PROYECTO LA PECERA 3.0

Académicos y empresarios plantean creación de comunidad emprendedora

La iniciativa cuenta con el respaldo de la UCR, Camtic, de Cacia y de la Fundación Omar Dengo; el gobierno también ha mostrado interés en el tema.


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Un grupo de académicos y empresarios están desarrollando un proyecto que pretende reunir en un mismo sitio a diferentes sectores empresariales (incluidas las pymes) e institucionales con el fin de establecer una "comunidad emprendedora".

El proyecto se denomina La Pecera 3.0 y consistirá en un espacio físico que congregaría -como inquilinos- a alrededor de 800 personas de industrias creativas; empresas tecnológicas; servicios de alto valor agregado; fondos de inversión; incubadoras  de empresas; y representantes de algunos ministerios del gobierno.

Asimismo, se reuniría a organizaciones no gubernamentales (ONG) desarrolladoras de propiedad intelectual, laboratorios y proyectos innovadores de las universidades, entre otros.  

La iniciativa, que se nutre de distintas áreas,  fue redactada por Luis Alonso Jiménez Silva, director de  la Agencia Universitaria para la Gestión de Emprendimiento (AUGE) de la Universidad de Costa Rica (UCR), y por Carlos Mora de la Orden, director de Capitales.com

Según el documento, el proyecto cuenta con la aprobación de la Fundación Omar Dengo, de la UCR, de la Cámara de Tecnologías de Información y Comunicación (Camtic) y de la Cámara Costarricense de Industria Alimentaria (Cacia).

Dos sedes y laboratorios

El propósito es generar facilidades y propiciar ventajas competitivas.

"La idea es que en ese ecosistema urbano, enfocado hacia la innovación, también se localicen empresas que están naciendo, empresas de emprendedores y pymes de alto crecimiento. La masa crítica del ecosistema son las empresas en formación y las ya creadas", dijo Jiménez, director de AUGE.

Agregó que la iniciativa contempla el establecimiento de diferentes tipos de laboratorios: para la inteligencia competitiva; para la protección de propiedad intelectual; para la evaluación de prototipos y de índole creativo para el impulso de la innovación.

Estos laboratorios estarán abiertos a brindar soporte a las empresas y a la comunidad. También se contempla la existencia de oficinas de ventanilla única, que permitirían agilizar trámites.

El plan es contar con un edificio en el Oeste y otro en el Este de la capital, que alberguen a las empresas y a los actores involucrados. La división por regiones se debe a que el Este cuenta con más centros educativos y pymes. Entre tanto, el sector Oeste es de carácter más corporativo.

De acuerdo con la propuesta, el inmueble del sector del Oeste se ubicaría en un área de la Finca Experimental Santa Ana, que tiene tres hectáreas y pertenece a la UCR.

El nombre La Pecera 3.0 se debe a que se pretende crear un "ecosistema" empresarial, todo en un mismo espacio, que fomente el desarrollo e innovación.

"El concepto es que en un ambiente más controlado, es más fácil construir lo que podríamos imaginarnos como el ecosistema ideal para la innovación. Es más fácil transformar un área pequeña como una pecera, que el país completo. Es como un prototipo de lo que debería ser el ecosistema funcionando", detalló Jiménez.

El funcionario aseguró que el Gobierno está interesado en el proyecto y se realizarán reuniones con las autoridades para explicarles mejor en qué consiste este. El financiamiento del proyecto se haría con el establecimiento de un fideicomiso.

"Levantaríamos un fideicomiso a partir del valor de la propiedad, construiríamos y, a través de los alquileres (a las empresas), pagar el préstamo y recuperar la inversión", manifestó.

El director mencionó que si el gobierno está interesado en brindar un apoyo económico están abiertos a escuchar sus propuestas.

Apoyo a pymes

Una de las ideas del proyecto es brindarle asesoría y capacitación a las pymes sobre diferentes temas en un mismo sitio, pues actualmente existen instituciones que realizan esta labor, pero de manera separada y a veces con duplicidad de funciones.

"La idea es que exista un lugar físico, no se trata de grandes inversiones, donde existan gestores que puedan canalizar al pequeño empresario hacia las diferentes instituciones, que pueda hablar su idioma y encaminarlo a la institución que más le conviene", explicó José Manuel Hernando, presidente de Cacia.

Agregó que el pequeño empresario podrá ver "en una vitrina" cuáles son las alternativas que más le convienen. Según Hernando, no se trata de crear nuevas instituciones, sino de que haya una cooperación pública-privada.

Recientemente, Cacia le solicitó al vicepresidente Helio Fallas convocar a un comité para que la iniciativa se ponga en práctica.