RECURSOS HUMANOS

Ocho consejos para que sus buenos empleados sean mejores

Maximice las cualidades de quienes trabajan en su empresa. Mejore el ambiente y planifique labores,  para obtener mejores resultados.


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

El factor humano marca la diferencia en las empresas. La problemática que existen en muchos casos es la desacertada guía que hacen los líderes del potencial de sus colaboradores.

Ante la necesidad de mayor eficiencia muchos empresarios podrán preguntarse: ¿Cómo se consigue el mejor desempeño de los buenos empleados?  Es muy probable pensar que con contratar a las personas con mayores cualidad es suficiente, pero no es así.  Si su colaborador es ineficiente podría atrasar el avance años, pero si es bueno podrá retribuir su salario hasta diez veces.

“Los empleados deben estar dirigidos el éxito. Eso requiere establecer metas, sistemas y procesos que permitan llegar al objetivo” señaló Laura Centeno de Consultora Comercial de Manpower.

Además, para los trabajadores también es importante ofrecer sus mayores cualidades. La semana pasada Manpower informó que un 9% de los empleadores en Costa Rica anticipa reducir sus planillas en el último trimestre del año.

Según la encuesta trimestral de expectativas de empleo que elabora esta empresa, un 22% de los empleadores espera incrementar sus plantillas laborales, un 9% anticipa una disminución y un 69% no prevé cambios.

"Los planes de contratación permanecen relativamente estables en comparación trimestral, pero disminuyen 5 puntos porcentuales en comparación anual", agrega el informe de Manpower. De ahí la importancia de que ambas partes ofrezcan lo mejor de sí.

Herramientas

El ambiente laboral hace la diferencia. No hay forma de que ningún empleado triunfe en un negocio mal dirigido o construido débilmente.

Laura Centeno, Consultora Comercial de Manpower, nos señala ocho pasos que podrían ayudarle a convertir empleados promedio en buenos; y buenos empleados en excelentes

1. Definir los objetivos tanto la empresa como el equipo de trabajo que desarrolla un proyecto. “Los colaboradores deben saber qué se espera del trabajo del equipo.  Muchas veces las empresas tienen la percepción de que lo más importante es el objetivo corporativo y no se enfocan en los objetivos individuales y  es un error pues mientras más logren sus objetivos individuales más se logarán los objetivos grupales”, señala Centeno.

2. Crear una estructura de trabajo. No definir los roles, los tiempos, las responsabilidades de cada uno por equipo es importante que todos sepan sus funciones específicas

3. Buscar a las personas adecuadas. “No todos tenemos las mismas habilidades, lo importante del líder es que sepa mover las fichas para que cada persona aporte sus mayores destrezas y maximice la productividad del equipo”, dice la experta.

4. Formar líderes. Dentro de los equipos hay gente que puede liderar en algunas áreas, favorece el hecho de tomarlos en cuenta para que se hagan cargo de una parte del proyecto y no todo sea responsabilidad del gerente.

5. Comunicación y transparencia. Es fundamental que con base en los objetivos del proyecto, la comunicación fluya y la confidencialidad sea estratégica. Debe existir transparencia entre la gente del mismo equipo, para determinar problemas que deben resolverse con urgencia.

6. Reconocer los logros de cada quien. “Si no se tiene reconocimiento, los colaboradores sienten que se  minimiza su trabajo, y debe ser todo lo contrario”, explica Centeno.

7. Ser flexibles ante el cambio. Se debe preparar al equipo para que pueda asumir las transformaciones con rapidez, según el mercado,  la competencia  y la tecnología para que puedan integrarse rápidamente en la consecución de otros objetivos.

8. Recursos adecuados. Es importante que los funcionarios tengan a mano las herramientas ideales para hacer bien su trabajo.