Las frutas renacen en nuevo concepto, el viraje que salvó a Multifrut

Tras enfrentar un posible cierre por la caída de las ventas, una empresa productora de pulpa de frutas para el mercado industrial decidió no rendirse y tras mucha investigación, su dueño Richard Cubero está listo para renacer con un nuevo concepto de alimento funcional en forma de cubitos bajo la marca Multifrut.

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

 Marianela Jiménez

Richard Cubero es un soñador con los pies puestos sobre la tierra. Elaboraba pulpa de frutas en su planta en Tibás hasta que un día el negocio dejó de ser rentable y se enfrentó a la pesadilla de muchos: cerrar. Sin embargo, la inversión en activos lo motivó a evitar una venta regalada y mantener, incluso con sus ahorros, un proceso de investigación que le ayudara a replantear su futuro y el de su empresa.

Eso sucedió hace 10 años y para este 2013, Multifrut se prepara para ver la luz con un concepto de fruta en cubitos que llega a reemplazar a las pulpas y, aunque pensado para comercializar entre la industria alimenticia, encuentra adeptos entre aquellos que los comen durante las actividades en las que Cubero ha presentado muestras del producto.

¿Cómo sucedió?

“Fue un proceso largo y a veces solitario. Iba a capacitaciones y charlas y en alguna sobre el tratado de libre comercio con Chile escuché sobre Alimentos Funcionales. Empecé a investigar y así fui a parar a Chile”, relató Cubero. Fue en la nación sudamericana que conoció todo sobre el tema en el Programa Iberoamericano de Ciencia y Tecnología.

Pero, ¿qué es un alimento funcional? Según el Instituto Internacional de Ciencias de la Vida (ILSI, por sus siglas en inglés), es cualquier alimento, en forma natural o procesada, que además de proveer un impacto nutricional, tiene efectos beneficiosos para una o varias de la funciones orgánicas, mejorando el estado general de salud de las personas y reduciendo el riesgo de padecer enfermedades.

En el caso de Multifrut, Cubero explicó que al regresar de Chile, inició las pruebas para intentar la elaboración de una especie de gelatina de fruta natural en un 100% y orgánica. Al mismo tiempo,  participó en la organización del primer foro sobre alimentos saludables que se ha realizado en el país, el pasado noviembre, organizado por el ministerio de Ciencia y Tecnología, que antes lo había premiado como “Campeón de la Innovación 2012”.

En el 2011 y tras muchas pruebas, Cubero consiguió el proceso perfecto que utiliza como materia prima frutas nacionales, cultivadas de forma orgánica y que tienen alto contenido de antioxidantes, que además son enriquecidas y fortificadas y se elaboran con manufactura de buenas prácticas para proteger el medio ambiente.

El resultado son cubitos de fruta en variedad de sabores  y tamaños pero sobre todo, enriquecidos con otros valores, algo que el ingeniero agrónomo considera será de mucho beneficio para los consumidores, no solo por la necesidad permanente que tenemos todos de consumir frutas, sino porque el mercado está plagado, dice, de productos azucarados y manipulados de forma que se les restan sus propiedades nutricionales.

La garantía, resaltó, es que las frutas son adquiridas a productores orgánicos en todo el país, por ejemplo la guanábana en Siquirres, la guayaba en Turrialba y la mora en la zona de Los Santos. “Esto nos da valor agregado y nos beneficiamos todos”, agregó.

Por ahora procesan seis tipos de frutas : mora, maracuyá, guanábana, guayaba, fresa y tamarindo, de las cuales se hacen láminas y de ahí los cuadritos, que pueden durar hasta seis meses sin necesidad de refrigeración.

Para llegar a eso, Multifrut pasó por un proceso de reingeniería, vendió su anterior maquinaria y se abocó a instalar la nueva planta de producción. En mayo instalaron un condensador dual y un ducto de salida para recoger el calor generado por el equipo de secado y el generado en planta, con el fin de propiciar condiciones óptimas para los colaboradores.

También importaron un compresor desde Italia, necesario para enfriar la cámara de secado, que se puso en marcha a mediados del mes pasado.

“El trabajo ha sido arduo y la inversión económica significativa. Las pruebas en planta ya arrancaron y estamos preparando el lanzamiento y la presentación”, dijo Cubero, quien comentó que “ya tenemos contactos con otras empresas que se han interesado en el producto”.

Los cubitos de Multifrut tendrían variados usos por parte de otras empresas en el campo alimenticio, entre otras en yogurt, helados, repostería, cereales, snacks y pastelería. “Con imaginación y creatividad se pueden encontrar más usos”, destacó.

Un informe de la consultora inglesa Leatherhead Food Research determinó que en el 2010 el mercado de alimentos funcionales fue de $24.000 millones, triplicando el tamaño del 2003, por lo que Cubero resaltó “la gran oportunidad que tenemos las empresas nacionales y el reto de desarrollar conceptos diferentes a través de la innovación y la investigación para ofrecer productos con atributos nutricionales y benéficos y así dar valor agregado a nuestra canasta exportadora”.