CREE PROTOCOLOS DE LIMPIEZA

Aleje la suciedad y plagas de su negocio con medidas básicas de higiene

Se recomienda fumigar las instalaciones por lo menos dos veces al año, para evitar plagas de insectos.


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

¿Su negocio atrae o espanta clientes? Si los consumidores tuvieran que calificar la higiene: ¿Pasaría la prueba? ¿Cuál sería la nota?

La higiene y buena presentación del negocio son elementos que los consumidores también toman en cuenta a la hora de decidir si lo visitan.

Reforzar las medidas de higiene, evitará que se propaguen enfermedades entre sus clientes y empleados, así como impedirá sanciones o prevenciones de las autoridades de salud por malos manejos sanitarios.  Además, la imagen de su empresa no se verá comprometida.

A continuación, le ofrecemos algunas recomendaciones:

No olvide cumplir la reglamentación

Si su negocio se dedica a la venta de alimentos, no olvide cumplir con toda la reglamentación en materia de higiene y salud.

El Reglamento Técnico Centroamericano Buenas Prácticas de Higiene para Alimientos No Procesados y el Reglamento para los Servicios de Alimentación al Público son tan solo dos de las normas que debe acatar.

Dagoberto Rojas Quesada, experto en salud ocupacional, explicó que los restaurantes o sodas deben cumplir con medidas de inocuidad, de forma tal que el alimento que se le da al usuario tenga todas las condiciones de higiene para evitar cualquier contaminación o intoxicación.

Capacite al personal

Si bien la legislación exige que quienes manipulen alimentos lleven un curso al respecto, es importante capacitar al personal constantemente sobre hábitos básicos de higiene, recomendó Rojas.

Priscilla Herrera García, directora general de salud del Ministerio de Salud, recomendó tener a un encargado que revise constantemente las medidas de higiene en el restaurante o soda y que esté recordándole al personal la necesidad de cumplir con estas.

Además, Herrera mencionó que el personal que manipula alimentos no debería manejar dinero.

“Se deben separar procesos, la gente que está en el área de producción es para el área de producción, el personal de aseo es de aseo y el personal de caja es de caja”, advirtió.

Si por la situación económica de la empresa esto no es posible, se debe capacitar al personal y extremar el protocolo de lavado de manos.

“Si la persona va a hacer las dos cosas –manejar alimentos y la caja- debe tener todos los elementos a la mano. Por ejemplo, que la pileta de lavado de manos esté cerca de la zona de producción”, ejemplificó.

Por otro lado, Rojas recomendó proveer al personal del equipo de higiene necesario como cofias (gorras), guantes, cubre bocas, gabachas, calzado apropiado y alcohol en gel.

Mantenimiento de instalaciones

Mantenga limpio el servicio sanitario y la infraestructura general.

Rojas recomendó mantener limpios los pisos, las paredes y, especialmente, el servicio sanitario, tanto el que usa el cliente como el de los empleados.

“Muchos servicios sanitarios no tienen suficiente jabón, o en algunos casos no tienen agua o no tienen dispensador para secarse las manos. Los baños deben estar muy limpios y debidamente equipados”, comentó Rojas.

Controle las plagas de manera periódica

Según Rojas, las empresas deben tener un control de roedores (ratas) de forma permanente con la instalación de trampas y se recomienda fumigar por lo menos dos veces al año, para evitar que se propaguen cucarachas y otros insectos.

“Todo depende mucho del edificio, de qué material está construido, del alcantarillado. Según el caso, las fumigaciones podrían ser hasta más de dos veces al año”, recomendó.

Priscilla Herrera recordó que debe cumplirse lo establecido en el artículo 61 del Reglamento para los Servicios de Alimentación al Público, que estipula que si se utilizan plaguicidas, deben aplicarlos personas capacitadas y deben llevar un registro de esas aplicaciones. 

Recurra al uso de rótulos con recordatorios

Herrera sugirió crear pequeños rótulos para que se peguen en los baños y en los espejos, en los cuales se le recuerde a la persona que ingresa que debe lavarse las manos.

“Se pueden poner calcomanías que digan: Recuerde lavarse las manos. La gente lo ve y de inmediato le ayuda a reforzar la conducta”, aconsejó.

Herrera mencionó que hay empresas que ponen calcomanías en los servicios sanitarios de los empleados en las que se les recuerda que es obligatorio lavarse las manos. Además, se establecen bitácoras de lavado de manos y un empleado controla si ya se cumplió con ello.

Desinfecte los equipos de la oficina

Las computadoras, teléfonos, lapiceros, llaves y las agarraderas de las puertas son un foco para las bacterias y gérmenes.

“Es importante que en las oficinas se elaboren planes de limpieza generales y que se planifiquen limpiezas profundas, donde se limpien los diferentes objetos. Esto es muy importante para evitar la contaminación en lo que son infecciones respiratorias”, dijo Herrera.