Se dice que la felicidad está en los pequeños detalles. Esta teoría también es aplicable al clima laboral de una empresa, sin importar cuál sea su tamaño o giro

Por: Joanna Nelson Ulloa 18 febrero, 2016
Cada una de las acciones que contribuyan a mejorar el clima organizacional de su pyme mejorará las percepciones de sus colaboradores y por ende beneficia el resultado de sus acciones.
Cada una de las acciones que contribuyan a mejorar el clima organizacional de su pyme mejorará las percepciones de sus colaboradores y por ende beneficia el resultado de sus acciones.

Todo emprendedor busca que su negocio sea productivo y logre grandes utilidades. Y en esa búsqueda es donde urge advertir que el clima organizacional de su pyme será el reflejo de las percepciones que sus colaboradores tengan de diferentes aspectos de la empresa.

Las empresas se esfuerzan en su área "objetiva" (procesos, procedimientos y tecnología) y olvidan una parte primordial para lograr el éxito: el capital humano, la parte "subjetiva".

Por eso hay que incluir en las tareas de pendientes la atención a las sensaciones que tienen los trabajadores, con respecto a la organización.

Esas percepciones van a estar influenciadas por las experiencias del colaborador en la organización, por la calidad de las relaciones interpersonales, por factores internos como salarios, la planta física, horarios e incentivos.

También por factores externos como el precio del dólar, las políticas gubernamentales, y hasta el costo de canasta básica.

"Es importante para cualquier empresa tener una visión clara de su clima organizacional  porque de ella van a depender en gran medida el desempeño  , la producción, la motivación, la satisfacción, la comunicación y otros aspectos de la organización", señaló Ronald Escalante Aguilar, director de psicología organizacional de la Universidad Americana (UAM).

Para mejorar el clima organizacional de su negocio la comunicación es de vital importancia, es recomendable utilizar las siguientes herramientas:

1. Comunicados formales, claramente planteados para todos los niveles de la organización.

2. Funciones claramente definidas y entendidas.

3. Expectativas individuales y grupales claramente manifestadas.

4. Metas y objetivos claros.

5. Participación de cada sujeto en el logro de las metas empresariales claramente establecido.

El papel del líder formal e informal es vital en la construcción y mantenimiento de un ambiente de trabajo favorable, por lo que deben empoderarse y fortalecerse esos liderazgos con capacitaciones.

No hay que olvidar tampoco que la madurez, la capacidad asertiva y la proactividad son características de un líder: identifíquelos y genere la oportunidad de crecer y desarrollar ese liderazgo en la compañía.

Para Escalante, la motivación  es otro de los factores que intervienen en el clima organizacional   y debe estar de primero en la agenda de la empresa,  por lo que plantear una agenda de incentivos y beneficios para los colaboradores es fundamental.

Mantenga sus prioridades, desarrollando y promoviendo un ambiente sano en su pyme. Eso le permitirá mayor lealtad en los trabajadores, mejores resultados y por supuesto obtendrá más eficiencia en los procesos.