En el evento -efectuado en la Universidad Creativa, en Zapote- participaron 30 personas, quienes recibieron mentoría en diversas disciplinas.

Por: Joanna Nelson Ulloa 12 diciembre, 2016
En esta edición especializada se formaron cinco equipos: tres del campo de los videojuegos y dos del área de producción audiovisual.
En esta edición especializada se formaron cinco equipos: tres del campo de los videojuegos y dos del área de producción audiovisual.

Este fin de semana se llevó a cabo la novena edición del Startup Weekend Costa Rica, que en esta ocasión se especializó en el área de los videojuegos y producción audiovisual.

En el evento de 54 horas -en el que se crean startups- participaron alrededor de 30 personas y se formaron cinco equipos: tres del campo de los videojuegos y dos del ámbito de la producción audiovisual.

Juan Diego Jaén, organizador de la actividad, expresó que decidieron desarrollar una edición dedicada a estas disciplinas debido a que han investigado y se percataron de cómo esta industria ha venido creciendo en el país.

Dungeon Night Out es un planteamiento de un videojuego en aplicación, que incentiva que las personas puedan interactuar entre ellas por medio de retos.
Dungeon Night Out es un planteamiento de un videojuego en aplicación, que incentiva que las personas puedan interactuar entre ellas por medio de retos.

"La experiencia fue bastante rica. Justamente uno de nuestros objetivos en Startup Weekend es fortalecer esta comunidad y realmente crear nuevas experiencias para ellos", subrayó Jaén.

Ganadores
Firefly obtuvo el segundo lugar con la propuesta de un videojuego educativo, que promueve la sostenibilidad.
Firefly obtuvo el segundo lugar con la propuesta de un videojuego educativo, que promueve la sostenibilidad.

En esta oportunidad, al haberse formado menos equipos, se premiaron únicamente los dos primeros lugares.

El primer puesto le correspondió a Dungeon Night Out, que propone la creación de un videojuego que funciona como una aplicación para incentivar que los grupos de amigos puedan interactuar más entre sí (que salgan juntos a diversos lugares) y entretenerse a la vez.

El videojuego generaría retos que los participantes deben cumplir y por medio de los cuales disfrutarían nuevas experiencias. Por ejemplo, ir a un restaurante y comer cierta cantidad de alimentos entre todos y pasar un buen rato; o visitar un parque y desempeñar alguna tarea.

A medida que se cumplen los desafíos, se avanza en las diversas etapas del juego.

La segunda posición fue para el proyecto Firefly, una idea de un videojuego que plantea la historia del desarrollo de una luciérnaga en un mundo contaminado. El factor diferenciador de la iniciativa es educar en el tema de sostenibilidad.

Durante el encuentro, mentores del sector de videojuegos, producción audiovisual, ventas y negocios asesoraron a los participantes.

El jurado estuvo integrado por Juan José Valerio, de Programa Semilla; Vivian Arias, de Coopeservidores; y Yulissa Walters, de Hulihealth.

EF 20 aniversario