El ATV operará digitalmente, sin necesidad de instalar programas o efectuar actualizaciones.

Por: Joanna Nelson Ulloa 11 septiembre, 2015
Administración Tributaria Virtual es el nombre del nuevo sistema para efectuar la declaración de renta. Empezará a funcionar a partir del 4 de octubre.
Administración Tributaria Virtual es el nombre del nuevo sistema para efectuar la declaración de renta. Empezará a funcionar a partir del 4 de octubre.

Este año los empresarios se encontrarán con varios cambios a la hora de la presentación de la declaración de renta.

El principal de esos cambios es que el programa conocido como "Elaboración Digital de Declaraciones de Impuestos" (EDDI-7) dejará de emplearse al presentar la declaración de renta, para dar paso al sistema Administración Tributaria Virtual (ATV).

“La novedad es que desaparece Tributación Direct@, sitio que es sustituido por el portal ATV, en el cual todos los declarantes deben registrarse y, si autorizan a un tercero, deben registrarlo en el sitio”, explicó Carlos Vargas, director general de Tributación.

Ante esta variación, se recomienda con mayor razón tener los documentos contables de la empresa actualizados y efectuar la gestión con tiempo, no el último día, para evitar problemas.

La plataforma empezará a funcionar el 4 de octubre, será completamente en línea y operará las 24 horas y durante todo el año.

Por otro lado, otro cambio que podría presentarse tiene que ver con si se disminuirá o no el monto del salario exento (el año pasado fue de ¢793.000), ante la reducción del índice de precios en un 0.74% con respecto al año anterior, informó hoy el diario La Nación.

Este es un asunto que el Ministerio de Hacienda está analizando.

Cómo funciona la ATV

El contribuyente debe acceder al sitio del Ministerio de Hacienda, ingresar a la ATV y registrarse para crear un usuario. En caso de tener una cuenta en Tributación Directa, debe actualizar los datos.

Posteriormente, debe mostrar conformidad con las condiciones de uso.

El sistema generará una tarjeta inteligente virtual, que será remitida al correo electrónico del usuario.

Una vez que tenga los códigos de dicha tarjeta, deberá digitarlos para que su registro sea finalmente autorizado.

Cuando ya se gestó el registro, el contribuyente realiza la declaración de renta: sea del régimen tradicional, o bien, del régimen de tributación simplificada. También se pueden realizar las declaraciones de ventas, retenciones en la fuente y del impuesto solidario.

Posteriormente, el sistema envía el recibo de pago al correo, según el impuesto determinado.

Vargas expresó que también existe la posibilidad de hacer la declaración fuera de línea en un archivo Excel que tiene las validaciones propias del formulario y que luego puede ser subido al portal.

La plataforma permitirá la conectividad bancaria para efectuar el pago del impuesto.

Como la ATV funciona en línea, no se deben instalar programas, ni se deben realizar actualizaciones y puede usarse desde cualquier navegador web y dispositivo con Internet. Esta es una de las ventajas del sistema.

Vargas indicó que ya dieron varias charlas sobre la ATV y que se coordinarán nuevas capacitaciones, que se estarán comunicando.

Se aclara que el EDDI-7 no desaparece del todo: se utilizará para el formulario recibo de pago D110, formularios D120, D121 y para el formulario de autoliquidación de sanciones D116.

Recordatorios

Carla Coghi, socia de impuestos de Deloitte, recordó que si una empresa le vende al Estado, este efectúa una retención del 2%. Esa retención constituye un pago a cuenta del impuesto sobre la renta.

“Para poder aplicar este monto como crédito deben contar con la certificación del agente retenedor”, indicó la contadora pública.

Por otra parte, si se realizan ventas a través de tarjetas de débito o de crédito, las operadoras de estos instrumentos de pago realizan una retención del 1.78% del impuesto sobre la renta, de manera que este es un saldo a favor del negocio.

Revise que los registros contables se hayan efectuado bien, que se consignen todas las transacciones del 1 de octubre del 2014 al 30 de setiembre del 2015.

No olvide que el último día para presentar la declaración y pagar el impuesto de renta es el 15 de diciembre. Si lo hace luego de esa fecha, se expondrá a multas y al pago de intereses por mora.