Servicio conecta a los viajeros con las familias locales y les permite hospedarse en sus casas a un bajo costo

Por: Joanna Nelson Ulloa 12 junio, 2014

Un grupo de jóvenes presentó este miércoles 10 de junio la plataforma UPE Places, que permite a viajeros de todo el mundo tener experiencias únicas hospedándose en casas de familias locales.

El emprendimiento de turismo rural comunitario, que lanzará oficialmente su página Web en agosto, pretende aprovechar la oferta de recursos naturales y de vivencias cotidianas de las comunidades locales, generar impacto social en ellas y enriquecer el bagaje cultural de los viajeros.

El start-up fue desarrollado por los costarricenses Omar Castillo y Aldo Protti, y el mexicano Andrés Hernández, quienes se confiesan viajeros apasionados. Ellos reciben el apoyo de la Agencia Universitaria para la Gestión de Emprendimientos (Auge) de la Universidad de Costa Rica, que forma parte de la Red Nacional de Incubación.

En una de las propiedades en Monteverde, los visitantes pueden apreciar un impresionante árbol con raíces aéreas.
En una de las propiedades en Monteverde, los visitantes pueden apreciar un impresionante árbol con raíces aéreas.

Por ahora, las personas pueden disfrutar de los servicios de turismo y estadía que ofrece UPE Places en las comunidades costarricenses de Monteverde, Coto Brus, Providencia de Dota, San Juanillo (cerca de Nosara) y la Fortuna de San Carlos.

Aunque el servicio está activo, las reservaciones se realizan por ahora a través de correo electrónico, debido a que se está probando la plataforma Web y mejorando aspectos como el pago electrónico, explicó Hernández.

Experiencias únicas
Las personas pueden alojarse con las familias e intercambiar sus experiencias.
Las personas pueden alojarse con las familias e intercambiar sus experiencias.

Por un monto entre los $40 y $70 por día, que incluye alimentación, los turistas pueden hospedarse en la casa de familias afiliadas al proyecto y disfrutar de las actividades cotidianas en la comunidad.

Por ejemplo, en la comunidad de San Juanillo, en Nosara, las personas pueden aprender a pescar de manera artesanal con los pescadores de la zona o explorar los arrecifes haciendo snorkel o buceo de superficie.

En la propiedad de Providencia de Dota, los viajeros pueden vivir una estadía sostenible en la casa de doña Noire Aguila quien cultiva casi todos sus alimentos, además de refrescarse en la poza local y disfrutar el paisaje montañoso.

Aldo Protti, Omar Castillo y Andrés Hernández (de izquierda a derecha) son los jóvenes desarrolladores del proyecto.
Aldo Protti, Omar Castillo y Andrés Hernández (de izquierda a derecha) son los jóvenes desarrolladores del proyecto.

Todas las familias del proyecto son capacitadas en el tema de hospitalidad y el estado de las casas ha sido verificado por la organización, para garantizar al viajero comodidad y seguridad.

Estas familias reciben ingresos por cada visitante que hospedan, además de que tienen la posibilidad de atraer personas a la comunidad y promover sus negocios.

Para la seguridad de las familias, el emprendimiento pide una copia de los pasaportes de los viajeros y exige el pago a través de tarjeta de crédito.

Aldo Protti, fundador de UPE Places y encargado del desarrollo de las comunidades, explicó que actualmente se ofrece hospedaje con familias en sitios como Monteverde.
Aldo Protti, fundador de UPE Places y encargado del desarrollo de las comunidades, explicó que actualmente se ofrece hospedaje con familias en sitios como Monteverde.
Pasión por viajar

“En mayor o menor medida, viajar nos ha cambiado a cada uno de nosotros. No son los lugares a los que uno fue, sino las personas que uno se encontró las que lo impactan”, opina Omar Castillo, al recordar la experiencia que vivió quedándose con una familia en el norte de Perú.

A través de la conexión con personas locales en Puerto Rico, Hernández cuenta, por ejemplo, que logró descubrir un jacuzzi natural poco frecuentado por turistas.

Los jóvenes consideran que su emprendimiento va a ser de gran valor agregado para estudiantes internacionales, jóvenes profesionales, o familias jóvenes, provenientes -principalmente- de Europa. Además, pretenden atraer turistas nacionales interesados en conocer su país de una manera diferente.

En noviembre del 2013, los jóvenes obtuvieron fondos del I Concurso de Capital Semilla del Ministerio de Economía, Industria y Comercio y el Sistema de Banca para el Desarrollo.

Durante los pasados cinco meses, los jóvenes se han dedicado a viajar por el país, hacer alianzas con las comunidades y desarrollar la plataforma Web.

UPE Places prevé expandirse a Centroamérica y México una vez que el modelo haya sido validado en el país.