La iniciativa trabaja especialmente en asentamientos informales de diferentes partes del país.

Por: Joanna Nelson Ulloa 1 diciembre, 2015
Esta es la comunidad de Los Guido, en Desamparados, donde se acondicionó una parada y un microparque.
Esta es la comunidad de Los Guido, en Desamparados, donde se acondicionó una parada y un microparque.

En el año 2013 un grupo de estudiantes de la carrera de arquitectura de la Universidad de Costa Rica (UCR) matricularon los cursos formulación y gestión de proyectos 1 y 2, en los que debían identificar las necesidades de los pobladores de asentamientos informales del país —conocidos como precarios— y generar mejoras en sus estructuras.

La iniciativa caló en ellos de tal manera que quisieron continuar luego de concluir las materias y decidieron fundar en setiembre del 2014 el emprendimiento social Proyectos Semilla, una asociación que reinventa —a través del diseño y arquitectura— los espacios públicos de las comunidades con el apoyo de sus propios pobladores.

“Nos dedicamos a la arquitectura social comunitaria, es una arquitectura inclusiva, que parte de las necesidades reales de las personas”, explicó Daniela Calderón Monge, cofundadora de la iniciativa, quien fue galardonada este año con el premio Yo Creo.

En El Erizo de Alajuela se restauraron las gradas de la comunidad y se pintaron.
En El Erizo de Alajuela se restauraron las gradas de la comunidad y se pintaron.

Hoy se alían con la academia, con otras organizaciones sociales, con instituciones públicas y con empresas privadas interesadas en mejorar las condiciones de vida de estos asentamientos y de otras zonas del país.

El fin de la iniciativa no es decirles a los pobladores cómo hacer las cosas, más bien escuchar su criterio y, a partir de allí, trabajar.

Así lucían las gradas de la comunidad de El Erizo, en Alajuela. Hoy están pintadas de azul (ver imagen anterior).
Así lucían las gradas de la comunidad de El Erizo, en Alajuela. Hoy están pintadas de azul (ver imagen anterior).

En el emprendimiento no solo laboran arquitectos, también lo hacen profesionales de diferentes disciplinas como economistas, ingenieros, una abogada, una psicóloga, entre otros.

Comunidades en las que han participado

Durante sus cursos universitarios debieron trabajar en varias poblaciones: en El Erizo de Alajuela; en Alajuelita (en tres zonas: Juan Pablo Segundo, Pocosol y La Deportiva); en Los Guido de Desamparados; y en San Vicente de Tres Ríos.

En Caño Negro, de Alajuela, se está edificando un rancho comunitario.
En Caño Negro, de Alajuela, se está edificando un rancho comunitario.

En El Erizo, uno de los proyectos que se apoyó fue la reconstrucción de las gradas —que se encontraban en malas condiciones y que conectan a la plaza comunal— y pintarlas de azul, lo que cambió la imagen del sitio (ver imágenes de antes y después).

En el caso de Los Guido de Desamparados —en el sector tres— se habilitó una parada de buses y se construyó un huerto urbano (un microparque).

En San Vicente de Tres Ríos se mejoraron las gradas por las que deben transitar los vecinos.

Daniela Calderón Monge es egresada de la licenciatura en Arquitectura de la UCR y cofundó Proyectos Semilla. Este año fue galardonada con el premio Yo Creo.
Daniela Calderón Monge es egresada de la licenciatura en Arquitectura de la UCR y cofundó Proyectos Semilla. Este año fue galardonada con el premio Yo Creo.

En las comunidades de Alajuelita se abordó la temática ambiental, se dieron talleres de manejo de residuos y se habilitó un contenedor de desechos.

El material que se recoge se le da a la escuela de la zona, que procede a venderlo y así obtener ingresos adicionales.

Otro proyecto que se está respaldando está en Los Ángeles de Patarrá, sitio en el que se está construyendo un salón comunal para que los vecinos puedan reunirse.

Por otro lado, junto con una empresa privada, están trabajando en el Colegio Técnico Profesional de Pococí, en la habilitación de un espacio complementario al comedor.

En este momento el proyecto se encuentra en la etapa de trámites y papeleo para empezar a construir el próximo año.

El emprendimiento tuvo la oportunidad de salir del país en marzo de este año para contribuir con un asentamiento informal en Colombia, denominado Caracolí, en el que se ayudó a montar una huerta urbana.

Además, intercambiaron experiencias con los líderes comunales.

Los 18 integrantes de este emprendimiento social no descansan en su afán por apoyar a más comunidades a mejorar sus espacios físicos y esperan el otro año participar en un proyecto en Cieneguita de Limón.

¿Quiere involucrarse en el emprendimiento Proyectos Semilla?

Si le interesa participar, puede escribir a colectivosemillascr@gmail.com, o llamar al 8318-9038.

También puede visitar el sitio web www.sincroniascomunitarias.org.