Su idea ganó la categoría de alimentos en la feria ExpoInnova de la UCR, organizada por la Escuela de Administración de Negocios.

Por: Joanna Nelson Ulloa 18 julio, 2014
Uno de los productos creados por Cordero es una infusión de té verde con arándano.
Uno de los productos creados por Cordero es una infusión de té verde con arándano.

El amor por el deporte y por la gastronomía llevó a Manuel Emilio Cordero Carvajal, estudiante de cuarto año de Dirección de Empresas de la Universidad de Costa Rica (UCR), a “cocinar” una interesante idea de negocios.

Desde hace aproximadamente un año y seis meses, el hoy joven de 23 años, tenía claro que quería constituir una empresa que elaborara y vendiera alimentos saludables, dirigidos a deportistas, lo que se conoce como superfood.

Cordero practica crossfit y artes marciales mixtas y, por experiencia propia, le resultaba difícil encontrar alimentos realmente saludables para consumir.

Una de las ensaladas contiene quinoa con repollo morado, fresas, albahaca y pollo.
Una de las ensaladas contiene quinoa con repollo morado, fresas, albahaca y pollo.

“Manuel se dio cuenta que hay una necesidad de las personas que hacen ejercicio muy estricto, como artes marciales y crossfit, pues en el mercado no existe una variedad de opciones saludables. Lo que se vende no tiene todos los ingredientes que puede ocupar una persona que hace ejercicio”, contó su compañero de clase Ricardo Balmaceda.

Por otro lado, Cordero pronto se convertirá en chef; está a un cuatrimestre de concluir su carrera de Gastronomía en la Universidad Latina.

Todos estos intereses confluyeron y de ahí surgió el plan de crear un negocio propio de venta de alimentos saludables.

Otro de los productos creados por Cordero es un pudín de chia.
Otro de los productos creados por Cordero es un pudín de chia.

En un curso de su carrera de Dirección de Empresas, Cordero tenía que desarrollar una "empresa" y todo un plan de negocios, por lo que era la oportunidad perfecta para poner en marcha aquella idea que tenía en su mente desde hace tantos meses.

Sus compañeros Ricardo Balmaceda Meza, Pablo Brenes Méndez, Roxana Cabalceta Rubio, Shirley Hernández Segura y Johanna Tames Brenes le apoyaron en el proyecto y, entre todos, establecieron la “empresa”, cuyos productos se venderían bajo el nombre de Power up super meals.

Fue tan bueno el trabajo que realizaron los estudiantes, que su proyecto fue ganador de la categoría de alimentos en la feria ExpoInnova, organizada por la Escuela de Administración de Negocios de la UCR.

Los estudiantes ganaron la categoría de alimentos de la feria ExpoInnova y recibieron $1.500.
Los estudiantes ganaron la categoría de alimentos de la feria ExpoInnova y recibieron $1.500.
Productos y futuro

Algunos de los alimentos que se crearon para la feria y que se esperan ofrecer una vez que la empresa se formalice, son ensalada de quinoa con repollo morado, fresas, albahaca, pollo y aderezo balsámico con miel y limón; pudín de chia con leche de almendras y de coco, miel y canela; sándwich de pollo, con col o kale y pan multigrano; una infusión de té verde con arándano, miel y jengibre, entre otros.

“Se busca ayudar a las personas que hacen ejercicio a que tengan una mejor dieta”, manifestó Cordero.

Según Balmaceda, los alimentos poseen diferentes nutrientes como vitaminas, minerales y proteínas.

Balmaceda indicó que para desarrollarlos contaron con la asesoría de nutricionistas, pero también hubo mucha investigación y se dieron cuenta que la industria de comida saludable está teniendo mucho éxito en países como Estados Unidos.

Cordero está sacando los permisos ante el Ministerio de Salud y las instancias correspondientes para poder vender sus productos. Ya tiene donde comercializarlos, pues dos academias de deportes están anuentes a venderlos.

El futuro chef y administrador de negocios dice que esto sería algo de beneficio mutuo: dichas academias complacerán a un sector "hambriento" de este tipo de alternativas saludables y será la vitrina ideal para dar a conocer los alimentos elaborados por él.