Es muy importante estar informado, saber qué está pasando con el mercado, ver cuáles son las tendencias a nivel global, estar atento a las oportunidades que ofrece el gobierno y el sector privado.

Por: Joanna Nelson Ulloa 10 septiembre, 2014
Alejandro Minatta enfatizó en que entender las necesidades del cliente permitirá identificar en qué áreas innovar.
Alejandro Minatta enfatizó en que entender las necesidades del cliente permitirá identificar en qué áreas innovar.

La competencia cada día es mayor en los diferentes mercados. Si su negocio se mantiene estático y cerrado a hacer el mínimo cambio, difícilmente va a crecer. Innovar no es una simple opción, sino una necesidad.

No lo vea solo como algo relacionado con la competencia. Transformarse y renovarse puede agilizar los procesos de su empresa, simplificar trámites y ahorrarle dinero.

Empezar a utilizar una computadora en su negocio, cambiarse a un sistema informático más ágil, incorporar el sistema de código de barras, permitir que se realicen investigaciones para mejorar un proceso de producción, o recurrir a la ciencia y a la tecnología para ser más eficiente,... la lista de opciones es interminable.

Innovar es uno de los desafíos que enfrenta toda empresa: grande, multinacional, mediana y pequeña. Incorporar aspectos tecnológicos, de biotecnología y científicos es algo es factible, no se requieren necesariamente grandes inversiones.

Este es el criterio del consultor uruguayo Alejandro Minatta, quien participó ayer en el Segundo Congreso Nacional de Innovación, que se celebrará hasta el jueves en el auditorio del Edificio Franklin Chang, del Consejo Nacional de Rectores, en Rohrmoser.

“Uno siempre piensa que para la innovación se requieren recursos enormes, megaestructuras, talento humano profesional extremadamente sofisticado, cuando lo que se necesita es escuchar muy bien al cliente, entender qué es lo que está pasando, tratar de subirse a la ola de las tendencias globales para generar valor”, manifestó el experto.

Las pymes tienen una ventaja competitiva para innovar, pues, al ser pequeñas, tienen una mayor capacidad de adaptarse al cambio. Sin embargo, para innovar se requiere estabilidad, tampoco se puede invertir en nuevas tecnologías si del todo no se tienen recursos.

“Las empresas chicas tienen una gran posibilidad. Pero, sí es importante destacar que para correr, uno tiene que saber caminar”, advirtió el consultor.

Estudie e infórmese

¿Cómo encontrar ese nicho de oportunidad?

Es muy importante estar informado, saber qué está pasando con el mercado, ver cuáles son las tendencias a nivel global, estar atento a las oportunidades que ofrece el gobierno y el sector privado para acceder a mercados internacionales.

Para Minatta, el campo de la agricultura y la ganadería son espacios en los que se puede innovar, a través de la vinculación de la tecnología.

Por ejemplo, en Uruguay existen recursos tecnológicos que algunos empresarios ganaderos utilizan para controlar el embarazo en las vacas.

Es así como se puede emplear la tecnología con los productos o materias primas que se producen, esto en todas las disciplinas.

Minatta enfatizó en que estar cerca del cliente, escuchar sus demandas y entender sus necesidades permitirá identificar en qué áreas es necesario efectuar cambios y así dar paso a la innovación.