Es importante realizar un estudio de mercado, para determinar si el negocio tendrá clientes suficientes.

Por: Joanna Nelson Ulloa 30 septiembre, 2014
Antes de renunciar a su trabajo, es fundamental que tenga listo el modelo y plan de negocios de su nueva empresa.
Antes de renunciar a su trabajo, es fundamental que tenga listo el modelo y plan de negocios de su nueva empresa.

La decisión ya está tomada, nadie lo va a hacer cambiar de opinión. Usted va a renunciar a su trabajo pues se le ocurrió una excelente idea de negocios, que está convencido va a tener todo el éxito del mundo.

Usted desea ser independiente y dejar de ser un ‘subordinado’, que solo recibe órdenes. Quiere ser el líder de su propia empresa.

Pero, ¿ya tiene listo su modelo de negocios? ¿Cuenta con un presupuesto para enfrentar los gastos que tendrá la empresa? ¿Sabe cómo se va a mantener? ¿Realmente está preparado?

Hay una serie de elementos que deben estructurarse antes de dar el paso de dejarlo todo por ese negocio soñado.

Aspectos esenciales

Paola Mora Vargas, gerenta general de Pymes de Costa Rica, manifestó que antes de iniciar un negocio se deben tener tres elementos clave: claridad del modelo de negocios, un plan de negocios y un flujo de caja proyectado de al menos un año, que le permita estar preparado para solventar los meses en los que la empresa no va a generar ganancias. En torno al último aspecto, es relevante que tenga muy claro cómo va a mantenerse mientras la empresa despega.

“Esos son los puntos clave que un emprendedor tiene que tener claros antes de renunciar. Si no tienen claridad en eso, es como lanzarse al vacío sin paracaídas”, advirtió la gerenta.

El modelo de negocios es el mapa o esquema general de cómo va a funcionar la empresa y cómo va a ganar dinero.

Según Mora, está compuesto de lo siguiente: segmento de mercado, propuesta de valor, relación con los clientes, canales de comunicación, la estructura o mecanismo de ingresos, actividades claves, recursos claves, asociaciones claves y estructura de costos.

Por su parte, el plan de negocios es un documento más estructurado que justifica de manera amplia el funcionamiento de la empresa y cómo se van a realizar las diferentes tareas.

El modelo de negocios y el plan de negocios se complementan entre sí.

En este proceso, puede buscar asesoría de algún emprendedor o de alguien que le ayude a definir mejor su proyecto.

Gustavo Rodríguez Fernández, consultor del Centro de Incubación de Empresas del Instituto Tecnológico de Costa Rica (CIE-TEC), recordó que toda pyme debe contar con una serie de requisitos legales antes de iniciar: patente, permiso de salud, inscripción en la Dirección General de Tributación, ante la Caja Costarricense de Seguro Social, entre otros.

Rodríguez también mencionó que es importante tener claras las opciones de financiamiento con las que podría contar la empresa ante cualquier eventualidad.

Pasión y mercado

Si decide dejarlo todo por su nueva empresa, esté seguro de que realmente sea algo que ame y que exista el mercado para el desarrollo de ese negocio.

“No porque yo sea buena en la organización de eventos y tenga mucha experiencia, me voy a ‘tirar’ a una empresa de organización de fiestas y eventos corporativos, sin saber si hay gente que está dispuesta a pagar por eso”, ilustró Mora.

Por este motivo, debe haber una investigación previa de mercado.

Mora recomendó haber cumplido con todos los trámites que debe asumir un negocio (tener el modelo de negocios, el plan de negocios, haber sacado permisos) antes de renunciar al trabajo.

No todo será color rosa

No pretendemos desmotivarle, ni echarle hacia atrás. Pero, sepa que la etapa inicial del negocio tiende a ser la más difícil.

Por ello, debe prepararse financiera y psicológicamente.

“Los primeros meses van a ser muy frustrantes, tiene que darse a conocer. Hay que aceptar que tener una empresa no es sencillo. Se ocupan permisos, hay que pagar impuestos”, recordó Mora.

Además, es natural que la empresa empiece con pérdidas.

Según la experiencia de Mora, es hasta el quinto año que el negocio se estabiliza. Pero, los primeros tres años, generalmente se tienen pérdidas.

También prepárese para oír comentarios negativos, incluso de sus familiares: “Es muy arriesgado”, “no va a funcionar”, “quédese donde está”, son algunas de las frases que de seguro va a escuchar.

Pero, además, recuerde que el mercado es cambiante.

“Si se elaboró un buen plan de negocios y se realizaron varios escenarios financieros, se debe estar preparado para el comportamiento de ese mercado (previamente bien estudiado), de lo contrario las expectativas podrían generar frustración al no cumplirse las metas de ventas y especialmente los gastos no contemplados en un inicio”, dijo Gustavo Rodríguez, consultor del CIE-TEC.

La preparación, investigación, perseverancia, buen servicio al cliente y su determinación harán que su negocio alcance el éxito deseado.