TOME PREVISIONES

Así enfrentaron estas pymes el apagón del sábado, prepare a su negocio

Pequeños negocios recurrieron a la cocina de gas, elaboración de café chorreado y plantas eléctricas para evitar perder clientes y sus productos.


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Alexánder Figueroa, trabajador de Akí Café, una pyme ubicada en el centro de Cartago, pudo sentir el “bajonazo” en las ventas del negocio en el que labora durante el apagón vivido el pasado sábado, el cual afectó a todo el país.

Usualmente, la cafetería se llena los sábados. Con el apagón alguna gente decidió retirarse del negocio y tuvieron que indicarle a las personas que solamente se podía pagar en efectivo, pues no funcionaba el datáfono.

Aún así, la cafetería se adaptó a la situación en ese espacio de poco más de tres horas que estuvo sin luz.

Por ejemplo, al no funcionar las máquinas para preparar las bebidas especiales, la empresa recurrió a vender café negro o con leche chorreado y también contaban con cocina de gas, sumado a que tenían la repostería lista para ser servida.

En las barberías y salones de belleza también hubo afectación, tanto así que quedaron clientes con el corte de pelo a medias.

Johanna Miranda, estilista de la empresa internacional Donald’s Barber Shop y quien trabaja en el local situado en Terramall, contó que hubo consumidores a quienes les tuvieron que arreglar el corte ─que habían iniciado con la máquina eléctrica─ con tijera.

A estos clientes se les pidió que regresaran luego para terminar bien el trabajo.

Por otro lado, el día del apagón había cuatro clientes esperando, a los que no se pudo atender ese día pues el negocio tuvo que cerrar por el tiempo en que no había luz.

El incidente del miércoles pasado en el que se incendió la subestación eléctrica de Desamparados, y que causó cortes de luz, igualmente les causó problemas.

En esa ocasión, le estaban cortando el pelo a un menor, quien del mismo modo quedó con el corte a ‘medio palo’.

LEA: Consejos para disminuir el uso de energía en su pyme 

Preparación

Otras pymes toparon con suerte al no verse afectadas o ya estaban preparadas ante cualquier eventualidad.

En el barrio Jorge Debravo (en Turrialba) a Andrea Ramírez, propietaria de la Pulpería Alin, inicialmente le preocupó que se derritieran los helados que vende.

Sin embargo, las cámaras que posee para almacenarlos tienen capacidad para resistir varias horas sin electricidad.

Finalmente, Ramírez pudo comprobar que los helados no se deshicieron y todo transcurrió con normalidad.

Por otro lado, la empresaria indicó que la empresa tiene a mano focos y candelas ante algún corte de luz.

En la Soda El Yodito, en Tres Ríos, recurrieron a la cocina de gas para preparar los alimentos, contó Vilma Rodríguez, trabajadora de la empresa, por lo que la falta de luz casi que no les perturbó.

Previsiones

¿Y su negocio? ¿Estaría preparado ante futuros cortes eléctricos o eventos como la caída de un rayo?

Fernando Escalante, director de la unidad de negocio de tecnologías de información de Schneider Electric Centroamérica, manifestó que las pymes deben tomar previsiones, pues la electricidad es parte esencial del trabajo que desempeñan las empresas.

Por ello, debe tener claro cuál es su dependencia a la electricidad y cómo solventarlo si faltara.

El director recomendó, en primer lugar, cerciorarse de que la empresa cuente con buenas instalaciones eléctricas, según la normativa eléctrica del país.

Igualmente, se aconseja la instalación de supresores de transientes o de picos de voltaje que vayan a darse.

Escalante explicó que el supresor actúa ante la caída cercana de rayos, que vayan a generar un pico de voltaje en la instalación eléctrica.

A su vez, opera ante picos que se generen en la propia instalación eléctrica o en instalaciones vecinas.

Por ejemplo, puede suceder que una empresa consuma mucha energía y que el apagado de una máquina origine un pico de voltaje.

Dicho supresor impide estos problemas.

UPS

Entre tanto, si se va la electricidad, una forma de aminorar la pérdida de clientes por el corte y evitar que su materia prima se vea vulnerada, es contar con UPS, que son equipos electrónicos que funcionan con batería.

Las UPS permiten que las computadoras y centros de llamadas continúen funcionando por unos minutos (entre 7 y 12 minutos).

Entonces, le da oportunidad a las empresas de guardar la información y que no ocurra que sus equipos se apaguen abruptamente.

Si su pyme trabaja con información y no quiere perderla, recurra al uso de estos dispositivos.

Plantas eléctricas y la pyme que adquirió una

Si ya se desea contar con un mayor respaldo, existe la opción de instalar plantas o generadores eléctricos, que funcionan con gasolina o diésel y que se ubican en el exterior de la empresa.

Existen diferentes opciones, según las necesidades del negocio.

Por ejemplo, la emprendedora Andrea Velasco, propietaria de la empresa Frusty Helados Artesanales, decidió adquirir una pequeña planta eléctrica de segunda mano hace dos años.

A través de esta planta dos de sus congeladores se mantienen funcionando y así no se derriten sus helados. A esto echó mano este sábado cuando se fue la luz.

LEA: Ella empezó a hacer helados para su hijo y ahora los vende en sodas y supermercados 

Si no hubiera contado con esta alternativa, dice que probablemente sus helados se hubieran derretido.

La adquisición de la planta se debió a los cortes que a veces experimenta en San Ramón, por lo que este es un ejemplo de cómo las pymes deben adelantarse a incidentes desfavorables que puedan suceder y no sufrir pérdidas.