el caso de centros agrícolas cantonales que, aunque quizás no tienen capacidad para darle crédito a sus agremiados, los conocen muy bien.

Así serían una ventana para tramitar necesidades de financiamiento o capacitación que tienen sus asociados.

“Cuando el banco no conoce (al beneficiario) y no tiene a nadie que le diga: ‘ese señor es muy honrado y atiende con mucha responsabilidad todos sus asuntos’, tiene que hacerle un análisis integral de manera complementaria para poder llegar a esa misma conclusión", explicó Aguiar. "Esto ayuda a generar mayor inclusión financiera y una mayor articulación entre todos los actores”.

Según Hilda Arroyo, directora de Fomento del SBD, las instituciones financieras empiezan a realizar los contactos para apoyarse con posibles agentes corresponsales.

"Estamos en ese proceso de empezar a ubicar organizaciones con algunas instituciones financieras, por ejemplo, el Banco Nacional, que empiecen a trabajar con agentes corresponsales", afirmó Arroyo.

El reglamento también incorporó al agente colocador, actor que ya opera.

¿Qué es exactamente?

Una organización acreditada (sea una cooperativa, microfinanciera, organizaciones no gubernamentales u otras) que recibe dinero de un banco autorizado por el SBD para prestarle directamente a pymes y a emprendedores.

El reglamento otorga un plazo de seis meses ─desde su publicación─ para que aquellas organizaciones que estén fungiendo actualmente como agente colocador o corresponsal se acrediten o registren.