SE DENOMINA INNOVEX

30 empresas se gradúan de programa de innovación

Le contamos la historia y experiencia de dos empresas participantes en esta capacitación de nueve meses.


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Diecisiete pequeñas empresas y trece microempresas recibieron 32 horas de capacitación sobre diferentes temáticas relacionadas con la innovación, como parte del programaInnovex de la Cámara de Industrias de Costa Rica y del Banco Nacional de Costa Rica

El programa orientó a las pymes en la realización de cambios innovadores en los productos y servicios que estas venden, así como en el lanzamiento de nuevas líneas.

Algunos de los temas que estudiaron fueron las tendencias de mercados y del campo tecnológico; el desarrollo de productos y servicios actuales; así como la identificación de aspectos innovadores que les den un mayor valor agregado a sus productos y servicios, entre otros.

Las empresas que participaron en el programa –que duró nueve meses- pertenecen a diferentes sectores como el alimentario, de manufactura, de salud, de artesanía, del área de producción y venta de fertilizantes.

Este programa fue lanzado en el 2009 y hasta la fecha 138 empresas se han graduado de él.

Diseño de Joyería Ana Prendas

Una de las empresarias que participó en la capacitación es Ana Prendas, quien tiene un negocio de venta de joyas que ella misma crea.

La artista plástica y diseñadora industrial inició oficialmente su empresa en el 2006, luego de que tomó la decisión de estudiar orfebrería, pues le gustaba mucho la joyería y quería tener su propio negocio.

Este se denomina Diseño de Joyería Ana Prendas, en el que trabaja con diferentes productos como plata sola, plata con piedras semipreciosas (como ágatas, ónix, drusas, lapislázuli), plata con cristales y plata con vidrio. Desde el año pasado incursionó en la venta de anillos de matrimonio.

Ella vende sus productos en tiendas de hoteles, a través de las redes sociales, y participa en diferentes ferias locales como el Festival Internacional de las Artes (FIA) y Transitarte.

Hoy cuenta con un taller bastante equipado en el que trabaja con otro diseñador llamado Alonso Bogarín, quien también administra la empresa.

Según la empresaria, en el curso reflexionaron sobre por qué iniciaron su negocio y para qué lo están haciendo y también se enfocaron en cómo entender de mejor manera y satisfacer al consumidor.

“Fue aterrizar varias cosas que quizás uno las tenía como en el aire, pero que no las había concretado. Nos dieron las herramientas para bajar a tierra un montón de cosas a nivel sobre todo del segmento al que vamos dirigidos, de la línea de diseño, de cómo lo estamos presentando, de cuáles son esas posibilidades futuras, de cómo nos proyectamos”, expresó la diseñadora.

A raíz de los conocimientos adquiridos en Innovex, en el FIA 2015 -que iniciará el 23 de abril- ella lanzará su nueva línea "Joyería Tropical Costarricense", que incluye piezas en plata con especies de la flora y fauna tica.

Biorganic

Otra empresaria que participó en el curso es Carolina Dada de la empresa Biorganic, que nació en 1995 y que desarrolla productos para la fertilización de plantas bajo la marca Ever Green.

“En aquella época no había alternativas para la fertilización de las plantas de los hogares. La gente usaba cascaritas de huevo o le ponían lo mismo que a las plantas de los cafetales”, recordó Dada.

Sus papás tenían una empresa de fertilizantes foliares agrícolas y decidieron sacar una división nueva de productos orgánicos que nutrieran y mejoraran la apariencia de las plantas.

Actualmente, cuentan con más de 54 productos, que incluyen alimentos y plaguicidas orgánicos e inorgánicos para diferentes tipos de plantas, que están diseñados para que cualquier persona pueda usarlos en su hogar.

Dada alega que la empresa constantemente está innovando.

“Conforme ha ido cambiando la tecnología hemos ido incluyendo todas las materias primas orgánicas, cambiamos los envases a oxo-biodegradables, las etiquetas que tengan tintas de agua. Hemos ido tratando, conforme han salido alternativas en el mercado, de ir modificando nuestra línea para que sea más amigable con el ambiente”, manifestó Dada, quien añadió que la empresa se está certificando en normas ISO y en carbono neutralidad.

Para ella, la capacitación les permitió adquirir mejores herramientas en el campo del mercadeo de la empresa.

“Íbamos haciendo las cosas más por práctica y por necesidad que porque hubiese una planificación…

“Este curso nos ha ayudado y nos ha obligado además a organizarnos, a saber dónde queremos ir, a revisar la imagen de nuestros productos, qué es lo que estamos vendiendo, no solamente el producto en sí mismo, sino qué imagen y qué forma de vida estamos vendiendo: belleza para las plantas, bienestar, salud”, detalló.

Uno de sus proyectos actuales es redefinir la imagen de sus etiquetas.

La empresa, ubicada en Rincón Grande de Pavas, cuenta con 17 empleados y distribuye sus productos en todo el país. Además, exporta a Panamá, Nicaragua, Honduras, El Salvador, Surinam y Guyana.