La migración de modelos de negocio convencionales a sostenibles ofrece grandes ventajas a empresarios

Por: Kryssia Ortega 22 noviembre
Fundecooperación, que ofrece asesoría y financiamiento, es una de las instituciones que motiva a las pymes a incorporar el tema ambiental y social en sus proyectos.
Fundecooperación, que ofrece asesoría y financiamiento, es una de las instituciones que motiva a las pymes a incorporar el tema ambiental y social en sus proyectos.

Dar el salto de una empresas convencional a una sostenible en lo ambiental es una clave que potencia la capaicdad de las empresas para importar, exportar y tener la preferencia del consumidor.

"El cliente extranjero se toma el tiempo de revisar las etiquetas de losproductos y de participar en actividades que incorporen estascaracterísticas", advirtió Kattia Rojas, vocera de Fundecooperación. "Además los costarricenses que consumen y utilizanproductos sostenibles, están dispuestos a pagar el sobre precio a cambiodel beneficio que significa adquirirlo, exigen más y buscan una calidadgarantizada".

Esta es una entidad que cuenta con más de 20 años de experiencia de trabajar en el sector ambiental facilitando la puesta en marcha de ideas de negocio y dando apoyo para desarrollar pymes sostenibles en loambiental, social y financiero.

Rojas insiste que Costa Rica es un país que se cotiza en el mundo por la sostenibilidad y riqueza natural que representa, y los turistas que vienen de visita buscan productos y servicios amigables con el medio ambiente, innovadores y con identidad.

Para ella, los productos y servicios diferenciados –que opten por lo ambiental, social e innovador– son el futuro. Además, tendrán más oportunidades en el mercado nacional e internacional si están certificados en comercio justo.

El comercio justo es promovido por varias organizaciones no gubernamentales, por las Naciones Unidas y por los movimientos sociales y políticos (como el pacifismo y el ecologismo) para que exista una relación voluntaria y justa entre productores y consumidores.

Entre sus principios están: el rechazo a la explotación infantil, la igualdad entre hombres y mujeres, y que el precio que se paga a los productores permite condiciones de vida dignas.

Las pequeñas y medianas empresas pueden iniciar este proceso de transformación con la asesoría, capacitación y financiamiento que ofrece Fundecooperación.

En el caso de la capacitación se pueden aprovechar las actividades de formación enfocadas en cambio climático (adaptación, mitigación y compensación), agricultura orgánica, agricultura climáticamente inteligente, eficiencia energética, y manejo de residuos, entre otros.

Esta posibilidad educativa se ofrece como una facilidad para prepararse para la transición y, adicionalmente, se brinda financiamiento para implementar este tipo de medidas.