Las tasas de interés aumentarán por factores externos e internos, aunque en los próximos 15 meses se espera que no haya tanta presión.

Por: Joanna Nelson Ulloa 13 noviembre, 2014
Edna Camacho se refirió a que la economía estadounidense empezó a acelerarse y se espera que en el 2015 crezca un 3.1%.
Edna Camacho se refirió a que la economía estadounidense empezó a acelerarse y se espera que en el 2015 crezca un 3.1%.

La situación económica de Estados Unidos ha mejorado en comparación con años anteriores y para el 2015 se espera un crecimiento moderado del 3.1%, lo cual tendrá un efecto positivo en Costa Rica.

Sin embargo, factores externos e internos podrían hacer que a mediano plazo se dé un aumento en las tasas de interés, por lo que las pymes deben prepararse con tiempo para enfrentar cualquier variación.

Este fue uno de los temas analizados ayer en el Intercambio Empresarial organizado por el Banco Nacional y por el semanario El Financiero, en el que la economista Edna Camacho se refirió al Panorama económico para la toma de decisiones empresariales.

A la actividad, realizada en el Hotel Park Inn, asistieron empresarios de diferentes sectores.
A la actividad, realizada en el Hotel Park Inn, asistieron empresarios de diferentes sectores.

La actividad se efectuó en el Hotel Park Inn y participaron empresarios de diferentes sectores.

Panorama internacional

¿Cómo han mejorado las condiciones económicas en Estados Unidos (que tiene una gran influencia en Costa Rica)?

La presidenta de la Academia de Centroamérica manifestó que la tasa de desempleo ha disminuido (hoy es de 5,9%), también se ha dado un aumento de los precios de las acciones en la bolsa de valores y los precios de las viviendas han aumentado, lo cual a su vez ha influido en la confianza del consumidor hacia la economía.

No obstante, hay condiciones laborales que deben mejorar. Por ejemplo, aún hay subempleo y los salarios reales se han estancado.

También se han registrado cambios en la política monetaria de la Reserva Federal de dicho país, de forma tal que ya no se está inyectando tanto dinero a la economía estadounidense como sí se hizo en años anteriores.

Estas condiciones positivas podrían hacer que, por ahora, las tasas de interés no aumenten. Pero, sí se prevé que lo hagan, aunque posiblemente esto suceda en fechas cercanas al 2016, si no se da alguna situación inesperada que cambie las condiciones.

Este plazo debe servir para que las empresas empiecen a establecer sus estrategias para afrontar positivamente ese eventual aumento.

Panorama nacional

A nivel nacional, se confía en que se experimente un mayor crecimiento económico, pero es posible que disminuya la cantidad de dólares en el mercado y que las tasas de interés aumenten.

Camacho se refirió al comportamiento económico que se espera tengan algunos sectores productivos nacionales.

En el caso del sector agrícola, de pesca y silvicultura, que es cíclico y depende mucho del clima, posiblemente vaya a reducir su crecimiento.

Igualmente, se espera una desaceleración de la industria de manufactura, es decir, tendrá un crecimiento moderado y no se espera un repunte importante.

El sector de comercio, restaurantes y hoteles se mantendrá más estable.

Uno de los sectores que más crecerá -se espera que un 5%- es el de transporte, almacenamiento y comunicaciones.

El sector de servicios también se mantendrá estable. En el caso de los servicios que se prestan a otras empresas, Camacho considera que es un segmento de gran oportunidad y que tendrá un crecimiento del 6%.

Los servicios comunales, sociales y personales (consultorios médicos, clínicas odontológicas, salones de belleza, servicios de educación) se mantendrán estables y se estima que crecerán más de un 3%.

La economista indicó que al inicio del año se dio un faltante de divisas, pero que ya volvió a existir un excedente, aunque no como el que había hace varios años.

Por otro lado, el tipo de cambio se ha estabilizado.

Otro elemento que se debe tener en cuenta es el déficit fiscal (el Estado gasta más de lo que recibe).

Según Camacho, un alto déficit puede presionar a que aumenten las tasas de interés. Sin embargo, esto se aminorará con la colocación de bonos en el exterior que se hará el próximo año.

Una eventual devaluación beneficiaría a los exportadores y a las empresas cuya competencia son bienes importados, no así a quienes importan bienes e insumos.

Las empresas que tienen préstamos en dólares también experimentarían perjuicios.

Camacho concluyó su presentación al advertir y reiterar que las tasas de interés aumentarán por aspectos internos y externos. Pero, que no habrá tanta presión en los próximos 15 meses.

Otros intercambios

El 20 de noviembre se realizará el próximo intercambio empresarial en el Hotel Double Tree by Hilton, en Puntarenas, en el que la expositora también será Camacho.

El último intercambio está previsto para el 4 de diciembre en el Hotel Park Inn, en Barrio Don Bosco, el cual iniciará a las 6 p. m. El 15 de noviembre se habilitará la inscripción en el sitio web de EF.

Asimismo, después del 4 de diciembre estará disponible una presentación sobre los temas analizados en los intercambios.