Antes de escoger el idioma, analice las ventajas que podría traerle en el ámbito personal y empresarial.

Por: Joanna Nelson Ulloa 20 abril, 2015
El aprender otros idiomas puede ayudarle a establecer nuevos negocios.
El aprender otros idiomas puede ayudarle a establecer nuevos negocios.

¿Le ha sucedido alguna vez que a su empresa llega un cliente extranjero que no habla español y le es imposible comunicarse con él debido a que no conoce su idioma, ni siquiera el inglés?

Su empresa tiene el conocimiento, el equipo adecuado para concretar el negocio, pero se impone la barrera del lenguaje, que puede hacer que la relación comercial se desarrolle de forma poco fluida o que del todo no se lleve a cabo.

Por ello, es importante empezar a valorar aprender otro idioma.

Beneficios

El conocer otro idioma extenderá los horizontes de su empresa. Sin duda le brindará más oportunidades comerciales y le facilitará sus relaciones con los clientes extranjeros.

Por ejemplo, si está interesado en exportar y conoce el idioma de ese lugar ya tiene gran terreno ganado pues le será fácil comunicarse con los contactos en el país de destino. Además, podrá leer la normativa y legislación requerida directamente.

Adriana Baires, encargada de mercadeo de la academia Berlitz Centroamérica, menciona que uno de los beneficios podría ser el aumento de la productividad de la empresa.

“Son múltiples las oportunidades que pueden aparecer, pero por desconocimiento de los idiomas se pierden y, hablando en términos económicos, puede significar la pérdida de mucho dinero”, comenta Baires.

Para Paola Mora, gerenta general de Pymes de Costa Rica, la principal ventaja de aprender otro idioma es que la pyme se internacionaliza y se potencia el crecimiento de ella.

“La seguridad que brinda conocer fluidamente el idioma y cultura en una negociación, es notable. Además, le facilita al empresario tomar decisiones correctas y ahorrarse problemas futuros o pérdidas”, asegura Mora.

Baires añade que el desconocimiento de otros idiomas podría incluso generar problemas en el uso de ciertas plataformas digitales, que vienen programadas en idiomas extranjeros, por lo que por ese lado también generaría un beneficio.

Consideraciones

¿Qué preguntas debería hacerse antes de elegir el idioma que va a aprender?

Algunas de ellas son las siguientes:

-¿Cuál es el propósito de aprender dicho idioma? ¿Cómo me voy a ver beneficiado personalmente y cómo ayudará a mi empresa?

-¿Mi deseo de aprender determinado idioma va en sintonía con la planeación estratégica de mi empresa?

-¿Con quiénes voy a interactuar una vez que aprenda el idioma?

-¿Qué tantas personas hablan en el mundo ese idioma? ¿Es un grupo amplio o limitado? ¿Realmente vale la pena escoger determinado idioma sobre otro?

-¿Dónde voy a aprender ese idioma?

-¿Cuánto tiempo tendría que invertir para aprenderlo? ¿Dispongo de ese tiempo?

Idiomas por considerar

Si no sabe otro idioma más que el español, podría iniciar con el inglés, que es un idioma que se ha vuelto muy popular y que mucha gente habla.

Si ya maneja bien el inglés, evalúe aprender otros.

Gilda Pacheco, directora de la Escuela de Lenguas Modernas de la Universidad de Costa Rica (UCR), señala que el tipo de negocio y sus vínculos establecen la prioridad de otros idiomas.

Según Pacheco, los cursos en los que hay más empresarios matriculados en la escuela que dirige son el inglés y el portugués.

Adriana Baires, de Berlitz, indica que el inglés y el portugués también están dentro de sus cursos más solicitados y que muchos empresarios deciden aprender el idioma por oportunidades de negocios que se les presentan en el extranjero.

Paola Mora, de Pymes de Costa Rica, menciona que por el desarrollo actual de las economías y la influencia comercial que vive nuestro país, podría considerarse aprender portugués y mandarín.

Al final, recuerde que la elección del idioma a aprender debe ir alineado con sus objetivos empresariales y personales.