Conocer bien a su público meta y mantener una relación cercana, aumenta las ventas.

Por: Joanna Nelson Ulloa 30 julio, 2013
Coffee Shot es una empresa que vende infusiones de café puro y lo comercializan a través de redes sociales.
Coffee Shot es una empresa que vende infusiones de café puro y lo comercializan a través de redes sociales.

Con el auge de las redes sociales, las pymes cuentan con un nuevo aliado que les permitirá hacer crecer su negocio. El éxito dependerá de una estrategia acertada con la que logren capturar y obtener la fidelidad de sus clientes.

“Una pyme no debe perder la posibilidad de participar en las redes sociales como Facebook porque es una gran oportunidad de capturar consumidores”, aseguró el Fundador de Repúblika Independiente Agencia Digital, Mauricio Fallas.

“Triunfar en las redes sociales depende de la estrategia. La categoría del producto no afecta si la estrategia es acertada. Por ejemplo, con algunos clientes hemos logrado hasta vender desde matrículas en una universidad privada, paquetes vacacionales y hasta equipo para alguien que va a abrir una clínica dental”, explicó Fallas.

“Hay que señalar por ejemplo que la de la Universidad tiene 30 mil fans, y publica 6 veces al día. La otra es de una agencia de viajes con 10 mil fans que publica 4 veces al día y la otra es lugar que vende equipo dental con 1,700 fans y publica una vez x día”.

Las redes sociales permiten un contacto directo con los clientes y además ofrecen mucha información acerca de ellos. Justamente es a través de esta red social, que María José Aragón logró consolidar su negocio Stickers Costa Rica.

“Cuando comencé con el negocio el uso de Facebook no era tan común como hoy. Comencé con el perfil personal y luego emigré al perfil de una empresa. La idea de trabajar con stickers me surgió cuando al llevar a mi hija al maternal me solicitaron rotular todos sus útiles. Inicié junto con una socia en 2011 y ha sido un proceso de sembrar y recoger pero hemos venido creciendo y recibiendo más pedidos”, comentó Aragón, quien envía sus productos a través de Correos de Costa Rica.

Con un producto importado pero teniendo como base su perfil de Facebook, Priscila Agüero inició la venta de ropa infantil comprada en el exterior. Actualmente el perfil de Creciendo Juntos Ropa Infantil cuenta con 8018 fans, y según Agüero el atractivo de la forma de pago y el producto que ofrecen es lo que marca la diferencia.

“Considero que el sistema de pago, donde se hace un adelanto del costo total, más la estrategia de postear en las noches, en horas de almuerzo y temprano por la mañana han sido efectivas. Este método es ideal para los que no tienen capital para iniciar un negocio y poner un local”, dijo Agüero.

Para Vanessa Artavia , propietaria de Joyería Vaneska, su experiencia inició de forma entusiasta y con un crecimiento importante. Pero a inicios de este año el negocio comenzó a decaer.

“Sé que la situación económica afecta y he tenido que recurrir a otros tipos de actividades para mover el producto”, señaló Artavia.

Otra empresa que se acercó a las redes sociales para consolidar su negocio fue Coffee Shot, quienes crecieron inicialmente en un perfil personal pero no tanto en el uso de su perfil de negocios.

“Estamos enfocando ahora nuestro producto a las empresas y sentimos que no es igual que antes. Pero sabemos y conocemos de casos donde resulta un enorme beneficio”, afirmó Gabriela Guevara, de Coffee Shot.

Es importante que quienes trabajen con redes sociales como Facebook tengan objetivos claros, definan bien su público y creen con ellos una relación. No deben olvidar que el producto debe ser atractivo y que capacitarse en estrategias puede marcar la diferencia.

“Sí se puede mantener el éxito de una pymes en las redes sociales pero deben invertir en publicidad dentro de la red social para atraer siempre nuevos prospectos”, señaló Fallas.