A través de Procomer, las pymes tienen la posibilidad de diagnosticar su condición y comenzar un proceso dirigido a la internacionalización

Por: Joanna Nelson Ulloa 5 agosto, 2016
Procomer acompaña y asesora empresas para que puedan subir su nivel de producción y así concretar encadenamientos y prepararse para exportar.
Procomer acompaña y asesora empresas para que puedan subir su nivel de producción y así concretar encadenamientos y prepararse para exportar.

Si su empresa quiere seguir creciendo con el objetivo principal de exportar, el encadenamiento productivo se convierte en una herramienta que le facilitará alcanzar este objetivo.

Este proceso puede hacerlo con el acompañamiento de la Promotora de Comercio Exterior (PROCOMER), quien tiene un departamento de Encadenamientos para la Exportación dirigido a brindar soporte a las empresas, que previo diagnóstico, están ya en capacidad para vender a empresas más grandes dentro y fuera del país.

Para Pedro Beirute, Gerente General de Procomer, explica que los encadenamientos generan un doble valor un servicio a las multinacionales que hacen que Costa Rica sea más competitivo e interesante para invertir.

"Si esa multinacional llega a tener una red local de proveedores se anima a invertir más en el país. Además, esto permite ir fogueando a las empresas pymes para que lleguen en algún momento a exportar", agregó.

Las pymes que logran insertarse en un encadenamiento se exponen a mayores estándares sofisticación y profesionalismo. "Eso son los dos motivos porque apostamos por los encadenamientos son nuestro semillero de empresas exportadoras".

¿Qué hacer?

Rolando Dobles, Director de Encadenamientos para la Exportación, en PROCOMER, comenta que el objetivo es subirle el nivel a las empresas nacionales para ponerlas a competir al mismo nivel de las foráneas.

Normalmente Procomer visita empresas y se hacen de 200 a 250 visitas en el año, para aplicarles un diagnóstico que permite conocer en que punto se encuentra la empresa si ha exportado o desea exportar, a quien le ha vendido, si ha tenido contacto con el gobierno o con empresas nacionales. Pero si no están dentro de ese listado, pueden simplemente acercarse a la institución.

Los cinco pilares de diagnóstico, que aplican son:

  1. Calidad sistema o certificación
  2. Innovación como se maneja
  3. Gestión quien se encarga de lo administrativo
  4. Comercial seguimiento a clientes venta post venta
  5. Abierto a temas de colaboración eso permite terminar si quiere trabajar cluster consorcio o con entes de investigación
"Los encadenamientos son una exportación indirecta. Las empresas que se interesan tienen que saber cómo costear una certificación, de programas de financiamientos, conocer al detalle el tema de servicios un ejemplo pueden ser los análisis microbiológicos, etc", dijo Dobles.

Luego del diágnostico también se hace una visita para poder conocer las instalaciones y obtener datos de geolocalizacion, como cantón, de índice de desarrollo humano, etc.

"La mayoría si busca dar el salto pero hay casos en que se quedan y ahora más recientemente encontramos casos de empresas empresas fundadas por ex funcionarios de multinacionales, que no se quedaron como consultores crearon una empresa y tienen una base que les permite entender la calidad del servicio que requieren dar", añadió Dobles.

Si su meta es exportar, acérquese. El encadenamiento es una via de maduración, si hay perserverancia podrá darse el crecimiento y su empresa podrá exportar con éxito.