Un horario casi ininterrumpido, diversos profesionales a disposición y hasta la posibilidad de tener acceso a una guardería son parte de la oferta de este gimnasio

Por: Joanna Nelson Ulloa 15 abril, 2016
El concepto de atención integrada de Gym Up logró la apertura de un segundo gimnasio y desde ya se encuentra trabajando en la posibilidad de futuras sucursales.
El concepto de atención integrada de Gym Up logró la apertura de un segundo gimnasio y desde ya se encuentra trabajando en la posibilidad de futuras sucursales.

La inspiración para que Gym Up fuera una realidad nació, en el Viejo Continente, cuando Alvin Valverde, su gerente y propietario, estudió y vivió en Europa, trabajo en un fitness center y absorbió la idea de un servicio integral y enfocado a resolver las necesidades de su nicho de mercado.

Este gimnasio abrió su primera sede en el Barrio El Molino de Cartago hace ya seis años. Tres años después, abrió una sucursal en San Rafael de Oreamuno, también en Cartago, y ya se encuentran listos para pensar en una tercera incursión.

"La idea con que se inició este proyecto incluía todos los servicios que requieren las personas que se ejercitan", explicó Valverde. "No solo la posibilidad de ir a un lugar a hacer ejercicio, si no también clases conjuntas de zumba, yoga, TRX, etc. Pero además tenemos aquí mismo a todos los profesionales que brindan una asesoría completa a los clientes como psicóloga, médico general, terapeuta física, entrenador personal y nutricionista".

Otro de los beneficios que tiene Gym Up para sus clientes son las charlas que ofrecen con los diversos especialistas que trabajan en el gimnasio, como por ejemplo para conocer más acerca de nutrición.
Otro de los beneficios que tiene Gym Up para sus clientes son las charlas que ofrecen con los diversos especialistas que trabajan en el gimnasio, como por ejemplo para conocer más acerca de nutrición.

Al regreso de Valverde al país, las posibilidades de empleo eran limitadas, por lo que a través de observación y estudios de mercado supo que su idea podría prosperar.

Abrió el primer Gym Up, dirigiéndolo a profesionales que en su mayoría trabajan fuera de Cartago y que están de regreso entre 5 p.m. y 6 p.m. También dentro del público se encuentran quienes lo visitan muy temprano, a partir de las 5 a.m.

La oferta que prepara Gym Up para sus clientes ofrece enorme variedad como las clases mixtas de TRX- Abdomen-Insanity, que se realizan semanalmente.
La oferta que prepara Gym Up para sus clientes ofrece enorme variedad como las clases mixtas de TRX- Abdomen-Insanity, que se realizan semanalmente.

Además, durante el día tienen afluencia de jóvenes y adultos mayores quienes le generan un movimiento constante al gimnasio.

Servicio total

En Gym Up los profesionales de diversas disciplinas como psicología, nutrición, y medicina, entre otros, trabajan con cita previa en un horario de 5 a.m. a 10 p.m.

"El objetivo fue siempre generar una ventaja competitiva y sentimos que en eso ha radicado el éxito de este negocio. Tenemos un cuidado extremo con la limpieza, con la ventilación de los gimnasios, la iluminación y todos esos detalles", dijo Valverde.

Existen además un Club de Boxeo y un Club de Atletismo para todos aquellos interesados en participar. Los que lo hacen, cuentan también con asesoría para no terminar lesionados y para poder alcanzar sus objetivos.

Los clientes pueden elegir la forma en que pagan su mensualidad. Puede ser mensual, trimestral, semestral y anual.

Eso si, todos los socios tienen derecho a participar de todas las clases que ofrece el gimnasio y, por supuesto, a asistir en el horario de su conveniencia. Además, las citas con los diversos especialistas tienen un costo bajo.

Luego del inicio, establecieron también un departamento de servicio al cliente, que a través de diversos mecanismos –como llamadas telefónicas, correo y otras herramientas digitales— se encargan de avisar de clases especiales, ofertas y cualquier actividad que se realice.

Tras el segundo local, sintieron la necesidad de buscar ayuda y contactaron a Propyme, quien les brindó una aseosría para mantener bajo control el negocio existente y colaborarles en la definición de los proyectos futuros.

Nuevos retos

Tras la apertura de su segundo local, Valverde contempla la posibilidad de hacer los estudios de mercado para buscarle ubicación a un nuevo de gimnasio. Eso sí, en la provincia de Cartago siempre.

"Me sentía más seguro cuando realicé la apertura del segundo local, con más espuela para manejar personal. El trabajo que se hizo durante los primeros tres años de posicionamiento de marca dio sus frutos y cuando llegamos a San Rafael tuvimos éxito, y mantenemos una ocupación que alcanza el 90%", comentó.

Actualmente cuenta con 33 empleados entre los dos locales. Y antes de seguir adelante, quiso diversificar la actividad abriendo un kínder en un área de 100m2 que tiene en el local del Barrio El Molino.

La idea es que aparte de kínder con servicios educativos como idiomas y estimulación temprana, se ofrece el servicio de guardería con precios especiales para los socios del gimnasio.

"Queremos darle la posibilidad a padres y madres, de poder dejar a sus hijos en la guardería mientras hacen ejercicio”, concluyó.

Etiquetado como: