SALUD MENTAL EN EL TRABAJO

¿El estrés lo está consumiendo en su negocio? Aplique tres medidas para controlarlo

El analizar si su preocupación tiene sustento o no, tener un círculo de apoyo y realizar actividad física le pueden ayudar a manejar y prevenir el estrés. 


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

¿Las ocupaciones en su pyme le hacen estar preocupado todo el tiempo, tanto así que ha llegado a acumular altos niveles de estrés?

Existen diversas estrategias que puede aplicar para ayudar a controlarlo y evitar que este llegue a consumir su vida.

Ana María Jurado Solórzono, psicóloga con un doctorado en Cognición, Emoción y Estrés de la Universidad Complutense de Madrid, explicó que por sí mismo el estrés es bueno y necesario y es una reacción para enfrentarse a los cambios del medio ambiente, a alguna amenaza o situación.

Sin embargo, se convierte en un problema si este se experimenta frecuentemente y de manera intensa. 

Por ejemplo, si el empresario -a causa de su trabajo- sienta amenazas en todo lado o está a la defensiva constantemente.

Si no se controla, este puede generar incluso molestias físicas como dolores de espalda, de cabeza o coadyuvar a que se produzcan enfermedades cardiovasculares o digestivas, como colitis, gastritis

Las personas demasiado estresadas tienden a comer mal o no realizan ningún tipo de ejercicio físico, lo cual empeora su condición y contribuye a que aparezcan dichos males.

De acuerdo con Jurado, una de las razones por las cuales se genera estrés es que las personas interpretan incorrectamente lo que pasa a su alrededor.

Por ejemplo, el dueño de una empresa que siempre está preocupado acerca de si va a tener los recursos a fin de mes para pagarle a sus empleados, aunque su empresa esté bien financieramente.

“A veces se ve la situación más grave de lo que es”, indicó Jurado, quien es profesora de la Universidad de Costa Rica (UCR).

Consejos

La psicóloga recomendó tres medidas para prevenir y controlar el estrés, las cuales no son mágicas ya que si el estrés se convirtió en patológico se recomienda el apoyo de un experto.

1. Pregúntese hacia dónde cree que va a llegar con esa preocupación constante.

“¿Es útil? ¿me lleva a alguna parte? ¿Me ayuda a encontrar soluciones o es una preocupación más bien inútil que solo le está dando vueltas persistentemente al problema sin llegar a una solución?”.

Jurado recomendó distinguir entre preocupaciones con fundamento, a las cuales hay que buscarles una salida, de aquellas que lo hacen “carbonearse” a sí mismo, sin propósito alguno.

Una técnica puede ser apuntar lo que se está sintiendo y cuestionarse: ¿Lo que estoy pensando se sustenta en algo o son puros miedos sin base alguna?

2. Tenga un círculo de apoyo.

Involúcrese en actividades que disfrute con otras personas: familiares y amigos.

La docente expresó que el aislamiento hace que sea más difícil enfrentar situaciones estresantes.

Además, dijo que el estrés hace a las personas más irritables y contribuye a que se deterioren sus relaciones sociales.

Por ello, es importante apoyarse en otras personas, compartir las preocupaciones para hallar soluciones conjuntas.

3. Realice actividad física.

Incorpore actividades físicas dentro de su estilo de vida.

No se trata de entrenarse estrictamente para participar en una maratón o de convertirse en el mejor atleta de Costa Rica.

Pueden ser cosas simples y de bajo impacto: como salir a caminar media hora o subir gradas.

Lo ideal es tener una rutina de ejercicios que le ayude a liberar las preocupaciones que le agobian, pero si eso no es posible, empiece con ejercicios básicos.