Dedique espacios a pensar en productos, servicios y procesos a mediano y largo plazo y hágalo con ayuda de otras personas

Por: Carlos Cordero Pérez 16 marzo, 2016
El emprendedor debe aprovechar sus ratos de ocio para visualizar la empresa y sus productos a un plazo de cinco años, recomendó Antonio Vitola, de Indibi.
El emprendedor debe aprovechar sus ratos de ocio para visualizar la empresa y sus productos a un plazo de cinco años, recomendó Antonio Vitola, de Indibi.

¿Un emprendedor puede visualizar cómo será su negocio y sus productos a cinco años plazo, como lo hacen las grandes firmas?

Para Antonio Vitola, presidente del Instituto de Diseño de Bienestar (Indibi), sí se puede y los emprendedores pueden seguir algunas claves básicas para utilizar en su negocio el "diseño de futuro", así como pueden evitar algunos errores clásicos.

La tarea no será simple. "En un negocio el emprendedor debe pensar, ejecutar e invertir; en una gran empresa esas funciones están separadas", advirtió Vitola.

¿Qué es?

El diseño del futuro es visualizar cómo se verá la empresa y sus productos en el mediano o largo plazo (cinco años, por ejemplo). "Tiene que visualizarse en su bienestar", dice Vitola.

En las grandes empresas pueden instalarse departamentos dedicados al diseño de futuro, pero en una micro o pequeña empresa debe ser el mismo emprendedor quien dedique sus momentos de ocio a repensar el negocio a mediano o largo plazo. Si tiene colaboradores también podría buscar espacios para integrarlos.

El diseño de futuro implica:

- Imaginar y crear productos y servicios nuevos.

- Cambiar productos, servicios y procesos actuales.

- Realizar experimentos o pruebas de los nuevos productos, servicios y procedimientos.

- Sacar provecho y lecciones de los fracasos en las pruebas.

¿Cómo hacerlo?

El pensar en el futuro implica utilizar un método creativo que implica preguntas básicas como:

- ¿Qué quiere hacer? Es definir la visión, tal como se define en planeamiento estratégico. Aquí es fundamental conocer que motiva a sus clientes y qué necesidades enfrentan.

- ¿Por qué? Es definir la misión e implica tener claridad sobre las razones para hacer algo nuevo.

- ¿Cómo? Es diseñar el plan de acción para lograrlo.

- ¿Cuándo? Aquí se definen los tiempos en que debe ser realizada cada actividad o tarea.

- ¿Dónde? Determinar el espacio geográfico en el que se enfocará o se ubicará la empresa.

- ¿Dará resultado? Es el diseño y presentación de un prototipo, maqueta, experimento o prueba para ver el concepto.

- ¿Cuánto cuesta? Determinar el costo y el presupuesto que requerirá.

¿Cuáles errores evitar?

- Delegar el diseño de futuro y la ejecución en colaboradores que no están interesados. Busque apoyo en familiares, amistades, colegas y colaboradores a quienes le interese ayudar a su negocio y a Usted.

- Inducir a sus colaboradores en pensar solo en el presente. Promueva el pensar en el futuro.

- Poca valoración del diseño a futuro. Usted debe ser el primer interesado en pensar en sus productos, servicios, procesos y en el negocio a mediano y largo plazo.

- Creer que solo Usted puede hacerlo. En el diseño a futuro Usted debe integrar a otras personas (familiares, amistades, colegas, colaboradores y clientes). ¡Hable con los demás! Fomente la creación en grupo.

- Creer que las buenas ideas saldrán de ambientes formales. "En realidad surgen de ambientes informales, a partir de conversaciones y espacios de intercambio", insistió Vitola.