La fábrica de las almohadas en línea

Hace dos años una joven uruguaya que vivía en Costa Rica empezó a vender almohadas para los geeks o fiebres de la tecnología. Hoy ella, desde su país natal, y una socia tica en Costa Rica manejan un negocio basado en las redes sociales e Internet.

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Vídeos
  • Imágenes

Randall Cordero

María José Lerena y Catiuska Pérez sí resuelven sus dudas consultándolas con la almohada. No precisamente durmiendo, aunque eso no podemos descartarlo, sino viendo las almohadas, tocándolas y retocándolas. En fin, haciéndolas.

Ellas se dedican a promover al arte del sueño y el relax, por lo que todos deberíamos agradecerles. Pero los que están fascinados son sus clientes, los que compran y descansan en los productos de MyGeekPillow.

Esta empresa en Internet tiene menos de dos años; es joven como su fundadora, María José Lerena (24 años), y su socia, Catiuska Pérez (36). Su negocio está dirigido a los fiebres de la tecnología, que aún cuando se recuestan piensan en las redes sociales, sus gadgets, videojuegos, películas y cuanto software se cruza por sus vidas. En el argot tecnológico ellos son geeks, y aquí hablaremos de sus almohadas.

Comencemos por la primera geek, la misma María José: "Comenzó porque hice unos íconos de programas (en miniatura) en unas horas libres, les tomé una foto y al subirla a Twitter surgió mi primera cliente. Yo le expliqué que eran pequeños pero que podía hacer uno más grande que cumpliera la función de un almohadón, y así comenzó todo".

Lerena es uruguaya y residió en Costa Rica hasta hace unos meses. Aquí comenzó su proyecto mientras trabajaba como diseñadora gráfica, labor en la que tuvo como cliente a Catiuska Pérez, comunicadora social, quien coordinaba una revista digital. Tras contarle sobre su emprendimiento Catiuska supo que hablaban de lo mismo, porque también hacía productos en fieltro, aunque eran más que todo para regalar.

Se hicieron amigas y luego socias. "Creo que eso se fue dando de forma natural, trabajábamos juntas para otras cuestiones profesionales, nos fuimos conociendo, hablábamos nuestras cosas, fuimos dando pasos para darnos cuenta que la relación que podía funcionar en la cuestión del negocio de almohadas, María José pudo depositar esa confianza de sus bebés como los llama ella".

Con unos cuatro años en Costa Rica y con MyGeekPillow creciendo, como despabilándose, un día del 2011 Lerena volvió a Uruguay. El día que se fue, una de las almohadas que enseñó a fabricar a Catiuska y su madre iba en su maleta. Esa es otra de las características de los geeks: no se despegan de lo que les gusta.

El uso de las redes sociales confirma que este emprendimiento es para fiebres. Las cuentas en Facebook y Twitter son al mismo tiempo el canal de mercadeo y donde se hacen los pedidos, cada cliente ordena las almohadas con el diseño que guste. Esos perfiles los maneja María José desde Uruguay, mientras en Costa Rica Catiuska y su madre hacen los productos.

"Costa Rica es la cuna de mi bebé -como le llamo cariñosamente a este niñito de casi dos años-. El hecho de que me haya vuelto a mi país de origen corresponde a aspectos personales, pero MyGeekPillow está en cada país donde haya al menos una persona interesada, esto lo hace posible la característica virtual. El manejo a distancia, haberla mantenido con vida corresponde de alguna manera a un agradecimiento, como diríamos entre amigos: No dejarlos tirados", dice Lerena.

Para Catiuska, María José es la persona adecuada para mantener despiertas a las audiencias, aunque les provea objetos de sueño: "el nicho de ella es muy enfocado a redes sociales, sin redes o sería muy bajo o tal vez no tendría éxito, el público meta es la gente que está metida en las redes full, además la forma como se maneja la parte gráfica, cómo lo maneja María José es muy bueno, creo que es también un complemento a redes, el diseño, tirar mensajes, jugar con el público".

Franquicia de fieltro

María José y Catiuska aprendieron de sus madres el oficio de la confección textil. Hace un par de años, Mientras Catiuska (tica nacida en Perú) dedicaba algunas horas a la confección de bolsos, que piensa comercializar bajo la marca Bug-Bag, María José daba forma a sus almohadas. Ambas lo hacían fuera de sus jornadas de trabajo.

"En los inicios dedicaba los fines de semana, luego de un tiempo y en fechas especiales le dedicaba 3 a 5 horas por día", dijo la uruguaya. Cuando ella y Pérez se entrecruzaron, Lerena pensó que Catiuska y su madre eran las personas ideales para continuar el sueño de las almohadas.

"No hubiera iniciado nada con nadie a quien no le tuviera confianza", afirmó Catiuska, socia local de MyGeekPillow. La fábrica de los almohadones está donde su mamá, en Zapote, San José.

Desde Sudamérica, María José maneja las ventas, cuyos pedidos llegan por medio del sitio web de la empresa y por Facebook y Twitter. Además, hace los moldes y con fotos supervisa la fabricación de sus socias, que ven cómo el negocio las hace ponerse cómodas.

Así lo expresó Catiuska: "La materia prima es de un costo bastante razonable, entonces nos deja para las telas y para algunas cosas que queremos hacer. Es bueno, mi mamá el otro día me dijo que se siente más holgada; 'siempre tengo platita', me contó".

María José también está optimista. "Mygeekpillow se alimenta de los comentarios y sugerencias de las personas y cada pedido es un caso especial, el gusto de cada individuo, un nuevo desafio", dijo.

Dulces sueños

Las empresarias cuentan, cada una por su lado, que la satisfacción de sus clientes tiene cara de almohada.

"Cuando uno entrega a la gente su almohada, la abrazan y pagan con la otra mano, el precio en ese momento no importa", según Catiuska.

"Una muchacha me pidió una almohada con la cara del novio y a la vez el novio me pidió una con la cara de ella, me causó gracia que me enviaran la misma foto el mismo día para pedirme almohadones de caricaturas -y los dos pidiéndome que les guardara el secreto del regalo-, imagino que cuando se las entregaron se sorprendieron bastante", contó María José.

Sus almohadas las ponen a soñar. "Mis planes inmediatos son de exportación, crear un sistema para que la gente pueda comprar mediante nuestro sitio", añadió la uruguaya.

La evolución también refuerza las bases del negocio, según Catiuska: "Dos meses no es mucho tiempo pero creo que hemos ido construyendo una relación de negocios, antes era de proveedora de servicios ella y yo de cliente, luego se hizo relación de amigas, pero ya estamos con la de negocios".

Ficha de la empresa

Nombre: MyGeekPillow

Negocio: fabricación de almohadas para geeks (fiebres de la tecnología)

Web: http://www.mygeekpillow.com

Perfil de Facebook: MyGeekPillow

Usuario de Twitter: @mygeekpillow

Ubicación: ¡En Internet y redes sociales! Sus socias están en Uruguay y Costa Rica

Instalaciones: Se fabrican en Zapote, San José

Fundadora: María José Lerena

Socia: Catiuska Pérez

Año de fundación: 2009