IDEAS PARA EMPRENDEDORES

¿Quiere innovar? Antes de hacerlo, lea estos consejos

La innovación debe estar presente siempre en su negocio, le permitirá ser más competitivo.


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Usted es un emprendedor y tiene en mente un producto o servicio que quiere lanzar al mercado. Trabaja en crear un prototipo, se enamora de él, lo pone en un ‘pedestal’.

"¡Qué gran producto, será una sensación!", se dice y sale a vendérselo a los consumidores inmediatamente.

Sin embargo, omitió un paso importante en todo proceso de innovación: preguntarle a sus potenciales clientes si están interesados en lo que tiene que ofrecerles y qué les parece su propuesta.

¿Pensarán ellos de la misma forma que usted? ¿Realmente es algo útil lo que se está ofreciendo o usted está viendo el panorama con sus ‘lentes de amor’ a su producto y no de forma objetiva?

Por medio de este análisis, podrá palpar qué tanto éxito tendrá esa buena idea que nació en su mente, antes de invertir su trabajo y energías en un proyecto que quizás no vaya a ser bien recibido.

Esta es la recomendación de Cristián Moreno Terrazas, fundador del Centro de Innovación de la Federación de Industrias de Chile, pues en su experiencia muchas empresas omiten este peldaño y se lanzan al mercado de buenas a primeras y las cosas no siempre terminan bien.

Al hacer esta valoración previa, se va a ahorrar mucho trabajo, va a ser más eficiente, considera Moreno.

Moreno participó ayer en el Segundo Congreso Nacional de Innovación, organizado por la Cámara de Industrias de Costa Rica.

Ofrecer nuevos productos

Hay otro escenario que puede presentarse: usted ya no es un principiante, su producto o servicio se encuentra en el mercado, ya está consolidado.

Incluso en este contexto favorable, se puede innovar. La idea es mantenerse siempre innovando, no conformarse con lo alcanzado, pues hay que recordar que el mercado cada día es más exigente.

En este caso, Moreno aconseja profundizar en el conocimiento del mercado y valorar introducir nuevos productos, versiones mejoradas de lo que ya se creó.

El experto recomendó estudiar los mercados adyacentes, que son aquellos que “generalmente no están en el corazón de lo que sé hacer como empresa, pero son una oportunidad al lado”.

¿Cómo aprovechar esos mercados adyacentes?

A través de alianzas y diversificando en áreas que se van aprendiendo en el camino.

Un ejemplo de un mercado adyacente es el de aquellas empresas fabricantes de televisores, que invitan a la comunidad de emprendedores a hacer aplicaciones de smart tv (televisión inteligente) y, según como se vendan, ellos participan del negocio.

“La empresa que vende televisores empieza a vender servicios de la mano de terceros. Es un negocio de desarrollo de aplicaciones que ellos no hacen, pero ponen en valor su plataforma y su canal directo con los  televidentes en cada uno de los hogares”, ejemplificó el experto.

Piense si en su sector hay algún mercado adyacente que, en alianza con otras empresas o emprendedores, pueda explorar y aprovechar.

Ejemplo 1 de innovación

En la industria forestal, médicos e ingenieros de Chile se aliaron para adaptar el uso del escáner corporal que le realizan los médicos a los pacientes y hacer un empleo similar en los árboles. Específicamente se desarrolló un contador de biomasa.

El dispositivo permite conocer la biomasa de los árboles y, a través de su uso, se puede controlar el inventario y logística de la corta y movimiento de árboles para la fabricación de productos madereros.

De esta forma, una industria que tenía costos altos y una ineficiencia muy grande, ha pasado a mejorar de forma considerable, contó Moreno.

Ejemplo 2 de innovación

Otro ejemplo de innovación es el de la aerolínea chilena LAN.

“Estuvo, en su historia de 20 años atrás, próxima a quebrar casi dos, tres veces y hoy día es una de las top ten a nivel mundial”.

El negocio no ha cambiado, pero organizacionalmente la manera de operar ha tenido una transformación importante en su modelo de negocios, señaló.