150 empresarios ofrecen gran variedad de productos y servicios. La feria abre a las 10 a.m. y cierra a las 8 p.m.

Por: Joanna Nelson Ulloa 12 diciembre, 2014
Los Chanchitos de Meli se originó hace dos años cuando Melissa López hizo una alcancía para su hijo en el kínder. Esta gustó tanto, que empezaron a hacerle encargos.
Los Chanchitos de Meli se originó hace dos años cuando Melissa López hizo una alcancía para su hijo en el kínder. Esta gustó tanto, que empezaron a hacerle encargos.

Artesanías, pijamas, vestidos, zapatos, bisutería, cuadros, postres y otros alimentos, son tan solo algunos de los productos que podrá encontrar en la Feria Nacional Empresarial organizada por el Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS), la cual se inauguró hoy.

La actividad, que reúne a 150 empresarios de todo el país, se extenderá hasta el 14 de diciembre en las instalaciones de la Antigua Aduana, en San José, al frente de la Universidad Internacional de las Américas.

Allí usted no solo encontrará productos y servicios, sino historias de superación y mucho talento.

Melissa López dura alrededor de tres horas para elaborar cada alcancía.
Melissa López dura alrededor de tres horas para elaborar cada alcancía.

Le contamos algunas de ellas:

Los Chanchos de Meli

Hace alrededor de dos años Melissa López Vásquez, de 32 años, tenía que hacer una alcancía para su hijo en el kínder.

Duait Murillo se encarga de diseñar y cortar la madera, mientras que su esposa Kattia Campos pinta y barniza.
Duait Murillo se encarga de diseñar y cortar la madera, mientras que su esposa Kattia Campos pinta y barniza.

Ella decidió confeccionar una del personaje Bob Esponja.

Fue tal el éxito de su alcancía entre los padres de familia, maestros y niños, que le empezaron a encargar dicho producto.

Ella empezó a investigar sobre cómo hacerlas de la mejor manera y, en vista de que tiene habilidad para dibujar, empezó a realizarlas de forma mucho más elaborada.

Desde los 12 años Duait Murillo Porras aprendió a trabajar la madera. Hace tres años y medio fundó su empresa Taller del Maestro.
Desde los 12 años Duait Murillo Porras aprendió a trabajar la madera. Hace tres años y medio fundó su empresa Taller del Maestro.

Así nació la empresa Los Chanchos de Meli, para los que se emplean diferentes materiales como barro y pintura acrílica.

Según López, su idea es incentivar el ahorro entre las personas y que luego de que el “chanchito” esté lleno, se proceda a quebrarlo, aunque también puede usarse como adorno.

Su propósito también es rescatar esta tradición de utilizar un chanchito para almacenar el dinero que se gana.

Ana León Gutiérrez elabora todo tipo de postres. Su empresa nació hace tres años.
Ana León Gutiérrez elabora todo tipo de postres. Su empresa nació hace tres años.

En la empresa también participa su esposo Jonathan Solís Segura, de 35 años, quien le ayuda a crear una mezcla que permite que la superficie de los cerditos quede mejor acabada.

López vive en Hatillo centro y ha recibido capacitación del IMAS para la formulación de su plan de negocio y también le han ayudado con algunos materiales.

El negocio utiliza Facebook para comercializar sus productos.

De acuerdo con Melissa, esta ha sido una gran plataforma, pues constantemente le hacen pedidos.

Taller del Maestro

Otro empresario es Duait Murillo Porras , de 32 años, quien trabaja artesanías y muebles en madera. Su negocio se llama Taller del Maestro.

Él vive en la zona de Sarapiquí de Heredia, que tiende a atraer a muchos turistas, por lo que para él resultó el sitio ideal para vender sus productos, especialmente las artesanías.

Hace tres años y medio inició con su propio negocio después de trabajar para alguien más en otras áreas.

Su habilidad con la madera se debe a que desde los 12 años empezó a trabajar en una mueblería en la que era ayudante de operario.

A los 15 años pasó a ser operario, por lo que adquirió aún más la habilidad para trabajar la madera.

Su esposa Kattia Campos Mariño también forma parte del negocio, ella es quien pinta y barniza, mientras que él diseña y corta la madera.

Sus productos se venden en escuelas y kínder, así como en bazares de Puerto Viejo de Sarapiquí.

Sweet Fondant - Dulces Detalles

Ana León Gutiérrez trabajaba en una agencia aduanal, pero fue despedida.

Ante esto, tuvo que buscar una forma de sostenerse económicamente: decidió convertir su pasatiempo de hacer repostería en un negocio y así fundó su empresa Sweet Fondant-Dulces Detalles.

Ella elabora postres personalizados de todo tipo: cheesecake, tortas frías de melocotón, tiramisú, alfajores, mousse de chocolate, manzanas decoradas, galletas navideñas.

En su negocio no solo interviene ella, sino toda su familia. León tiene acondicionado un espacio aparte en su casa de Alajuelita en el que elabora los postres.

Hace poco recibió la ayuda del IMAS, de manera que ahora cuenta con un horno y una batidora industrial, que le facilitan el trabajo.

Además, pronto espera registrar su empresa legalmente.