La devaluación de la moneda beneficiaría a las empresas exportadoras y afectaría a aquellas que importan bienes e insumos, así como a quienes tengan préstamos en dólares.

Por: Joanna Nelson Ulloa 5 diciembre, 2014
Edna Camacho explicó que la economía estadounidense ha mejorado: el valor de las viviendas aumentó y el desempleo bajó, lo cual incrementó la confianza del consumidor. Este contexto beneficia a Costa Rica.
Edna Camacho explicó que la economía estadounidense ha mejorado: el valor de las viviendas aumentó y el desempleo bajó, lo cual incrementó la confianza del consumidor. Este contexto beneficia a Costa Rica.

El próximo año –si no se dan cambios abruptos- se vislumbra que la economía en Costa Rica se mantenga en crecimiento, aunque en la segunda mitad del 2015 podrían presentarse aumentos en el tipo de cambio y en las tasas de interés.

Las buenas perspectivas económicas surgen de la revitalización de la economía estadounidense, que si bien no está en perfectas condiciones, ha mejorado en los últimos meses y esto genera beneficios al país, de acuerdo con la economista Edna Camacho.

Camacho realizó la noche de este jueves la conferencia del tercer Intercambio Empresarial organizado por el Banco Nacional, a través del BN Pymes, y El Financiero en el Hotel Park Inn.

Según la presidenta de la Academia de Centroamérica, en EE. UU. han aumentado los precios de las acciones en la bolsa de valores y los precios de las casas, al mismo tiempo que la tasa de desempleo se ha reducido, lo que ha incidido en que la confianza del consumidor estadounidense aumente.

Por otro lado, en Costa Rica el gobierno va a colocar bonos en el exterior que, por ahora, evitará que las tasas de interés aumenten. Otra ventaja es que el precio del petróleo ha disminuido, lo cual quita un poco de presión en el mercado.

Sin embargo, es un hecho que en algún momento aumentarán las tasas de interés, tanto en EE. UU. como en Costa Rica, y la cantidad de dólares en la economía local se verá reducida.

Algunos de los motivos que podrían causar ese aumento en las tasas en Costa Rica es que las entidades financieras buscan captar recursos. Además, el Banco Central procura mantener la inflación en una tasa baja, lo cual puede presionar al incremento de las tasas.

Y si la Reserva Federal de EE. UU. aumenta sus tasas de interés los inversionistas verán las posibilidades de colocar sus recursos en ese país y no acá, lo que aumentará la demanda de dólares.

No se tiene claro cuándo sucederá esto, pero posiblemente se dé en el mediano plazo, a finales del 2015 e inicios del 2016.

Cautela y análisis

Frente a este panorama, las pymes deben ser prudentes y analizar los diferentes escenarios que podrían darse para tomar las mejores decisiones y prepararse, advirtió Camacho.

Por ejemplo, la devaluación del colón sería positiva para las empresas exportadoras, especialmente las que exportan servicios, de forma tal que sus ingresos aumentarían. Sin embargo, sí afectará a las empresas que importan bienes e insumos, pues el precio de estos subiría.

Por otro lado, no tiene grandes efectos sobre las empresas que venden servicios en el mercado local.

En el caso de aquellos negocios industriales que no exportan, se pueden ver favorecidos si compiten con empresas que venden bienes importados.

Entre tanto, la afectación a las empresas de comercio depende de cuánto influya la devaluación en la demanda interna

Asimismo, los costos financieros aumentan si las empresas e individuos tienen préstamos en dólares.