Cada platillo de esta empresa indica su fecha de vencimiento y se entregan en Alajuela, Heredia, Sabana, Santa Ana, Escazú y San Pedro.

Por: Joanna Nelson Ulloa 18 marzo, 2016
Marianela González propietaria de Pimiento Rosa, no se imaginó que su disfrute por cocinar y compartir lo que hacía en redes sociales, la llevaría a plantearse seriamente la creación de un negocio que hasta el momento es un éxito.
Marianela González propietaria de Pimiento Rosa, no se imaginó que su disfrute por cocinar y compartir lo que hacía en redes sociales, la llevaría a plantearse seriamente la creación de un negocio que hasta el momento es un éxito.

Lo que empezó casi como un juego, es hoy en día un negocio que tiene semanalmente 100 clientes activos. Pimiento Rosa es una empresa que ofrece comidas preparadas con la promesa de tener buen sabor y las cantidades adecuadas para un estilo de vida saludable.

Marianela González, una joven ingeniera en tecnología de alimentos, es la dueña de la idea que comparte junto a su trabajo como coordinadora de de Inocuidad y Resposabilidad Social de una conocida cadena de restaurantes.

Fue ella quien durante las noches, compartía econ sus amistades en redes sociales las fotografías de lo que cocinaba diariamente. Y fue así como comenzaron a escribirle en son de broma y en luego en serio muchas personas.

El servicio de comidas preparadas de Pimiento Rosa puede utilizarse de forma sencilla: solo hay que llenar un formulario con el pedido, se envía por correo y los lunes se reciben en su casa o en su oficina. Puede pagarse en efectivo o por transferencia.
El servicio de comidas preparadas de Pimiento Rosa puede utilizarse de forma sencilla: solo hay que llenar un formulario con el pedido, se envía por correo y los lunes se reciben en su casa o en su oficina. Puede pagarse en efectivo o por transferencia.

"Para mi cocinar siempre ha sido una pasión y quienes escribían me decían 'no te sobró algo para llevar de almuerzo mañana', o, 'si te compro los ingredientes no me podés cocinar algo'. Así comencé a pensar en la posibilidad de ofrecer un servicio cuyo mayor objetivo es facilitarle la vida a la gente", cuenta González.

Como contaba con un trabajo fijo de lunes a viernes, no pensó en ofrecer nada diario porque dejar su trabajo no era una opción. "Pensé en que podía cocinar los domingos y hacer entregas los lunes, entonces publiqué en mi cuenta personal de Facebook si habia alguien interesado", agrega González.

Pimiento Rosa ofrece aparte de desayunos y almuerzos, meriendas y un menú especial
Pimiento Rosa ofrece aparte de desayunos y almuerzos, meriendas y un menú especial "Fitness" para quienes entrenan y requieren una alimentación especial.

Así surgió esta empresa, que hoy cuenta con 7 colaboradores, la mayoría familiares de Marianela junto a dos cocineras que los fines de semana sacan adelante la tarea.

En crecimiento

Los primeros pasos formales incluyeron en pensar el nombre, hacer el logo, desarrollar una marca para reclutar interesados.

"Costó mucho decidir el nombre, pasaba noches pensando, porque quería que fuera algo que me describiera un poco. Quería que dijera que incluía no sólo lo rico, ni lo picante sino también el amor que le metíamos a la cocina", afirmó.

Al mismo tiempo se trabajó la parte de diseño gráfico para dar vida a un logo y a una identidad. "Son muichas cosas de las que uno tiene desconocimiento, pero hay otras como los cursos de contabilidad de la Universidad que no interesan y que uno no sabe lo útil que pueden ser en el futuro".

Una vez con las herramientas básicas comenzó el trabajo y el resto son muchos clientes agradecidos por la forma en que Pimiento Rosa les facilita la vida.

Lo primero fue decidir los menúes. Después siguió el envío ya fuera a través del perfil en Facebook o por correo. Las primeras entregas se realizaron en Alajuela, cerca de la casa de los padres de González quienes no sólo pusieron inicialmente su cocina, sino que además ambos la han apoyado con trabajo, tiempo y con el financiamiento inicial para el negocio.

"Al principio teníamos solo 20 clientes, actualmente atendemos casi a 100 y en la base de datos tenemos 800 personas registradas muchas de las cuales son clientes ocasiones", afirma González.

El objetivo inicial de esta joven era suplir una necesidad de alimentación, pensando siempre en que fuera más saludable para todas aquellas personas que no sabían cocinar, que no les gustaba o que no tenían tiempo para hacerlo.

"Esto llega también en un momento en que comencé a entrenar más fuerte, a cambiar mi alimentación. Luego me pasé a hacer Crossfit y mis necesidades de alimentación fueron cambiando demasiado. Ese cambio de alimentación y ese camino personal de volverme más saludable hizo que fuera convirtiendo la empresa en lo mismo", dijo.

Pimiento Rosa ofrece un método muy sencillo de atención. Solamente hay que escribirles al correo info@pimientorosacr.com o al inbox en Facebook para que reciban el menú de la siguiente semana. Para responder tienen entre miércoles y sábado.

Ahí eligen las porciones que necesitan por día, por ejemplo: un carbohidrato y dos proteínas. Actualmente ofrecen meriendas, batidos, desayunos y almuerzos que indican hasta la fecha en que estarán en buen estado para ser consumidos, pero no contienen preservantes.

Luego se envía el correo y se indica el costo. Puede cancelar vía transferencia electrónica o en efectivo y el lunes siguiente recibirá los platillos encargados en su oficina o en su casa. El servicio express llega a Heredia, Escazu, Santa Ana, Alajuela? San José y la zona este.

Para las próximas semanas esperan poder hacer el lanzamiento de una aplicación que les permita a las personas hacer sus pedidos desde sus propios teléfonos.