Antes de establecer una demanda judicial, acuda a casas de justicia o a centros de resolución de conflictos.

Por: Joanna Nelson Ulloa 9 diciembre, 2016
Algunos de los conflictos que pueden surgir están relacionados con cómo se distribuirán los dividendos y utilidades de la empresa.
Algunos de los conflictos que pueden surgir están relacionados con cómo se distribuirán los dividendos y utilidades de la empresa.

Una empresa compuesta por varios socios en algún momento puede enfrentarse a desacuerdos y peleas que amenacen su estabilidad.

Ante esto, es importante que conozca qué tipo de conflictos pueden nacer, los prevenga y busque mecanismos para solucionarlos.

Algunas disputas que pueden presentarse son las siguientes:

1. Económicas. Pueden surgir discrepancias sobre cómo se distribuirán los dividendos y utilidades producto de la actividad comercial.

Pedro Oller, abogado de la firma Oller Abogados, indicó que esto suele presentarse cuando existe un socio productivo (gestor) y un socio capitalista (que invirtió dinero), de manera que se originan desavenencias de cómo se le pagará a cada uno de ellos.

2-Gestión o administración: Cuando existen socios que entran en igualdad de condiciones (todos son gestores, es decir, toman decisiones), pero surgen rencillas porque no se definieron claramente los roles de cada uno en la empresa y sucede que en determinado momento uno toma más control sobre el negocio.

3-Intervención de terceros: Se presenta especialmente en las pymes familiares, cuando aparecen terceros ajenos a la empresa, vinculados con uno de los socios (como hijos, cónyuges u otros allegados), quienes empiezan a tener una participación.

Entre tanto, el otro socio no tiene un tercero que intervenga, ya sea porque no tiene hijos (o no están en edad laboral) o pareja u otro familiar que le acuerpe.

“Ahí se empieza a lavar muchísimo la paridad con la que habían entrado las partes al negocio…Se empieza a generar lo que se puede percibir como favorecimiento a una parte”, explicó Oller.

4-Ligadas al futuro de la empresa: Cuando la pyme debe tomar decisiones para determinar cómo crecer, a veces surgen divergencias en temas como el ingreso de otros socios a la compañía; o un socio considera que es necesario endeudarse, mientras que el otro rechaza esa posibilidad.

También puede suceder que, en la encrucijada de definir el rumbo que tendrá la pyme, no se comparte el método para alcanzarlo.

Prevenga y resuelva pacíficamente las disputas

La mejor forma de evitar inconvenientes es desde un inicio tener muy claro y conversar cuál será el rol de cada socio, cómo se procederá ante la posible entrada de otros socios y ensayar de qué manera se respondería ante ciertos escenarios que surjan.

Por ejemplo, se puede definir previamente que ante un conflicto el socio minoritario tenga la opción de venderle las acciones a la sociedad y, solo si los otros socios no están de acuerdo en comprarlas, ese socio minoritario se las pueda vender a un tercero.

También es importante fijar un mecanismo o parámetros para determinar cuánto valdrán las acciones de la compañía (valoración).

Los socios pueden firmar un contrato en el que establezcan que, si se presenta un conflicto, recurrirán a métodos alternativos para resolverlos como el diálogo, la negociación, la mediación o la conciliación.

Según Oller, una demanda judicial para solventar las contrariedades tiende a dejar la relación entre socios muy dañada, lo cual afecta a la empresa, contrario a sentarse a discutir con calma la situación para hallar una solución.

En el país existen casas de justicia (usualmente son gratuitas) y centros de resolución alterna de conflictos que le ayudarán a resolver las problemáticas que acontezcan.

A veces los conflictos se resolverán totalmente tras negociar, pero en otras ocasiones podrán tomarse otras decisiones como que un socio le venda las acciones a la sociedad o que finalmente se decida venderle la empresa a un tercero.

Oller sugirió que la disolución de la empresa debería ser la última opción por considerar, pues sería dar por terminado el emprendimiento luego de años de esfuerzos por levantar el negocio.