Una asociación femenina surgió en 1997 en el Pacífico sur de Costa Rica para dar sustento a su comunidad, mediante el beneficiado de café sostenible y el turismo rural comunitario.

Por: Randall Cordero 22 noviembre

El sol sobre la carretera Interamericana sur, un sábado en la mañana-tarde, es fuerte, pesado e imponente. ¡Ah, pero desvíese usted unos cuantos kilómetros hacia Biolley de Buenos Aires para que sea la lluvia la que domina el panorama!

Biolley, en el cantón puntarenense de Buenos Aires, en la estribaciones hacia el Pacífico de la Cordillera de Talamanca, tiene la característica de convertir el calor en tiempo fresco y alargar las horas de luz. El lugar es parte de la zona de amortiguamiento del Parque Internacional La Amistad (PILA), lo que explica por qué es tan verde y húmedo.

Laura Quirós es una de las fundadoras de Asomobi y una de las líderes comunales de Biolley de Buenos Aires, Puntarenas.
Laura Quirós es una de las fundadoras de Asomobi y una de las líderes comunales de Biolley de Buenos Aires, Puntarenas.

Es un pueblo con pocos habitantes y casas distanciadas unas de otras, pero no es solitario ni abandonado, más bien es pujante y emprendedor; un lugar consciente de que los recursos naturales que posee son la base de su sustento.

La Asociación de Mujeres Organizadas de Biolley (Asomobi) es ejemplo de cómo amalgamar naturaleza, crecimiento económico y cohesión social. La organización maneja un beneficio de café sostenible que procesa las cosechas de los productores de la zona y administra un albergue desde el que parten excursiones guiadas hacia los picos más altos del PILA, como el cerro Cabécar (2.923 metros sobre el nivel del mar), el Kámuk (3.549 msnm) y el Valle del Silencio (2.700 msnm).

"Comenzamos en 1997 con la idea de generar fuentes de empleo para las mujeres, ya que teníamos serios problemas; el café había caído de precio, los esposos e hijos se estaban yendo para Estados Unidos o la ciudad a buscar oportunidades, y eso estaba desintegrando las familias", explica Laura Quirós, una de las fundadoras de Asomobi.

Mujeres organizadas ¡y rodeadas de naturaleza!
Mujeres organizadas ¡y rodeadas de naturaleza!

Ella llegó a Biolley desde Puriscal, hace 21 años, y allí crió a sus siete hijos, de los cuales el menor tiene 12 años. Es una de las líderes comunales y una persona risueña, conversadora y muy activa: antes de las 6 de la mañana está haciendo el desayuno y a las 10 p.m. está en plena charla. Igual va y viene por el pueblo, hablando con los productores, o está trabajando en el beneficio y albergue.

La organización del café y el turismo

Mujeres organizadas ¡y rodeadas de naturaleza!
Mujeres organizadas ¡y rodeadas de naturaleza!

Asomobi tiene 30 asociadas y además de producir café sostenible (marca Cerro Biolley, distribuido sobre todo en Pérez Zeledón) coordina con otras asociaciones comunales un programa de educación ambiental, impartido en escuelas cercanas al PILA, parque que junto con toda la Reserva de la Biosfera La Amistad es Patrimonio Mundial de la Humanidad.

El proyecto educativo proyecto surgió cuando la organización alcanzaba su madurez, pero al inicio las cosas no estaban tan claras y las operaciones pecaban de inocencia.

"Nosotras teníamos miedo de todo, de la parte financiera, de administración, de ir a hablar, de salir a San José, todo era miedo, a pesar de que sí teníamos muchas ganas de trabajar y aquí lo demostrábamos. Comenzamos a buscar ayuda externa, tocar puertas como INA e IMAS, porque cuando empezamos con el beneficio, el primer año, echamos a perder 150 fanegas de café porque no teníamos mucho conocimiento", cuenta Quirós sin vergüenza alguna.

Mujeres organizadas ¡y rodeadas de naturaleza!
Mujeres organizadas ¡y rodeadas de naturaleza!

Con el apoyo de entidades como Fundecooperación, Icafé, la Alianza Internacional de Mujeres en Café (AIMC) y más recientemente de Cegesti, el grupo desarrolló habilidades para sacar la faena: "Si no existiera Asomobi, yo no pudiera estar acá, hace años me podría haber ido, no tendría como haberle dado estudio a mis hijos", cuenta la fundadora de la asociación.

Funcionar como un grupo requirió mucha tenacidad, según Quirós: "No es fácil ni para varones que trabajan en el campo, menos para nosotros las mujeres, el trabajo es muy fuerte. Sin embargo, no es el hecho de que sea duro, sino que a veces no existe. En este momento generamos empleo a más de una señora que tal vez tendría que irse a otro lado".

La idea y nombre femenino del grupo surgió por razones de estrategia, según Laura Quirós, para tener mayor acceso a la cooperación nacional e internacional. "No era que estuviéramos peleadas con ellos (los hombres)", sonríe la emprendedora de 50 años.

Mujeres organizadas ¡y rodeadas de naturaleza!
Mujeres organizadas ¡y rodeadas de naturaleza!

