Uno de sus proyectos incluye la instalación de bibliotecas libres en los parques, que son gestionadas por los propios vecinos.

Por: Joanna Nelson Ulloa 9 diciembre, 2015
El emprendimiento organiza recorridos en diversos sitios culturales e históricos de Cartago. Este tour se efectuó en la Casa Jiménez Sancho.
El emprendimiento organiza recorridos en diversos sitios culturales e históricos de Cartago. Este tour se efectuó en la Casa Jiménez Sancho.

Vivir en una 'ciudad dormitorio' puede provocar en los pobladores la pérdida de identidad y pertenencia hacia la comunidad en la que habitan, puesto que ellos tienen poca oportunidad de interactuar con su entorno ya que salen a trabajar y regresan hasta tarde.

Este es uno de los problemas que buscan atacar los jóvenes Luis Umaña Delgado y Cristina Villalta Brenes, quienes fundaron en julio del año 2012 el emprendimiento social Movimiento Infinito, que organiza diversas actividades de rescate cultural en los parques de la provincia de Cartago.

Además, propicia la lectura entre sus pobladores a través de la instalación de lo que llaman bibliotecas libres, que son administradas por los mismos vecinos.

Cristina Villalta Brenes, de 24 años, y Luis Umaña Delgado, de 25 años, son los fundadores de Movimiento Infinito.
Cristina Villalta Brenes, de 24 años, y Luis Umaña Delgado, de 25 años, son los fundadores de Movimiento Infinito.

Su interés en este tema surgió a raíz de que ambos son vecinos de Dulce Nombre de Cartago y se percataron de cómo el parque público estaba sumamente deteriorado y no había alguien que hiciera algo por recuperarlo.

Ellos decidieron convertirse en ese alguien y empezaron a desarrollar actividades culturales y de mejoramiento de la infraestructura, que luego se extendieron hacia toda la provincia.

Este año, Umaña, quien es trabajador social, fue galardonado con el premio Yo Creo, que otorga la Universidad Latina a jóvenes emprendedores sociales.

La biblioteca libre opera en el parque de Caballo Blanco de Cartago. Las personas pueden llevarse libros o donarlos.
La biblioteca libre opera en el parque de Caballo Blanco de Cartago. Las personas pueden llevarse libros o donarlos.

Además, el emprendimiento obtuvo este 2015 el reconocimiento empresario social del año del Programa de Mujeres Empresarias de Cartago.

Festivales, bibliotecas y tours
Los niños son unos de los tantos usuarios de las bibliotecas libres.
Los niños son unos de los tantos usuarios de las bibliotecas libres.

La iniciativa desarrolla tres proyectos específicos.

Uno de ellos consiste en la realización del festival denominado El Parque es Nuestro el primer sábado de cada mes en diferentes parques públicos.

Allí se realizan actividades artísticas, culturales, ambientales, recreativas y deportivas gratuitas como conciertos, clases de yoga o zumba, siembra de árboles y pintacaritas.

Durante los festivales culturales se aprovecha para mejorar la infraestructura de los parques públicos.
Durante los festivales culturales se aprovecha para mejorar la infraestructura de los parques públicos.

“La idea es que la gente llegue al parque, se apropie del parque y empiece a ver la importancia de los espacios públicos, que es el espacio donde todos los ciudadanos nos encontramos”, expresó Umaña.

Los festivales se efectúan periódicamente en el parque de Cartago centro, en el parque de Dulce Nombre, en el parque de Valle Verde de San Francisco y en otros parques de la provincia a los que los inviten.

Otra área novedosa de trabajo es la instalación de bibliotecas libres en los parques.

Una de esas bibliotecas se encuentra en el parque público de Caballo Blanco, en Cartago.

Se colocan los libros en pequeños cubículos. Allí no hay horarios ni un bibliotecario que controle quién se lleva qué: los interesados toman los libros y deciden si los devuelven y también aportan sus propios libros.

Se pueden encontrar libros para todos los gustos: desde obras de Miguel de Cervantes e Isabel Allende, hasta libros de Pablo Coelho, textos escolares, de cocina y de construcción.

“Está fuera de una escuela. Hemos visto a los estudiantes saliendo de clases que pasan a ver qué hay y se llevan los libros”, contó Umaña.

El plan es que la biblioteca se esté alimentando constantemente, de manera que alguien tome un libro y deje otro que no está usando.

Otro de los proyectos es la realización de recorridos urbanos cada mes –también gratuitos-en diferentes sitios históricos y culturales de Cartago, con la presencia de historiadores y arquitectos.

Algunos temas que se abordan durante los recorridos son: personajes cartagineses de la guerra de 1856 y actuales, el terremoto de 1810, gastronomía cartaginesa, y temas patrimoniales (se visitan sitios como Las Ruinas, las iglesias, el antiguo cuartel).

Además, se abordan temas de educación con recorridos como el Colegio San Luis Gonzaga y la Casa Jiménez Sancho, en la que nació el expresidente Jesús Jiménez.

“Llevamos identidad cartaginesa, para que la gente conozca más de Cartago que el muñeco enterrado en el estadio o que nos acostamos a las seis de la tarde”, enfatizó Umaña.