En Asomobi, Cegesti ejecutó recientemente un proyecto de cooperación con fondos canadienses y de la Fundación CRUSA, en el que se capacitó a las asociadas para reducir el impacto ambiental, observar normas de seguridad ocupacional y llevar un mejor control financiero de las actividades de beneficiado de café y turismo rural comunitario.

Marcello Hernández, consultor de Cegesti, destacó entre los resultados del proyecto la colocación de estaciones de reciclaje de residuos sólidos en el beneficio y el albergue, la elaboración de un manual de salud ocupacional y la construcción de presupuestos y flujos de caja.

La firma consultora ejecutó otro proyecto similar en Acetusama, otra organización de índole turística y ambiental de Buenos Aires de Puntarenas.

Mujeres organizadas ¡y rodeadas de naturaleza!
Mujeres organizadas ¡y rodeadas de naturaleza!

Trabajo de redes

Édgar Loría es uno de los productores de Biolley que hace negocios con Asomobi. De su finca El Cedro, de unas nueve hectáreas de extensión, obtiene unas cuatro cosechas de café al año, las cuales vende a la asociación.

En sus terrenos también hay espacio para un vivero de cafetos orgánicos, árboles frutales, una granja porcina, un estanque de tilapias y un biodigestor que genera metano con los excrementos de los cerdos. Loría utiliza ese gas para cocinar.

Mujeres organizadas ¡y rodeadas de naturaleza!
Mujeres organizadas ¡y rodeadas de naturaleza!

"Para nosotros, los productores y las mujeres son muy importantes; los productores nos brindan café y sin el apoyo de las compañeras no podríamos salir adelante. Si alguien tiene pollos y son compañeras, les compramos los pollos, si necesitamos carne se le compra a la asociación o a la comunidad, el señor que tiene un carro hala personas, nos dan una serie de beneficios y apoyo, pero nosotros también estamos dando beneficios a ellos", dice Laura Quirós.

Asomobi es parte de la red Quercus (nombre científico del roble, común en la zona de amortiguamiento del PILA), que imparte el programa de educación ambiental en escuelas de Biolley, Potrero Grande, Brunka, Volcán y Pittier.

Para Quirós, el trabajo conjunto permite tener mejores resultados en los 130 km cuadrados del área adyacente a La Amistad: "La idea de generar una red era para alcanzar aquellas cosas que como organizaciones comunales más pequeñas no lográbamos alcanzar, o el impacto no iba a ser tan grande".

Mujeres organizadas ¡y rodeadas de naturaleza!
Mujeres organizadas ¡y rodeadas de naturaleza!

Retos de sostenibilidad y liderazgo

La construcción del albergue para turismo rural comunitario de Asomobi está prácticamente concluida, aunque aún se edifica el área de lavado y se dan otros acabados.

Con este proyecto, la Asociación de Mujeres Organizadas de Biolley procura obtener el Certificado de Sostenibilidad Turística, del Instituto Costarricense de Turismo (ICT).

Mujeres organizadas ¡y rodeadas de naturaleza!
Mujeres organizadas ¡y rodeadas de naturaleza!

La continuidad de los negocios de Asomobi hoy está en manos de las fundadoras de la organización, quienes están conscientes de que deben transferir ese liderazgo en el mediano plazo.

"Con los años, uno se cansa", expresó Mabel Sibaja, una de las primeras asociadas, junto con Laura Quirós.

Para Quirós, no se trata de hacer clones, sino de transmitir el compromiso con el desarrollo social, económico y ambiental de la zona. "Si sucede algo, son las señoras las que saben", acota su hija Ariana Torres, una de las que podrían asumir el desafío.

Mujeres organizadas ¡y rodeadas de naturaleza!
Mujeres organizadas ¡y rodeadas de naturaleza!

Ficha de la asociación

Nombre: Asociación de Mujeres Organizadas de Biolley (Asomobi)

Negocios: beneficiado y venta de café sostenible, turismo rural comunitario en la zona de amortiguamiento del Parque Internacional La Amistad

Mujeres organizadas ¡y rodeadas de naturaleza!
Mujeres organizadas ¡y rodeadas de naturaleza!

Perfil de Facebook: Posada Cerro Biolley

Ubicación: Biolley, Buenos Aires de Puntarenas (Pacífico sur)

Año de fundación: 1997

Mujeres organizadas ¡y rodeadas de naturaleza!
Mujeres organizadas ¡y rodeadas de naturaleza!
Mujeres organizadas ¡y rodeadas de naturaleza!
Mujeres organizadas ¡y rodeadas de naturaleza!
Mujeres organizadas ¡y rodeadas de naturaleza!
Mujeres organizadas ¡y rodeadas de naturaleza!
Mujeres organizadas ¡y rodeadas de naturaleza!
Mujeres organizadas ¡y rodeadas de naturaleza!
Mujeres organizadas ¡y rodeadas de naturaleza!
Mujeres organizadas ¡y rodeadas de naturaleza!
Mujeres organizadas ¡y rodeadas de naturaleza!
Mujeres organizadas ¡y rodeadas de naturaleza!